INIBI | INDICE

Introducción al volumen I, 2000

La situación argentina respecto del control bibliográfico nacional, tanto general como especializado, dista mucho de ser medianamente aceptable. En el campo especializado en Humanidades y Ciencias Sociales el panorama se presenta caótico, dado que el investigador no cuenta con herramientas bibliográficas que cubran exhaustivamente la producción nacional.
Si bien la Cámara Argentina del Libro, a través del registro de las monografías a las que les ha asignado el ISBN, da cuenta de una buena porción de los libros argentinos, no tenemos en nuestro país un servicio de indización que analice in extenso los artículos de las publicaciones periódicas ni de los libros a cuyo contenido contribuyen varios autores. El investigador debe recurrir a repertorios extranjeros que sólo indexan una porción de la producción de nuestro país. Por esto, gran parte de los resultados de investigaciones originales tienen una difusión limitada al estrecho núcleo de los especialistas que acceden a la revista que publica esos aportes.
Este índice se propone remediar en parte esta situación, dado que analiza los contenidos de las revistas especializadas que publica la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, y también registra su producción monográfica.
El período cubierto abarca el año 1998 y cierra el 30 de junio de 1999. Se ha hecho una excepción con aquellos títulos que han cesado o se han retrasado en su aparición, porque se indexa el último número publicado aunque este quede fuera del lapso considerado.
Están por lo tanto representadas todas las carreras, salvo la de Edición que, por el momento, no tiene publicaciones con el sello editorial de la Facultad. En esta base de datos no se han incluido las fichas de cátedra por considerarlas recursos docentes antes que medios de difusión de las investigaciones.
Aunque se espera que en el futuro la presentación de las revistas especializadas de esta casa de estudios sea más uniforme, en el momento en que se decidió emprender el trabajo había cierta disparidad. Es por eso que algunos registros incluyen resúmenes y otros no; esto depende del diseño editorial de cada título: cuando las normas de la publicación los han exigido, siempre se han reproducido.
La descripción bibliográfica contiene la información necesaria para identificar con precisión los trabajos analizados.
Para la inclusión hemos contado con la colaboración de la Prosecretaría de Publicaciones y de la Oficina de Publicaciones de la Facultad de Filosofía y Letras. Si el usuario de este índice no encuentra alguna obra que debería haberse incluido en el período cubierto se debe, simplemente, a la dificultad de controlar las coediciones de la Facultad con editoriales comerciales. De todos modos, es importante que hagan llegar esos datos al Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas para que se incluyan en la próxima entrega del índice.
El párrafo anterior revela una voluntad de continuidad, aunque no se puede asegurar que esta pueda mantenerse, dado que todos los que hemos contribuido a la compilación de este índice lo hemos hecho en forma totalmente desinteresada, trabajando a destajo y sacando horas al ocio o a la familia. Pedir este tipo de colaboración se puede intentar una vez con buenos resultados, en la segunda oportunidad algunos integrantes permanecerán y otros no; quienes ingresen deberán ser nuevamente instruidos y controlados minuciosamente. La alta tasa de rotación, que de por sí conlleva un proyecto bibliográfico no remunerado para poder mantenerse en el tiempo, es uno de los inconvenientes más arduos para aquellos que los proyectan y dirigen. Es por esto que no se desea formular promesas ni asumir compromisos que quizás no puedan cumplirse. Simplemente, este repertorio intenta demostrar que es posible hacerlo técnica y profesionalmente. Continuarlo depende de una decisión política y de una comprensión cabal del papel que este tipo de herramientas representa en el proceso de transferencia de la información especializada.
Se ha dejado para el final de esta breve introducción la mención explícita de reconocimiento a las personas que han trabajado arduamente y con total desinterés en la elaboración de este repertorio. Los investigadores, los estudiantes, los profesores y todos aquellos interesados por las materias que cubre esta obra podrán sacar provecho de la misma, al menos para saber que, contra viento y marea, en la Argentina se sigue investigando y publicando en el área de las Humanidades y las Ciencias Sociales. Sin embargo, quizás no piensen en todas las personas que mancomunaron sus esfuerzos para lograr este producto, en las discusiones alrededor de ciertos aspectos que, vistos desde afuera pueden parecer nimios: la terminología, el formato de las citas, la tecnología más apropiada para la presentación, las opciones de búsqueda y de recuperación, los controles para evitar inconsistencias... el aliento y el desaliento, el interés y el desinterés, la confianza y la indiferencia. Ningún bibliógrafo trabaja buscando el agradecimiento y sabe que, cuanto más fácil de usar es su obra más difícil ha sido compilarla y que, además, es altamente improbable que el usuario se dé cuenta de esto. Sin embargo, a todos los guía las palabras de un maestro, José Toribio Medina: “...la leyenda bíblica quiere que el trabajo se hubiera impuesto al hombre como una pena; pero si fue castigo, yo diría que procedió de un padre cariñoso que, en medio de ella y como para mitigarla, hasta hacerla olvidar, puso como finalidad las dulzuras de la propia satisfacción al cumplirla. Loemos, pues, al trabajo y la constancia en él, que yo, por lo que a mí toca, quiero confiaros un secreto que espero sabréis guardarme, y es... que he trabajado mucho y me he cansado poco.” 

Susana Romanos de Tiratel

Directora

 

Introducción al volumen II, 2002

La rutina asegura la continuidad, eso es lo que sentimos todas las personas involucradas en la elaboración de este Índice... También que, cuando se pone inteligencia, voluntad y dedicación, las tareas pueden mejorarse con cada nueva entrega del producto.
La idea subyacente en nuestro primer volumen era que primero teníamos que hacerlo y luego, una vez apreciado y valorado, íbamos a conseguir apoyo institucional. Así, logramos que el grupo de voluntarios fuera reemplazado por una persona dedicada enteramente a la compilación del repertorio y a quien la Facultad de Filosofía y Letras le paga por hacer ese trabajo. Desde nuestra óptica, sentimos que la institución ha hecho suyo un proyecto que nació en el Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas; o sea, ni más ni menos, que nuestro hijo ha crecido y conquistado su pequeño lugar en la institución que nos cobija.
Mantener la continuidad de una empresa bibliográfica significa persistir, insistir y no darse nunca por vencidos en un país donde esas acciones parecen haber perdido su valor y su significado. También involucra confianza en la capacidad de quienes se comprometen más allá de sus estrictas obligaciones cotidianas.
Por todo esto, nos sentimos satisfechos y agradecemos tanto a la gestión anterior como al actual Prosecretario de Publicaciones, Profesor Jorge Panesi.
También estamos en deuda con Adela Di Bucchianico, graduada ejemplar, y colaboradora incansable y desinteresada que se encarga de la implementación técnica del CD-ROM.
Como sucede muy a menudo sólo el silencio ha sido la respuesta de la mayoría de nuestros usuarios, queremos pensar que no ha sido la indiferencia sino la satisfacción quien ha dictado esa conducta. Una vez más, les pedimos que no duden en hacernos llegar cualquier comentario que consideren pertinente, señalar errores u omisiones, marcar defectos o virtudes y, por qué no, sugerir cambios.
En todo lo demás, valen las indicaciones de la Introducción al volumen 1, salvo en el período cubierto: como el Índice... es acumulativo, el volumen 2 abarca del año 1998 al 2001. Quienes participamos en esta empresa conjunta somos todos egresados de esta casa de estudios, como tales, sólo deseamos devolver una pequeña parte de tanto que hemos recibido... esperamos haberlo logrado.

Susana Romanos de Tiratel, Directora
Graciela M. Giunti, Coordinadora

 
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES BIBLIOTECOLÓGICAS - INIBI. Puán 480, 4º piso, oficina 8. C1406CQJ Buenos Aires. Argentina. Teléfono (54 11) 4432-0606, interno 133. Correo-e: inibi@filo.uba.ar