Documento sin título

Noticias

Untitled Document
Agenda
Eventos anteriores
Doctorado Honoris Causa a Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia


El pasado 8 de abril la Universidad de Buenos Aires entregó al Lic. Alvaro García Linera, Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, el título de Doctor Honoris Causa, una distinción propuesta por la Facultad de Ciencias Sociales de esta universidad, a la que se sumó la Facultad de Filosofía y Letras. El mandatario agradeció "como un colega, que eventualmente es vicepresidente de Bolivia". "Me defino como un profesor, y ese es el oficio que continuaré ejerciendo cuando termine la gestión", aseguró, y destacó el hecho de que su Honoris Causa provenga una universidad pública. "En tiempos en que hay un esfuerzo por devaluar, denigrar y escamotear la universidad pública, me honra especialmente el reconocimiento de una de las estructuras de construcción de lo público, lo colectivo, lo común", expresó, y llamó a "relanzar un proyecto de fortalecimiento de nuestras universidades públicas a nivel continental".

 

Linera

 

En el estrado, en el que se lucían las banderas argentina, boliviana y la de los pueblos originarios, acompañaron al Lic. García Linera la vicerrectora de la Universidad de Buenos Aires, Beatriz Guglielmotti, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Sergio Caletti, el decano de la Facultad de Filosofía y Letras, Hugo Trinchero, la embajadora del Estado Plurinacional de Bolivia, Leonor Arauco Lemaitre, la secretaria académica de la Facultad de Derecho, Silvia Nonna, y el profesor de Ciencias Políticas Mario Toer, quien pronunció el elogio académico previo a la entrega del Honoris Causa. Estuvieron presentes entre el público funcionarios del gobierno nacional, de la Universidad de Buenos Aires y de otras universidades, legisladores y representantes de organizaciones sociales y políticas.


"Aun considerando que el otorgamiento de este título no es un hecho usual, en esta ocasión se trata de un acontecimiento más extraordinario. Estamos reconociendo un trabajo de condensación, síntesis y reflexión muy poco frecuente", destacó Toer. "La práctica de Alvaro García Linera siempre estuvo entrelazada y enriquecida por el compromiso social. La indagación en el propio terreno de los procesos sociales, con la toma de partido. Esto no se debe a una mera complementación de vocaciones. Se desprende de una concepción de la práctica inherente a la producción de conocimiento".


"La obra de Alvaro García Linera es una permanente invitación a que debatamos el sentido de la producción de conocimiento en las ciencias sociales", marcó también el politólogo. "La Universidad de Buenos Aires otorga este Doctorado Honoris Causa porque está reconociendo una trayectoria en la que la inteligencia recorre múltiples disciplinas, dándole consistencia y profundidad a un compromiso".


"Este ciudadano ha tenido dos amores de referencia en su vida: las matemáticas y las ciencias sociales, pero sobre todo las segundas", puntualizó a su turno García Linera. "Un reconocimiento del ámbito de la creación del pensamiento social es para mí un gran honor. El hecho de que sea en la Argentina, es un doble honor: en Latinoamérica toda una generación de intelectuales, activistas y políticos, en la que me incluyo, ha construido su pensamiento y su reflexión a partir de la producción de una generación de intelectuales argentinos que en los 60', '70 y '80 han marcado época y huella en el continente. Así es que hoy, de alguna manera, me siento frente a mis profesores".


"Asumo este como el reconocimiento a una solución práctica para una aprente dicotomía: la que supuestamente existe entre el pensamiento y el hacer, entre la reflexión y el compromiso, entre actuar con la razón y hacerlo con la pasión", continuó el vicepresidente boliviano. "Es una dicotomía falsa: no puede haber una razón aguda sin un apasionamiento que mueva las fuerzas más íntimas de las personas. Y aún los que creen que es posible reflexionar sin comprometerse, hacen un tipo de compromiso".


"Asumo entonces este Honoris Causa como un reconocimiento no sólo a la experiencia personal de alguien que siempre buscó las armas de la razón para emplear mejor su pasión, sino a una experiencia colectiva que hoy es patrimonio de Latinoamérica. Es el reconocimiento a un grupo de hombres y mujeres que se comprometen con el conocer sin abandonar el compromiso con el transformar", finalizó el vicepresidente.

Linera

 

Conferencia magistral ante una multitud

 

Por la tarde, ante un auditorio de más de 1300 personas, el vicepresidente del Estado plurinacional de Bolivia ofreció una Conferencia Magistral en el Aula Magna de la Facultad de Derecho. Allí señaló los lineamientos para pensar al Estado Moderno y su transformación a la luz del proceso que ha vivido su propio país, e instó a América Latina a continuar con las transformaciones  iniciadas en el territorio. “El reto es de ustedes”, aseguró.

Ante un auditorio compuesto por profesores y estudiantes de las Facultades de Ciencias Sociales y Filosofía y Letras, miembros de organizaciones sociales y sindicales, diputados, representantes diplomáticos, miembros de la comunidad boliviana y Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, y con un marco de constantes aplausos y cánticos, García Linera tomó la palabra agradeciendo especialmente a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo: “de ustedes sacamos la energía para hacer lo que hacemos”, les dijo.

 

 

Linera

 

 

En el inicio de su intervención, el mandatario se propuso “brindar los elementos académicos que den cuenta de mis compromisos y pasiones sociales: Bolivia, Evo Morales, el movimiento indígena”. Para ello desarrolló la noción de Estado, recorriendo autores clásicos como Marx, Weber, Lenin y Gramsci, y contemporáneos como Wallerstein, Bourdieu y Foucault. Luego pasó a detallar cronológicamente los principales sucesos vividos en Bolivia desde el año 2000, para llegar así a abordar el Estado “en sus instancias revolucionarias y sus efectos por fuera de él”. 

“Bolivia ahora reivindica lo que hemos llamado el Estado Plurinacional, que supone la convivencia, por momentos contradictoria, entre el monopolio del Estado como lugar de administración y burocracia y la participación democrática de los movimientos sociales”, definió. “La contradicción entre concentración de decisiones y democratización de decisiones tiene que vivirse en un horizonte largo, el Estado debe ser un administrador de lo público y no el monopolio de lo público”.

 

 

Linera

 

 

En la misma línea, expresó que “el Estado Plurinacional debe recoger los ámbitos de la modernidad, en ciencia y tecnología, pero rescatando los ámbitos de lo comunitario en gestión” y que “el socialismo es una obra de las masas”. Resaltó además que su tarea es la de “apuntar, fomentar y apoyar a Evo, pero la obra es el resultado de los propios ciudadanos” para “encontrar una vía democrática hacia un socialismo de raíces indígenas”.

Finalmente, aseguró que “cualquier alternativa post capitalista es imposible a nivel local, un socialismo que supere las contradicciones de la sociedad tiene que ser una obra universal” para concluir en una convocatoria concreta: “Bolivia sola no va a poder, el movimiento de los pueblos es nuestra victoria, el pueblo boliviano ha hecho su contribución, ahora les toca a ustedes hacer las mismas cosas o mejores que nosotros, asumir la posibilidad de construir otro mundo, un mundo distinto: el reto es de ustedes.”