Política de desarrollo de la colección

 
I.   Introducción



II.   Biblioteca del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas



III.  

Propósito de la Política de desarrollo de la colección y audiencia




IV.   Política de Desarrollo de la Colección
1.
  Misión y objetivos de la Biblioteca
2.
  Análisis de la comunidad
3.
  Política de selección
4.
  Temas que coleccionará la Biblioteca.
5.
  Formato, soporte y tipo de material

  5.1. Inéditos y manuscritos

  5.2. Copias múltiples
6.
  Lenguas
7.
  Colecciones especiales

  a. Colección de referencia

  b. Colección Sabor

  c. Colección de congresos nacionales

  d. Colección de folletos

  e. Colección de las publicaciones del Instituto

  f . Colección de tesis
8.
  Recursos electrónicos
9.
  Acceso a Internet
10.
  Posición sobre derecho de autor
11.
  Descarte y relegación a depósitos remotos/ traslados
12.
  Preservación y conservación
13.
  Actividades cooperativas
14.
  Aprobación y actualización de la PDC


I. Introducción

Los institutos de investigación pertenecientes a las diferentes Facultades de la Universidad de Buenos Aires son unidades académicas cuya finalidad es el desarrollo de la investigación y la formación de investigadores, dependen del Decano a los efectos administrativos y son coordinados por las respectivas Secretarías de Investigación.
 
Los Institutos de Investigación de la Facultad de Filosofía y Letras se rigen por la Resolución (CS) No. 2149/88 y No. 579/90, Reglamento de funcionamiento para los Institutos de Investigación de la Facultad de Filosofía y Letras. En sus 8 capítulos se refiere a: los Institutos, Directores de Institutos., organización de proyectos y programas, personal, personal administrativo, Junta Consultiva, relaciones con otras instituciones, publicaciones.
 
El Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas, INIBI, fue creado el 31 de julio de 1967 por Resolución del Consejo Superior 1200/67, impulsado por quien fuera su primera directora Josefa E. Sabor; contó con el apoyo inicial de la Unesco que le otorgó un subsidio para contratar investigadores y comprar material bibliográfico. Su denominación original fue Centro de Investigaciones Bibliotecológicas (CIB) y dependía del Rectorado de la Universidad de Buenos Aires. Esta situación se mantuvo hasta 1969, fecha en que el Rectorado consideró más conveniente su transferencia a la Facultad de Filosofía y Letras. El Centro fue trasladado con todos sus bienes y personal.
 
En 1996, por Resolución del Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras, pasó a constituirse en Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas, esta nueva situación le ha permitido una mayor autonomía y normalización.

 

II. Biblioteca del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas. INIBI

La Resolución de creación del Centro de Investigaciones Bibliotecológicas enumera 9 objetivos. Ellos son:

1. Llevar a cabo investigaciones en el campo de la Bibliotecología y la Documentación con el fin de establecer las bases para estructurar los servicios de información bibliográfica nacional en estrecha relación con los planes de desarrollo económico y social.

2. Reunir y estudiar los materiales bibliográficos de los campos de la Bibliotecología y la Documentación por una parte, y pedagógico, sociológico, económico, etc. por otra, en relación con los problemas bibliotecarios nacionales.

3. Estudiar la naturaleza, estructura y estado actual de los servicios bibliotecarios en el país, en todos sus niveles.

4. Determinar las existencias, organización, utilización y coordinación de los recursos bibliográficos y otros elementos de la documentación científica, técnica y humanística en las universidades, bibliotecas, centros y demás instituciones del saber, así como formular sugestiones para una mejor coordinación de esos recursos en el plano nacional y facilitar la necesaria transferencia de informaciones en el campo internacional.

5. Establecer, sobre los estudios mencionados, las bases que permitan iniciar las tareas para el planeamiento bibliotecario nacional.

6. Contribuir a los estudios que se realicen para una mejor información y capacitación de los bibliotecarios.

7. Participar en el examen, discusión y mejoramiento de la enseñanza de las técnicas y métodos de investigación bibliográficas en los distintos niveles de la enseñanza, particularmente en el universitario.

8. Propiciar y fomentar toda otra investigación en el campo de la Bibliotecología, especialmente en aquellos temas que sean de inmediata aplicación al mejoramiento y adaptación de los procedimientos técnicos y los servicios bibliotecarios y bibliográficos.

9. Coordinar sus propias tareas con las de las instituciones estatales y privadas interesadas en los mismos problemas y mantener relaciones con aquellas que realizan tareas similares en el extranjero.

Si bien el segundo objetivo no hace mención explícita a la creación de una biblioteca, enuncia el objetivo de "reunir y estudiar los materiales bibliográficos de los campos de la Bibliotecología y la Documentación por una parte, y pedagógica, sociológica, económica, etc. por otra, en relación con los problemas bibliotecarios nacionales". Según las especificaciones del apoyo recibido por la Unesco, parte de dicho subsidio, aproximadamente un 40 %, debía ser destinado a la compra de material bibliográfico. La colección formada por esta compra se mantuvo en el Centro durante el tiempo que el mismo dependió del Rectorado. Cuando en 1969 el Centro fue transferido a la Facultad de Filosofía y Letras este material bibliográfico fue trasladado a la Biblioteca Central y pasó a constituir la Sección Bibliotecología. (Resolución (CS) 86/1969). En dicha ocasión el Centro retuvo solamente aquellas obras que se referían a métodos de investigación o modelos de investigaciones. En el año 1981, bajo la Dirección del Prof. Emilio Ruiz y Blanco, se presentó el proyecto de creación de la Biblioteca del Centro (Expediente No. 849.557/1981), aprobado ese mismo año por el Decano Dr. Arturo Berenguer Carisomo. Menciona como objetivos la reunión de documentos del campo internacional referidos a la Bibliotecología y Documentación, dado que dicho material no se localizaba en otras instituciones y era necesario para investigaciones de Bibliotecología Comparada. Bajo la gestión del Prof. Omar Lino Benítez, la Biblioteca recibió la donación de dos colecciones particulares, la donación de la Prof. Josefa E. Sabor y la donación de la viuda del Prof. Emilio Ruiz y Blanco; y una colección de libros pertenecientes al Centro Lincoln. Durante la dirección de la Prof. Stella Maris Fernández la Biblioteca incrementó sus fondos con las compras centralizadas de publicaciones periódicas realizadas a través del SISBI, con material recibido por sus intercambios internacionales y con importantes donaciones de otros bibliotecarios argentinos, entre los que podemos mencionar a Roberto Juarroz, Luis Alberto Facelli, Eugenia Borgogno, Roberto Couture de Troismont, Susana Santos Gómez y Lydia Revello. En 1997 al asumir la dirección del Instituto la Prof. Susana Romanos, incluye en su plan de trabajo la reformulación de los objetivos institucionales sobre la base de las nuevas tendencias de la investigación en Bibliotecología. A partir de entonces, los nuevos objetivos del INIBI son impulsar y apoyar:

1. La investigación capaz de generar nuevo conocimiento, o validar, ampliar o refinar el existente, para explicar y predecir los procesos relacionados, por una parte con la generación, transferencia y consumo de la información y por otra con las organizaciones, sistemas y servicios encargados de facilitar o mediar dichos procesos.

2. La investigación profesional que busque el conocimiento que pueda aplicarse a la solución de un problema de información o de las organizaciones, sistemas y servicios que la mediatizan, a través de la formulación de las políticas más adecuadas y de la ejecución de las acciones más convenientes.

3. La investigación evaluativa que provea diagnósticos, valoraciones o estimaciones de los programas o acciones emprendidas por las organizaciones, sistemas y servicios dedicados a mediar o a facilitar los procesos de transferencia de la información.

4. La investigación de cualquier tipo que emprendan los profesores para desarrollar y mejorar los contenidos y actividades de las materias de grado o de las actividades de posgrado.

5. La investigación bibliográfica sobre temas locales y regionales que brinde aportes al campo de la bibliografía especializada y contribuya, aunque en forma parcial, al control bibliográfico en esas áreas temáticas.

6. La investigación histórica que contribuya al conjunto de conocimientos sobre Bibliotecología, facilitando nuestro conocimiento sobre cuando, cómo y por qué ocurrieron los acontecimientos pasados y nos ayude a comprender los acontecimientos presentes. Para poder lograr los objetivos expuestos anteriormente, la nueva gestión planificó algunos cambios en la Biblioteca a fin de optimizar los recursos disponibles e instrumentar un servicio de apoyo bibliográfico a las investigaciones que se llevan a cabo en el Instituto. Es por ello que la Biblioteca inició una serie de estudios y reestructuraciones a fin de contar con información precisa para realizar los cambios necesarios para una gestión más dinámica. Las primeras medidas consideradas fueron:

1. Transferencia a Biblioteca Central de los fondos de hemeroteca anteriores a 1995.

2. Transferencia a Biblioteca Central de los libros desactualizados, dedicados a estudiantes, y de duplicados.

3. Diseño de un formulario de consulta más detallado a fin de obtener información para realizar estudios de los usuarios.

4. Análisis de las adquisiciones de publicaciones periódicas para incrementar las que apoyen a los proyectos de investigación en curso.

5. Migración de la base de datos del inventario al Programa Micro Isis a fin de contar con un catálogo automatizado. El fondo de la Biblioteca disponible en su sala de lectura está formado por monografías, folletos, separatas y publicaciones periódicas. El fondo general posee 1.260 monografías; la colección de referencia suma 230 obras y la colección Sabor asciende a 1.316 piezas (volúmenes, separatas, etc.). La hemeroteca cuenta con 113 títulos de revistas, de los cuales 52 están en curso. El fondo depositado en Biblioteca Central suma 1.182 volúmenes, 250 separatas y 154 títulos de publicaciones periódicas. A fin de conocer con más precisión quiénes usan la Biblioteca y cómo lo hacen, se analizaron las nuevas boletas de préstamo correspondientes al segundo semestre de 1999. Las mismas informaron que, del total de las consultas a monografías, el 91 % fue realizada por alumnos, el restante 9% por docentes/investigadores, docentes e investigadores externos. En cuanto a las publicaciones periódicas, de un total de 247 consultas, un 76,5 % corresponde a consultas de estudiantes, el resto de las consulta, el 23, 5 % a docentes/investigadores, docentes e investigadores externos. En este último caso se debe resaltar que la revista más consultada fue una en idioma español y el 36 % del total de las consultas fueron hechas a revistas en idioma español. Una vez llevadas a cabo estas medidas primarias se impuso la necesidad de la elaboración de una política de desarrollo de la colección que permitiera, a la gestión del Instituto y de la Biblioteca en particular, contar con una herramienta que sustente y dé coherencia a la administración de hoy y del futuro para que, paulatinamente, la Biblioteca se convirtiera en una institución dinámica, acorde con el desarrollo de la Bibliotecología actual.

 

III. Propósito de la Política de desarrollo de la colección y audiencia

El propósito de redactar la política de desarrollo de la colección es contar con un documento indispensable para la gestión del Instituto y de la Biblioteca en particular, y disponer de una herramienta que sustente, de coherencia y continuidad a la administración de la Biblioteca.

Además, la política de desarrollo de la colección se constituye en un instrumento de apoyo para los bibliotecarios de hoy y del futuro en la toma de decisiones, de ayuda para unificar las diferencias subjetivas de los seleccionadores, de orientación en la selección aportando información sobre cómo y por qué la Biblioteca ha desarrollado su colección y, por último, de herramienta para entrenar y capacitar al nuevo personal.

Por otra parte, contar con un documento escrito ayudará a informar a los usuarios sobre los objetivos de la Biblioteca y las características de la colección; será muy útil como presentación de la Biblioteca en las relaciones públicas del Instituto; será una herramienta indispensable en el momento de establecer acuerdos cooperativos con otras instituciones; y finalmente, dado que pocas bibliotecas tienen en nuestro país su política escrita, es probable que pueda ayudar a despertar el interés de otras instituciones en la formulación de su propia política.

 

IV.  POLÍTICA DE DESARROLLO DE LA COLECCIÓN

1. Misión y objetivos de la Biblioteca

La misión de la biblioteca del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas es servir y satisfacer las necesidades de información especializada y educacional de la comunidad de usuarios del Instituto a fin apoyar el desarrollo de la investigación bibliotecológica y la formación de investigadores en el área.

 
Objetivos:

1. Facilitar a los investigadores del Instituto el acceso a todos los recursos de información disponibles para satisfacer las necesidades informativas generadas por sus proyectos de investigación.

2. Brindar a los docentes acceso a la información para apoyar sus tareas educacionales o profesionales.

3. Ofrecer a los alumnos acceso a la información necesaria para realizar sus tareas curriculares.

4. Proveer a los profesionales graduados acceso a la información necesaria para su desempeño laboral.

5. Orientar en la búsqueda de información a los integrantes de la comunidad de la Facultad de Filosofía y Letras.

 

2. Análisis de la comunidad

 
La comunidad de usuarios que utiliza la biblioteca del Instituto es homogénea en cuanto a la temática, pero algo heterogénea en cuanto al nivel de información que solicitan.

Los usuarios de la Biblioteca del Inibi se pueden agrupar en cinco grupos, cada uno con características particulares.

El primer grupo de usuarios es reducido y está formado por los investigadores-docentes, lo integran aquellos docentes de la Carrera de Bibliotecología y Ciencia de la Información que tienen una dedicación docente exclusiva o semi-exclusiva y, por lo tanto, la obligación de realizar investigación en el Instituto. Sus necesidades informativas están determinadas por los proyectos que están llevando a cabo. En general es un usuario altamente especializado, en muchas oportunidades es él mismo quien busca la información. Demanda servicios de más alta complejidad, tales como difusión selectiva de la información, búsquedas bibliográficas, localización de los materiales bibliográficos, préstamo a domicilio y préstamo interbibliotecario. Las líneas de investigación que llevan a cabo estos usuarios determinan el nivel de exhaustividad de la colección en esas temáticas.

A este grupo se suman los investigadores de apoyo que, generalmente, son docentes o graduados que participan en los proyectos de investigación pero que no tienen la categoría de docente-investigador.

El segundo grupo de usuarios, también reducido, lo constituyen los docentes de la Carrera de Bibliotecología y Ciencia de la Información quienes recurren a la Biblioteca para conseguir información para desempeñar su tarea docente o para localizar información que le demanda su labor profesional. Este grupo, si bien concurre a la biblioteca, también accede a los servicios desde puntos remotos (a través del correo electrónico o teléfono, etc.). Los servicios que se le ofrecen son búsquedas bibliográficas y localización de recursos bibliográficos.

El tercer grupo de usuarios, el más numeroso y heterogéneo, lo constituyen los alumnos de la Carrera de Bibliotecología y Ciencia de la Información. Concurren a la Biblioteca para localizar información que les permita cumplir con sus asignaciones curriculares. El espectro de estudiantes que usa la Biblioteca es amplio e incluye desde:

Un cuarto grupo, también limitado, está conformado por graduados y profesionales externos que recurren a la Biblioteca en busca de información para su desempeño laboral. Son usuarios remotos, pocas veces concurren a la Biblioteca, se les realizan las búsquedas bibliográficas y se los ayuda a localizar el material.

Por último, también recurren a la biblioteca diferentes miembros de la Facultad de Filosofía y Letras en busca de orientación y asesoramiento para localizar información de la temática más variada.

 

3. Política de selección

La selección es responsabilidad del Director del Instituto, quien contará con la asistencia del bibliotecario y de los directores de las investigaciones.

Para identificar los ítems a adquirir se recurrirá a las bibliografías, reseñas, catálogos de editoriales, fondos de otras bibliotecas, registro de los pedidos de los investigadores, docentes y alumnos.

El proceso de selección requiere un cuidadoso estudio del ítem. Se aplicará el siguiente criterio en el momento de tomar la decisión sobre su adquisición:

1. Propósito y alcance: deberá determinarse el propósito y el nivel de cobertura.

2. Tratamiento del tema: deberá analizarse cómo trata el tema, verificar si tiene buenas reseñas.

3. Comparación con otros libros: constatar que aporte nueva información y el grado de solapamiento con otros ítems de la colección.

4. Nivel de información: se deberá determinar si el nivel es técnico, profesional o académico. Se descartarán los de divulgación o populares.

5. Autor: investigar si es conocido y si tiene autoridad en el tema.

6. Editor: averiguar datos del editor, seriedad, especialización, etc.

7. Actualidad de la información.

8. Costo.

9. Formato y soportes disponibles.

10. Control bibliográfico, en el caso de las publicaciones periódicas, investigar qué servicios la indizan, aunque este criterio no será excluyente en el caso de materiales latinoamericanos y argentinos.

11. Evaluar la demanda que tuvo el ítem por parte de los usuarios.

Estos mismos criterios deben aplicarse también a las donaciones que los usuarios ofrezcan a la Biblioteca y, en todos los casos, la Dirección del INIBI se reservará el derecho a disponer libremente de ellos.

Siempre debe tenerse en cuenta que los materiales seleccionados contribuyan al cumplimiento de la misión y los objetivos de la Biblioteca.  

 

4. Temas que coleccionará la biblioteca

La colección de la Biblioteca del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas se desarrolla para satisfacer, dentro de las restricciones impuestas por la Facultad, las necesidades de información de los investigadores del Instituto, profesores del Departamento de Bibliotecología y Ciencia de la Información, estudiantes y graduados.

Su objetivo es formar una colección especializada en Bibliotecología/Ciencia de la Información, con especial énfasis en:

1- Los temas de los proyectos investigación en curso, con sede en el Instituto;obras de metodología de la investigación.

2- Obras de metodología de la investigación bibliográfica.

3- Obras relevantes de todas las áreas de la disciplina.

 

Temas de las investigaciones 2001-2002

Para el período 2001-2002 el Instituto tiene en ejecución 5 proyectos de investigación que determinarán las áreas en las cuales el nivel de colección será exhaustivo. Los proyectos en ejecución en el período 2001-2002 son:

1. Representatividad de la producción argentina en Humanidades y Ciencias Sociales en bases de datos internacionales.

2. Bibliotecas, sociedad de la información y tecnología: una perspectiva desde la automatización y los servicios de las bibliotecas de acceso público en Argentina.

3. Historia del libro, de las bibliotecas y de la lectura en la Argentina: período colonial, independiente y siglo XX.

4. Orígenes de la Biblioteca Pública en la Argentina.

5. Programa de control bibliográfico, incluye varias investigaciones bibliográficas.

Por lo tanto, las áreas a coleccionar en forma exhaustiva son: Bibliometría, bases de datos, publicaciones periódicas, bibliotecas públicas, tecnología de la información, historia de las bibliotecas argentinas, control bibliográfico.

Bibliotecología/Ciencias de la Información
Nacional y latinoamericana.
La biblioteca procurará coleccionar en forma exhaustiva la producción de la Bibliotecología argentina y latinoamericana. Con respecto a la producción nacional, almacenará tanto lo reciente como lo retrospectivo.

Internacional
Se coleccionarán obras de todas las áreas de la disciplina: Fundamentos de la Bibliotecología/Ciencia de la Información, Procesamiento de la información, Recursos y servicios de información, Gestión de unidades de información, Tecnología de la información, Archivología, y Preservación y conservación. Fundamentalmente aquellas que son consideradas más relevantes o clásicas.

Nivel básico.

Autores locales
Se coleccionará en forma exhaustiva la producción de los miembros del Instituto, ya sea editada por éste o por otras instituciones o editoriales.

Metodología de la Investigación
El Instituto tiene un especial interés en contar con una colección amplia de obras que traten sobre la problemática de la investigación, de los métodos y técnicas. Se seleccionarán aquellas consideradas clásicas o fuentes reconocidas en su área, orientadas a un público experto; no se considerarán las dirigidas a estudiantes en su nivel inicial.

También se coleccionarán softwares que faciliten la tarea de investigación, tales como los indicados para confeccionar bibliografías, hacer análisis estadísticos de datos, elaborar análisis cualitativos de datos, etc.

Obras para procesos técnicos
Se coleccionarán las obras necesarias para el procesamiento técnico de la información de la Biblioteca o aquellas que sirvan de apoyo a las tareas bibliográficas.

Información Institucional
Incorporará obras que traten sobre la Facultad de Filosofía y Letras, sobre las Bibliotecas de la Facultad de Filosofía y Letras y de la UBA. Obras con información institucional, reglamentaciones, antecedentes, etc.

 

5. Formato y soporte

La Biblioteca coleccionará libros, folletos, publicaciones periódicas en soporte impreso o electrónico (disquetes, Cd-Rom, Compact disk, DVD, etc.); materiales audiovisuales; materiales históricos del Instituto. No coleccionará aquellos que para su consulta requieran tecnología no disponible en la Institución.

Inéditos y manuscritos

Coleccionará los inéditos de investigaciones realizadas en el Instituto.

Mantendrá los manuscritos de aquellas obras que han tenido trascendencia en la Bibliotecología argentina o en la que se puede apreciar la forma en que se producían los libros en épocas pasadas.

Copias múltiples

La biblioteca no conservará copias múltiples salvo las siguientes excepciones:

1. Material utilizado por más de un proyecto de investigación.

2. Material valioso y agotado.

 

6. Lenguas

Se coleccionará material en las siguientes lenguas: español, portugués, inglés, francés e italiano.

 

7. Colecciones especiales

a. Colección de referencia

Es prioridad de la Biblioteca adquirir obras de referencia de Bibliotecología/Ciencias de la Información con especial énfasis en las nacionales y latinoamericanas. Buscará la exhaustividad. Coleccionará diccionarios especializados, enciclopedias, guías de obras de referencia, bibliografías, guías de investigaciones, directorios, manuales.

También coleccionará las obras de referencia internacionales más relevantes en el área.

Seleccionará un índice de publicaciones de Bibliotecología/Ciencias de la Información y un índice de investigaciones en curso.

Como complemento coleccionará obras de referencia generales, tales como enciclopedias, diccionarios de la lengua, diccionarios bilingües, manuales de estilo, directorios telefónicos de Argentina, directorios de códigos postales.

b. Colección Sabor

La colección Sabor está formada por 1.316 piezas, libros, documentos de congresos, fascículos, donados en 1984 por la Prof. Josefa E. Sabor, fundadora del Instituto. El valor de esta colección es fundamentalmente histórico y se mantiene ubicada en un sector especial de la biblioteca, separada de la colección general.

c. Colección de congresos nacionales

La colección de congresos almacenará en forma exhaustiva los documentos producidos por los congresos y conferencias nacionales e iberoamericanas.

Los restantes congresos sólo se coleccionarán si responden a las áreas temáticas coleccionadas por la Biblioteca.

d. Colección de Folletos

La biblioteca posee una pequeña colección de folletos referidos a bibliotecas y sus servicios. Fundamentalmente, éstos son adquiridos a través de donaciones y cada dos años serán evaluados para su descarte. Deberán revisarse a partir de octubre del 2002.

e. Colección de las publicaciones del Instituto

La biblioteca guardará 4 ejemplares de cada publicación del INIBI. Un ejemplar quedará en la Biblioteca para su consulta y los 3 restantes se conservarán como reserva.

f. Colección de tesis

Coleccionará las tesis de los alumnos de la carrera de Bibliotecología y Ciencia de la Información de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA).

 

8. Recursos electrónicos.

La biblioteca deberá aplicar a los recursos electrónicos los mismos criterios de evaluación y selección que usa con los materiales impresos, considerando las características propias de cada recurso.

Se preferirá este soporte para obras de referencia, siempre que la calidad sea igual o agregue valor a la versión impresa.

Cuando se suscriban publicaciones periódicas en versión electrónica, y no se disponga de una copia de resguardo entregada por el proveedor, la biblioteca la confeccionará, siempre en cuanto este procedimiento no entre en conflicto con los términos de la licencia.

Los recursos electrónicos se mantendrán en su formato original, a excepción de aquellos que necesiten una tecnología obsoleta para su consulta, en tales casos, la biblioteca optará por la solución más adecuada según el contexto tecnológico del momento.

 

9. Acceso a Internet

El bibliotecario seleccionará y mantendrá a través de un portal propio, el acceso en línea a fuentes de información de la red.

La biblioteca facilitará el acceso a Internet a todos sus usuarios a través de las computadoras personales de su sala de lectura.

Tendrán preferencia los usuarios investigadores/docentes que deban realizar búsquedas bibliográficas. Los usuarios miembros de la Institución tendrán prioridad sobre los externos.

En caso de que la demanda sea muy grande, el bibliotecario establecerá turnos de consulta siguiendo una reglamentación ad hoc.

 

10. Posición sobre derecho de autor

La Biblioteca respetará la legislación argentina sobre propiedad intelectual.

 

11. Descarte y relegación a depósitos remotos/ traslados
 

La Biblioteca revisará periódicamente, cada dos años, la colección para evaluarla y proceder al descarte o traslado de aquellas obras que han dejado de ser útiles a la misma. El criterio deminante para este procedimiento será el uso.

Sus estanterías están limitadas por el espacio y por el peso que puede soportar la construcción, por lo tanto, la Biblioteca trasladará a la Biblioteca Central aquellos materiales que son de consulta poco frecuente.

 

12. Preservación y conservación

La biblioteca desarrollará actividades de preservación y conservación. En el caso de materiales impresos cuya edición esté agotada y su estado muy deteriorado, la Biblioteca recurrirá a la fotoduplicación como medio de preservación.

 

13. Actividades cooperativas

Está en el espíritu del Instituto y de la Biblioteca fomentar e impulsar la creación de instrumentos que permitan la cooperación con las bibliotecas poseedoras de colecciones afines.

Mantiene convenio de préstamo interbibliotecario con el SISBI y conmutación bibliográfica con bibliotecas del área Metropolitana que poseen colecciones de Bibliotecología/Ciencia de la Información.

Se impulsará la confección de un catálogo colectivo de publicaciones periódicas especializadas en Bibliotecología y Ciencia de la Información.

Se fomentará la creación de un catálogo colectivo de libros de Bibliotecología y Ciencia de la Información.

 

14. Aprobación y actualización de la PDC
   
La Política de desarrollo de la colección se presentará a la Junta Consultiva del INIBI, con quienes se establecerá un intercambio de opiniones. Luego de hacer las modificaciones pertinentes, y de contar con el aval de la Dirección y Junta Consultiva, se elevará al Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras para su aprobación.

Se elaborarán dos versiones, una abreviada y otra completa, ambas se pondrán en Internet.

Esta política fue elaborada por Graciela M. Giunti como trabajo del Seminario de desarrollo de la colección dictado por la Prof. Susana Romanos de Tiratel en la Facultad de Filosofía y Letras, Departamento de Bibliotecología y Ciencia de la Información en 1999.


INIBI
 
Biblioteca del INIBI
 
.
UNIVERSIDAD  DE  BUENOS  AIRES
FACULTAD   DE   FILOSOFÍA  Y  LETRAS
INSTITUTO  DE  INVESTIGACIONES BIBLIOTECOLÓGICAS

Puán 480, 4o. piso, oficina 8, (C1406CQJ) Buenos Aires, Argentina.
Tel. (54 11) 4432-0606 int. 133 - Fax (54 11) 4432-0121
Página web: http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/inibi_nuevo/home.html
E-mail: inibi@filo.uba.ar