menú principal                                                                                       volver al programa



Actas del XI Coloquio Internacional de Geocrítica

LA PLANIFICACIÓN TERRITORIAL Y EL URBANISMO DESDE EL DIÁLOGO Y LA PARTICIPACIÓN

Buenos Aires, 2 - 7 de mayo de 2010
Universidad de Buenos Aires

 

 

ESTRATEGIAS Y ACTUACIONES PARA EL DESARROLLO DE CIUDADES MEDIAS. ALGUNOS EJEMPLOS

 

Inmaculada Caravaca Barroso

Departamento de Geografía Humana

Facultad de Geografía e Historia, Universidad de Sevilla (España)

caravaca@us.es

 

Gema González Romero

Departamento de Geografía Humana

Facultad de Geografía e Historia, Universidad de Sevilla (España)

gemagonzalez@us.es

 


Estrategias y actuaciones para el desarrollo de ciudades medias. Algunos ejemplos (Resumen)

 

Se ha venido despertando un cierto interés por la consideración del territorio como factor de desarrollo, emergiendo una nueva cultura territorial que presta especial atención a las ciudades medias al considerarlas clave para inducir efectos multiplicadores sobre su entorno y contrarrestar los procesos concentradores en las grandes ciudades.

Entre las estrategias y actuaciones para lograrlo, merecen destacarse aquellas dirigidas a la incorporación de conocimiento e innovación como bases que propician la puesta en valor de los recursos disponibles y su gestión inteligente.

 

En este contexto de referencia, el objetivo de esta investigación es realizar un análisis comparado del comportamiento de tres ciudades medias de Andalucía, así como de  las estrategias y actuaciones en ellas  llevadas a cabo no sólo para incrementar la capacidad competitiva de sus empresas, sino también para mejorar sus condiciones territoriales  y  medioambientales, así como  la calidad de vida de la población que las habita.

 

Palabras claves: Ciudades medias, desarrollo territorial, sociedad del conocimiento, recursos.


 

Strategies and actions for the development of medium-sized cities. Several cases (Abstract)

 

A certain amount of interest has been shown in considering territory as a development factor. A new territorial culture has emerged that pays special attention to medium-sized cities by regarding them as the key to inducing multiplicative effects on their surrounding areas and halting the concentration effects of large cities.

Among the most notable strategies and actions to achieve this is the inclusion of knowledge and innovation as bases that are conducive to attributing due value to available resources and managing them intelligently.

 

In this reference context, the aim of this study is a comparative analysis of the behaviour of three medium-size Andalusian cities and of their strategies and actions to address not only an increase in the competitive ability of companies based there, but also for improving their territorial and environmental circumstances and the quality of life of the people who live there.

 

Key words: medium- sized cities, territorial development, knowledge society, resources


 

1.- El desarrollo de las ciudades medias en la sociedad del conocimiento. Planteamiento de la investigación.

 

Tanto en la literatura científica como en las estrategias de  planificación territorial, se ha venido despertando un cierto interés por  la consideración del territorio como factor con incidencia en los procesos de desarrollo. [1] Emerge así una nueva cultura del territorio (VV.AA., 2006) en la que, entre otros planteamientos,  se presta una atención especial a las ciudades medias al considerarlas clave para inducir efectos multiplicadores sobre su entorno territorial contrarrestando los procesos concentradores de las grandes ciudades (Bellet y Llop, 2000, 2003 y 2004; Comisión Europea, 1999 y 2004). En este último sentido, se emplea la categoría conceptual de ciudad intermedia (Gault 1989), para hacer referencia a aquellas que,  siendo de  tamaño mediano,  son capaces de actuar como intermediadoras entre las grandes ciudades y los espacios rurales, contribuyendo con ello al equilibrio y la cohesión territorial. 

 

Entre las estrategias y actuaciones que se consideran necesarias para conseguir que las ciudades ejerzan tales funciones a la vez que evolucionan positivamente en sus procesos de desarrollo,  merecen  destacarse aquellas dirigidas a la incorporación de conocimiento e innovación como bases que propician la puesta en valor, el uso racional de los recursos disponibles y su gestión inteligente (Caravaca-González-Silva, 2005; Méndez-Michelini-Romeiro, 2006).

 

En este contexto general de referencia, el objetivo de esta investigación es realizar un análisis comparado del dinamismo socioeconómico de tres ciudades medias de Andalucía, así como de  las estrategias y actuaciones que en ellas se están llevando a cabo no sólo para incrementar la capacidad competitiva de sus empresas, sino también y sobre todo para mejorar sus condiciones territoriales  y  medioambientales, así como la calidad de vida de la población que las habita. En definitiva,  se trata de saber si en dichos ámbitos se está  contribuyendo  a  un verdadero proceso de desarrollo de carácter  integrado que, además, pueda permitir a estas ciudades actuar como dinamizadoras de los territorios que las circundan. 

 

Hay que tener en cuenta que Andalucía es una región española aquejada de un conjunto de debilidades estructurales que han venido obstaculizando su proceso de desarrollo, lo que exige un mayor  esfuerzo a las instituciones, las empresas y la sociedad en su conjunto para superar los problemas derivados de tal circunstancia. Cuenta, sin embargo,  con una importante red  de ciudades medias muy bien distribuidas por el espacio regional, que puede considerarse un importante recurso para su desarrollo territorial; profundizar en su conocimiento desde la perspectiva que aquí se plantea resulta, pues, especialmente interesante.

 

Para  seleccionar a las ciudades objeto de estudio se han tenido en cuenta diversos criterios relacionados, por una parte, con el hecho de tener un peculiar comportamiento socioeconómico en el conjunto de las ciudades consideradas medias (Caravaca-González-Mendoza-Silva, 2009), y, por otro, con su tamaño, el ámbito territorial en el que se localizan y la funcionalidad que les es propia. Con dichos criterios, las ciudades analizadas son: Antequera, considerada tradicionalmente como agro-ciudad y caracterizada por su gran centralidad regional; Alcalá de Guadaíra que, con una cierta especialización industrial, forma parte de la primera corona metropolitana de Sevilla; y Almería, ciudad costera, que es capital administrativa de la provincia en la que se inserta (Figura 1).

 

 

 

Figura 1.- Red de ciudades medias y localización de las seleccionadas para su estudio

 

Realizar este análisis comparado ha exigido recopilar algunos indicadores estadísticos significativos a escala local, que en buena parte de los casos no están publicados, entre los que, además de los convencionales sobre población y empleo, deben ser destacados los relacionados con el conocimiento y la capacidad innovadora; como complemento, se ha generado a su vez información cuantitativa a través de la realización de encuestas[2].  Pero, junto a lo anterior, para analizar las estrategias y actuaciones concretas llevadas a cabo en las tres ciudades objeto de atención ha sido imprescindible el trabajo de campo y el uso de técnicas cualitativas de investigación,  como es el caso de las entrevistas semiestructuradas[3] a agentes, tanto públicos como privados, especialmente representativos en cada ámbito.

 

2.- Comportamiento socioeconómico y capacidad innovadora.

 

Antequera, con una población de 45.037 habitantes, es una ciudad que durante los últimos años ha estado inmersa en un proceso urbanístico expansivo vinculado a su  privilegiado emplazamiento en el centro de Andalucía y a su situación estratégica respecto a las principales vías de comunicación de la región. Dicho proceso está provocando una cierta presión y desorden territorial, debidos  en buena medida a procesos de urbanización de carácter ilegal, especialmente graves en el entorno más cercano a la ciudad, así como a las barreras territoriales que han generado algunas de las nuevas infraestructuras de transporte; hay que tener en cuenta que se trata de problemas que pueden agravarse caso de ejecutarse varios de los proyectos recogidos en el Plan General de Ordenación Urbana pendiente de aprobación.

 

Alcalá de Guadaíra, es uno de los ámbitos más industrializados de la aglomeración urbana de Sevilla, lo que hay que poner en relación con el impulso dado a esta actividad a raíz de la inclusión del  municipio en el Polo de Desarrollo de Sevilla, en vigor entre 1964 y 1970, fruto de la política desarrollista implementada durante esos años en España.  Aunque, como es sabido, sus efectos no fueron tan positivos como se esperaba, sí resultó determinante no sólo para impulsar un cierto crecimiento del sector sino para generar una importante cantidad de suelo dedicada a usos industriales, lo que sin duda resultaba entonces una importante novedad en el entorno de Sevilla. De este modo, al contrario que otros municipios de la corona metropolitana,  Alcalá cuenta con una significativa presencia de actividades industriales, habiendo crecido, además, considerablemente su suelo empresarial en los últimos años (Mendoza, 2006).

 

La ciudad de Almería es capital administrativa de la provincia del mismo nombre que era hasta hace poco una de las menos desarrolladas de España. No obstante, durante las últimas décadas la ciudad ha conocido un significativo crecimiento urbanístico, basado en parte en el dinamismo económico experimentado en su entorno por la conformación de un sistema agrocomercial basado en la  producción hortofrutícola intensiva. Pero, paradójicamente,   ha perdido a la vez centralidad provincial en favor de otros municipios cercanos, al ser los que localizan prioritariamente estas actividades.

 

Como puede observarse en el cuadro 1,  Antequera es de las tres ciudades analizadas la que cuenta con menos población, que no alcanza aún los 50.000habitantes; Alcalá de Guadaíra, por su parte, se acerca a los 70.000, quedando tanto uno como el otro ámbito a considerable distancia de Almería, cuya condición de capital administrativa de la provincia del mismo nombre explica que su población se aproxime a los 200.000 habitantes. Si se considera la evolución demográfica experimentada desde el año 2000,  Alcalá de Guadaíra es la única cuyo crecimiento supera tanto al regional como al de las ciudades medias en su conjunto. Mucho más significativo aún es el incremento experimentado en esta ciudad por el grupo de población que cuenta con estudios universitarios, de especial interés dado que constituye un recurso básico para la innovación y es, por tanto, un indicador ilustrativo de la capacidad de inserción de  los territorios en la sociedad del conocimiento. Alcalá de Guadaíra es,  entre los casos analizados,  el ámbito que supera de nuevo tanto al promedio regional como al conjunto de las ciudades de este tamaño; no obstante, no puede dejarse al margen el hecho de que la obsolescencia de los datos disponibles, que al proceder del censo de población no se actualizarán hasta el 2011,  cuestiona en parte las conclusiones que pudieran extraerse de esta evolución, pero, pese a ello, ha parecido interesante su consideración al tratarse de un indicador especialmente ilustrativo.

 

Cuadro 1.-

Evolución de la población

 

 

Antequera

Alcalá de G.

Almería

Ciudades medias de Andalucía

Total Andalucía

Población 2008

45.037

68.452

187.521

3.820.189

8.202.220

Evolución de la población 2000-08 (2000=100)

110,93

119,66

111,00

115,65

111,75

Evolución  de la población con estudios universitarios, 1991-2001 (1991=100)

180,52

279,34

193,87

203,87

199,08

 

Fuente: Censos de Población y Viviendas;  Padrones Municipales de Habitantes.  Instituto Nacional de Estadística.

 

También existen diferencias significativas entre las estructuras económicas de las tres ciudades. Así, mientras en Antequera y Almería el peso de la agricultura es mayor que el de la industria tanto en número de empresas como en número de trabajadores, en Alcalá de Guadaíra la situación es la inversa, superando incluso esta actividad productiva a la construcción que, como es sabido, es un sector con una fuerte presencia en España en la última década. En cuanto a los servicios, dominantes en las estructuras económicas de las sociedades actuales, destacan sobre todo por su presencia y peso relativo en Almería (Cuadro 2).

 

Cuadro 2.-

Estructura sectorial de la  economía, 2008.

 

 

Antequera

Alcalá de Guadaíra

Almería

 

%

%

%

%

%

%

Agricultura

324

17,2

3.016

13,9

122

4,0

698

2,3

928

10,9

6.450

7,5

Industria

157

8,4

1.861

8,6

554

18,2

8.151

26,9

360

4,2

2.883

3,3

Construcción

294

15,6

3.482

16,1

447

14,7

5.155

17,0

930

10,9

8.889

10,3

Servicios

1.105

58,8

13.275

61,4

1.913

63,0

16.331

53,8

6.304

74,0

68.336

78,9

Total

1.880

100

21.634

100

3.036

100

30.335

100

8.522

100

86.558

100

 

Fuente: Fichas municipales. Caja España.

 

 

Como complemento al análisis anterior, hay que tener en cuenta que la ya mencionada centralidad territorial de Antequera, explica que se esté apostando por una especialización en actividades de logística y distribución que están transformado su tradicional especialización en actividades primarias. Por su parte, el comportamiento económico de Alcalá de Guadaíra está muy condicionado por su carácter metropolitano, siendo el ámbito más industrializado de la aglomeración de Sevilla. En el caso de Almería, los requerimientos de la agricultura de invernadero y el empuje creciente de la comercialización hortofrutícola han propiciado un proceso de articulación empresarial que ha conformado un complejo sistema productivo, a partir del desarrollo de un tejido de empresas de tamaño variable dedicadas a la manipulación de hortalizas, a la provisión de inputs y servicios a las explotaciones agrarias y empresas manipuladoras, y a la comercialización de la producción. Paralelamente al desarrollo de la agricultura de invernaderos se han ido creando o instalando industrias biotecnológicas, proveedoras de maquinaria agrícola y sistemas de riego, de sustratos y agroquímicos, así como de plásticos para los invernaderos y los envases. Junto a lo anterior, su condición de capital provincial explica la mayor presencia de servicios, muy especialmente los  de carácter administrativo.

 

La especialización en actividades relacionadas con la llamada sociedad del conocimiento (Drucker, 1959 y 1969;  Boisier, 2001; UNESCO, 2005…), puede medirse a través del número de establecimientos empresariales de actividades intensivas en la generación y aplicación de conocimientos, que se consideran un recurso imprescindible para el incremento de los beneficios derivados de la actividad económica y para el bienestar de la población. En tal sentido, y según muestra el cuadro 3, existen marcados contrastes entre los tres ámbitos objeto de estudio y entre éstos y el  resto de las ciudades andaluzas; así,  Alcalá de Guadaíra y Almería cuentan con una mayor presencia de estas actividades, aunque es en la segunda de estas ciudades donde tienen un mayor peso respecto al total de establecimientos. Hay que tener en cuenta que en esta última ciudad la complejidad de las explotaciones agrícolas ha requerido actividades muy específicas y cualificadas vinculadas a la provisión de servicios informáticos y telemáticos, de asesoramiento agrícola y de laboratorios de análisis y ensayos, y se han ido creando centros e institutos de investigación que están siendo muy eficientes en la generación de tecnología.

 

Cuadro 3.-

Establecimientos empresariales de sectores creativos e intensivos en conocimiento[4], 2008.

 

 

Antequera

Alcalá de G.

Almería

Promedio de las ciudades medias de Andalucía

Promedio de todas las ciudades de Andalucía

Industrias de alta intensidad tecnológica y culturales, y servicios creativos y basados en conocimiento

756

1.148

5.132

1.140

1.092

Establecimientos de estos sectores /Total establecimientos

0,24

0,21

0,35

0,27

0,29

 

Fuente: Directorio de Establecimientos con Actividad Económica. Instituto de Estadística de Andalucía

 

La capacidad innovadora de las empresas, tal y como evidencian los resultados de las encuestas, es mayor en Alcalá de Guadaíra y Almería, puesto que más del 90 % de las firmas declaran estar llevando a cabo innovaciones; como contrapunto, en Antequera no llegan al 75 % las que señalan haberlas realizado.

 

Como complemento de lo anterior, y para  analizar el esfuerzo innovador realizado por las empresas resulta útil considerar el número de proyectos que han recibido financiación pública así como la inversión con ellos movilizada y las ayudas o incentivos recibidos por tal motivo. El cuadro 4 vuelve a evidenciar cómo Alcalá de Guadaíra y Almería, realizan un mayor esfuerzo innovador que las distingue en el conjunto de las ciudades andaluzas, pues superan a la media tanto en número de proyectos como en capital movilizado.  Antequera se muestra mucho menos dinámica también en este aspecto.

 

Pero para las empresas una de las formas de competir en mercados abiertos y globalizados es optar por estrategias relacionadas con la diferenciación de sus productos, procesos o formas de organización, que exigen una apuesta por la calidad y requieren cambios en las características del producto y/o la reestructuración de los modos de producción, organización y gestión, lo que conlleva la adopción de algunas innovaciones. AENOR, que es una de las principales entidades españolas que desarrollan trabajos de normalización y certificación reconocida en los ámbitos nacional e internacional, ha realizado un mayor número de certificaciones en Almería, seguida, aunque a cierta distancia, por  Alcalá de Guadaíra,  superando estos  dos ámbitos tanto el promedio de las ciudades medias como el del conjunto de las existentes en Andalucía. En Antequera, por su parte, aunque el número de certificaciones se acerca al del conjunto de las ciudades medias y algo menos al de las ciudades andaluzas, queda por debajo de este valor (Cuadro 4).

 

Cuadro 4.-

El esfuerzo innovador de las empresas.

 

 

Antequera

Alcalá de G.

Almería

Promedio de las ciudades medias de Andalucía

Promedio de todas las ciudades de Andalucía

PROYECTOS DE I+D+I FINANCIADOS POR EL CDTI (2000-08)

Nº de proyectos

4

5

9

3

2

Inversión realizada

(miles de €)

 

2.116,00

 

 

5.849,91

4.460,10

 

 

2.311,65

2.163,70

Subvenciones

recibidas

 (miles de €)

1.304,14

 

 

2.496,28

2.093,01

 

 

1.092,96

1.011,64

PROYECTOS DE I+D+I INCENTIVADOS POR LA CONSEJERÍA DE INNOVACIÓN, CIENCIA Y EMPRESA  (JUNTA DE ANDALUCÍA) (2005-08)

Nº proyectos

-

14

21

3

6

Incentivos

recibidos (miles de €)

-

 

 

1.076,99

 

1.617,30

 

 

409,52

 

 

974,39

CERTIFICACIONES DE CALIDAD (2008)

Número de certificaciones de calidad

50

 

 

154

292

 

 

58

 

 

61

 

Fuente: Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI); Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa (Junta de Andalucía), Asociación Española de Normalización (AENOR)

 

 

Los resultados obtenidos con el esfuerzo innovador, o lo que es lo mismo, la incidencia de la actividad innovadora en un territorio, puede estimarse a partir de los beneficios socioeconómicos de ella derivados, que  pueden ser medidos considerando los sistemas de protección, aplicados a los nuevos conocimientos, entre los que destacan las patentes,  así como el número de empresas exportadoras. El número de patentes suele utilizarse como indicador del dinamismo innovador y, aunque no el único, es el instrumento más generalizado de protección de los nuevos conocimientos; con ellas se concede al propietario el derecho de prohibir la explotación de un invento,  de modo que su titular dispone así del monopolio territorial y temporal de explotación que puede ceder o alquilar con un acuerdo de licencia.  Nuevamente, Almería y Alcalá de Guadaíra  destacan significativamente en relación a Antequera y al resto de las ciudades, tanto si el indicador se utiliza en datos absolutos como si se relativiza en relación al número de empresas; en este último caso el comportamiento de Alcalá de Guadaíra es el que resulta  más competitivo.  (Cuadro 5).

 

Por su parte,  el número de empresas registradas como exportadoras por el Instituto de Comercio Exterior resulta,  así mismo,  un buen indicador de la competitividad empresarial tan necesaria  para su integración en el espacio global de las redes. Tal y como puede observarse en el cuadro 5, la lectura de los datos vuelve a poner de manifiesto la mayor  capacidad de las empresas de Almería y Alcalá de Guadaíra para insertarse en mercados externos. No obstante, si se relativizan los datos, es de nuevo Alcalá de Guadaíra la que se posiciona mejor, seguida en este caso por Antequera.

 

Cuadro 5.-

Resultados del  esfuerzo innovador de las empresas

 

 

Antequera

 

 

Alcalá de Guadaíra

Almería

Promedio de las ciudades medias Andalucía

Promedio de todas las ciudades

Andalucía

Nº patentes registradas, 2000-2008

 

13

 

71

 

120

25

11

Nº patentes  registradas

2000-2008/ empresas totales 2008 (%)

0,50

 

 

1,54

0,94

 

 

0,68

 

 

0,77

Nº total empresas exportadoras, 2008

25

88

93

29

33

Nº empresas exportadoras/ empresas totales (%), 2008

 

0,95

 

1,91

 

0,73

 

0,80

 

0,94

 

Fuente: Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Instituto de Comercio Exterior (ICEX)

 

 

3.- Las estrategias de actuación para la promoción del desarrollo

 

La construcción de ciudades intermedias dinámicas, competitivas e innovadoras debe relacionarse con la puesta en valor y la gestión inteligente de los recursos en ellas disponibles,  que deben servir de base para llevar a cabo sus procesos de desarrollo. Son necesarias, para ello,  nuevas formas de gobernanza asociadas "al capital social territorial, por un lado, al fortalecimiento y la coordinación institucional, por otro, y, en definitiva, a la búsqueda de una nueva gobernabilidad territorial capaz de responder adecuadamente a los desafíos planteados por el contexto actual" (Méndez-Michelini-Romeiro, 2006, 378).

 

Partiendo de tales premisas, un primer aspecto básico a considerar en el análisis que nos ocupa es la existencia o no de un proyecto de ciudad y, en tal sentido,  resulta bastante ilustrativo que mientras que  Antequera y Alcalá de Guadaíra cuentan con su propio proyecto, en Almería predomina la opinión,  contrastada a través del trabajo de campo y las entrevistas realizadas,  de que  la ciudad no tiene proyecto en el que sustentar las medidas y actuaciones que,  poco coordinadas y muy aisladamente,  se están llevando a cabo.

 

Pero, obviamente, no se trata únicamente de si se cuenta o no con un proyecto, más o menos consensuado, sobre el desarrollo futuro de las ciudades, sino de analizar en qué consisten. En relación a ello, existe una primera diferencia sustancial entre ellas. Almería  no sólo no ha realizado ningún plan estratégico, sino que, además, el Plan General de Ordenación Urbana está paralizado desde 2007 y se ha demorado en exceso el proceso de elaboración de la Agenda 21 Local, con la consiguiente pérdida de las subvenciones que apoyan este último tipo de actuaciones. A esta primera diferencia mucho más básica, hay que añadir las relacionadas con las propuestas recogidas en los Planes Estratégicos de Antequera y Alcalá de Guadaíra.

 

Existen dos planes estratégicos que afectan a Antequera, liderados por actores diferentes y sin vínculo alguno entre los mismos en su concepción y en su proceso de elaboración,. Uno ha sido promovido por el Grupo de Acción y Desarrollo Local Comarca de Antequera y otro por el Ayuntamiento. Este último, con horizonte en el año 2016,  parte de la consideración de la posición estratégica de este municipio en el centro del territorio andaluz y del papel que, derivado de dicha posición, debe ejercer la ciudad. En relación con lo anterior, se identifican como sectores prioritarios el logístico y de distribución, además del cultural y turístico, dedicando una atención prioritaria a las infraestructuras de transportes. Así, junto a la llegada del tren de alta velocidad, que, con objeto de reducir costes,  ha supuesto la construcción de una nueva estación alejada del núcleo urbano, se plantean una serie de proyectos entre los que cabe destacar: un puerto seco, una autopista de peaje que unirá la ciudad con la Costa del Sol, un aeropuerto comercial de carácter privado y una Zona Especial Turística, con equipamientos y alojamientos, que limita el uso residencial.

 

Esta lógica es asumida por un buen número de agentes socio-institucionales locales que consideran imprescindibles estas grandes infraestructuras como base de la apuesta de especialización de la ciudad en funciones de distribución. Pero frente a este grupo se sitúa otro que se muestra muy crítico con  tales estrategias al considerar los posibles impactos ambientales y paisajísticos que tales infraestructuras pueden generar, así como los efectos socioeconómicos adversos que  pueden ejercer en buena parte de las actividades agrarias  e incluso de las turísticas.

La implementación de todas ellas dará lugar a un modelo de crecimiento poco equilibrado y agresivo que puede reducir las ventajas de una ciudad de tamaño medio con recursos ambientales, paisajísticos y culturales de gran valor, afectando negativamente a la calidad de vida de sus habitantes. Es decir, se pone en cuestión la forma en que se propone utilizar importantes recursos patrimoniales existentes en este municipio.

 

En Alcalá de Guadaíra el Plan Estratégico 1998-2008, se planteaba como objetivo convertirla en una ciudad inteligente sustentada sobre tres pilares: la innovación empresarial, la educación como base del conocimiento y la responsabilidad social. Tras una positiva valoración del mismo por parte de los ciudadanos (92 % según la evaluación externa realizada por Deloitte),  se prepara ahora un nuevo Plan Estratégico con horizonte en el año 2018. Entre las estrategias que lo sustentan destacan aquellas dirigidas a impulsar  la  innovación, para lo que se ha creado el Complejo de Innovación y Desarrollo de Alcalá de Guadaíra (IDEAL), donde se llevan a cabo una serie de actuaciones en colaboración con las administraciones regional y provincial así como con otros organismos de carácter privado o mixto. Destaca fundamentalmente la Sociedad  Innovar en Alcalá, de capital  municipal, que además de gestionar el Complejo,  se  encarga de asesorar y tutelar a las empresas,  de promocionar suelo empresarial  a  precios más bajos que los del mercado y de  sensibilizar a los empresarios sobre la importancia de la innovación y el establecimiento de relaciones interempresariales. Junto a ella,  la  Fundación  Alcalá  Innova,  de carácter mixto, lleva a cabo diversas actuaciones,  entre las que pueden destacarse los convenios de colaboración suscritos con la administración regional para crear el Centro de Apoyo a la Calidad y la Seguridad en la Industria, cuyo objetivo es asesorar a las empresas en esta materia, y el Centro de Realidad Virtual, uno de los pocos públicos existentes en España, que permite desde crear prototipos a realizar simulaciones de intervenciones quirúrgicas.

 

Especial mención merecen aquellas otras estrategias dirigidas a promover el conocimiento y a sensibilizar y responsabilizar a los habitantes en el proceso de construcción de ciudad.  En cuanto a las primeras, se ha creado el Instituto Tecnológico de Formación, que organiza cursos y seminarios para empresarios y trabajadores, aunque merece especial mención el Proyecto de Movilización Social Educativa Alcalá Educa que, además de contar con una línea de sensibilización de la cultura emprendedora, pretende reducir el fracaso escolar,  educar en valores y fomentar el interés por el aprendizaje; en esta línea, se explica su integración en la Red Internacional de Ciudades Educadoras conformada por un número significativo de ámbitos localizados en treinta y seis países. Respecto a las estrategias vinculadas a la sensibilización social en el proceso de construcción de ciudad,  se está llevando a cabo el  Proyecto Territorio Socialmente Responsable en colaboración con la OIT, en el que participan asociaciones empresariales y sociales,  empresas, sindicatos, universidades y la administración regional, y cuyo objetivo es implicar a la sociedad local en un proyecto de ciudad económicamente dinámica, ambientalmente sostenible y socialmente cohesionada.

 

Como ya se ha señalado, las actuaciones que se están llevando a cabo en Almería son puntuales y descoordinadas, dada la falta de proyecto consensuado. El crecimiento económico experimentado por la provincia durante las tres últimas décadas se ha producido sin estar apoyado por unas buenas infraestructuras de transporte, que siguen siendo  insuficientes, e incluso la capital sigue estando muy mal conectada tanto por vía férrea como aérea,  mientras que el puerto, que tuvo una importante actividad durante el S. XIX y la primera mitad del XX, lleva tiempo sumido en una grave crisis. Junto a lo anterior, el hecho de que la base económica de la ciudad se sustente en actividades agrocomerciales y turísticas localizadas en municipios cercanos, ayuda a entender que Almería, pese a su condición de capital provincial, se esté quedando algo rezagada respecto a otras ciudades  de su entorno más próximo que compiten con ella en la atracción de servicios y equipamientos y de las sedes sociales de algunas empresas; puede hablarse, pues, de la existencia de una crisis de capitalidad que está suponiendo un desplazamiento del centro de gravedad no sólo económico sino también sociodemográfico. Esta crisis ayuda a entender que el proceso de crecimiento urbano de Almería haya sido desordenado y contradictorio, experimentando el centro histórico una grave degradación, con todo lo que ello conlleva tanto en relación a su despoblamiento como a la pérdida o el deterioro de bienes patrimoniales.

 

Estos desórdenes estructurales pueden deberse a una falta de reflexión sobre el modelo urbano y a la consiguiente ausencia de un proyecto de ciudad. En este contexto, los foros ciudadanos están debatiendo sobre posibles estrategias de desarrollo que permitan sacar a la ciudad de su atonía,  mientras algunos agentes locales,  tanto públicos como privados,  están llevando a cabo ciertas actuaciones aisladas. Entre ellas, resulta quizás la más básica la aprobación de un proyecto de regeneración integral del centro histórico, dentro de la iniciativa  Urban, financiado en parte con fondos de la Unión Europea.  A ello se une la creación del Parque de Innovación y Tecnología de Almería  (PITA), que acogerá preferentemente a empresas relacionadas con las energías renovables,  la arquitectura bioclimática y el medio ambiente.

 

Por último, y teniendo en cuenta que la concepción reticular y relacional de los territorios contribuye a reforzar el papel de las ciudades medias,  no puede olvidarse que las redes socio-institucionales de cooperación pueden ayudar  a que se inserten  en la sociedad del conocimiento.

En este sentido, la integración en redes  interterritoriales contribuye a potenciar los procesos de desarrollo, puesto que  permite obtener beneficios derivados de la mayor facilidad de acceso a información y conocimiento,  la creación de economías de escala y la conformación de economías de gama. Las tres ciudades objeto de estudio están integradas en las siguientes redes externas:

 

·        Antequera forma parte de la Red para el Desarrollo Turístico de las Ciudades Medias del Centro de Andalucía, siendo además este municipio el que ejerce la presidencia de la red; está integrada también en la Red Andaluza de Desarrollo Estratégico Urbano y Territorial (RADEUT), cuyo elemento integrador es la planificación estratégica, formando parte su Ayuntamiento de la comisión ejecutiva. Se trata en los dos casos de redes establecidas dentro del espacio regional.

·        Alcalá de Guadaíra también forma parte de la Red Andaluza de Desarrollo Estratégico Urbano y Territorial (RADEUT), pero además se integra en la Red Internacional de Ciudades Educadoras, conformada, como indica su nombre, a escala internacional, lo que puede contribuir a canalizar información e innovaciones.

·        Por su parte, Almería se incluye también en la Red Internacional de Ciudades Educadoras, así como en la  Red Española de Ciudades por el Clima, organizada a una escala intermedia entre las anteriormente citadas.

 

Algunas conclusiones

 

Según los indicadores analizados, las tres ciudades objeto de esta investigación se comportan de forma diferenciada, pudiéndose valorar más positivamente la situación de  Alcalá de Guadaíra y de Almería frente a la de Antequera. Esta primera consideración debe, sin embargo, matizarse teniendo en cuenta la localización y las características de estos tres ámbitos; así, su condición de ciudad metropolitana, en el caso de Alcalá de Guadaíra,  y de capital administrativa provincial, en el de Almería, pueden contribuir a explicar su posicionamiento por encima de los valores  medios alcanzados en su conjunto por las ciudades andaluzas clasificadas como medias según su volumen poblacional.

 

Las estrategias de desarrollo llevadas a cabo por las instituciones y los proyectos de ciudad que en cada una  de las tres estudiadas se están realizando son también muy distintas. Así, mientras que en Almería no existe una propuesta para su futuro desarrollo, en Antequera se está apostando por un modelo económico y urbano sustentado en la construcción de potentes infraestructuras de transporte, que en buena parte de los casos afectan negativamente a bienes patrimoniales  especialmente valiosos.  Mucho más interesantes son las actuaciones desarrolladas en Alcalá de Guadaíra, muy directamente encaminadas a potenciar la integración de la ciudad en la sociedad del conocimiento.

 

En definitiva, para integrarse en la sociedad del conocimiento y avanzar hacia un desarrollo integrado, resultan  necesarias actitudes innovadoras que posibiliten la puesta en valor de los recursos y la asunción colectiva de un proyecto de ciudad. Esto cobra especial interés en ciudades medias puesto que éstas, además de profundizar en su propio desarrollo, deben actuar como intermediadoras entre las grandes ciudades y los espacios rurales. Para ello, los poderes públicos están obligados a favorecer la cohesión tanto social como territorial, promoviendo comportamientos solidarios propios de territorios inteligentes, que son aquellos que contribuyen  a mejorar  la calidad de vida y el bienestar de todos sus habitantes.

 

 

Notas



 

[1] Este trabajo se integra en el Proyecto de I+D+i del Ministerio de Ciencia e Innovación, financiado con fondos FEDER: Procesos de innovación en ciudades intermedias y desarrollo territorial policéntrico en España. Las ciudades medias como potencial recurso para el desarrollo de Andalucía  (SEJ 2006-14277-CO04-03). 

 

[2] Se han llevado a cabo 78 en Antequera, 82 en Alcalá de Guadaíra y 85 en Almería. El diseño de la encuesta se realizó a partir de un muestreo estratificado en el que los sectores seleccionados en las tres ciudades fueron los correspondientes a la industria manufacturera y servicios avanzados a los que, en el caso de Antequera, se sumó el comercio al por mayor, dada la especialización en actividades logísticas y de distribución de este ámbito; y, en el de Alcalá de Guadaíra, la industria extractiva, por su significación en este municipio. En todas las muestras el nivel de confianza es del 95 %, con un margen de error del 10%. Las encuestas se realizaron  entre junio de 2008 y junio de 2009.

 

[3] Se han realizado 17 entrevistas en Antequera, 13 en Alcalá de Guadaíra  y 21 en Almería.

 

[4] Según la  OCDE los establecimientos de sectores creativos e intensivos en conocimiento vinculados a la sociedad del conocimiento comprenden las siguientes ramas de actividad:

-          Industrias de alta intensidad tecnológica: industria química, fabricación de máquinas de oficina y equipos informáticos, fabricación de material electrónico y equipos y aparatos de radio, televisión y comunicaciones, fabricación de equipo e instrumentos médico-quirúrgicos, de precisión, óptica y relojería y fabricación de otro material de transporte.

-          Industrias culturales y  servicios creativos: edición, artes gráficas y reproducción de soportes grabados y actividades recreativas, culturales y deportivas.

-          Servicios basados en el conocimiento: correos y telecomunicaciones, intermediación financiera, seguros y planes de pensiones, actividades auxiliares a la intermediación financiera, actividades informáticas, investigación y desarrollo, educación, y actividades sanitarias, veterinarias y de servicio social.

 

 

Bibliografía

 

BELLET, C. - LLOP, J.M. Eds. Ciudades intermedias: urbanización y sostenibilidad.  Lleida: Editorial Milenio, 2000, 557 p.

 

BELLET, C. - LLOP, J.M. Ciudades intermedias. Perfiles y pauta.  Lleida: Editorial Milenio, 2003, 291 p.

 

BELLET, C. - LLOP, J.M. Miradas a otros espacios urbanos: las ciudades intermedias. Scripta Nova. [En línea]. Barcelona: Universidad de Barcelona. vol. VIII, nº 165, 15 de mayo de 2004 <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-165.htm> [10 de enero de 2010]. ISSN: 1138-9788.

 

BENAVIDES, C.-QUINTANA, C. Regiomers en apremdizaje. ¿Nueva dimensión territorial de la innovación? Boletín Económico del ICE, 2002, nº 2722, p. 19-30.

 

BOISIER, S. Sociedad del conocimiento, conocimiento social y gestión territorial. Interaçoes.  Revista Internacional de Desenvolvimiento Local, 2001, Vol. 2, nº 3, pp. 9-28.

 

CARAVACA, I.- GONZÁLEZ, G. - SILVA, R. Innovación, redes, recursos patrimoniales y desarrollo territorial. EURE Revista Latinoamericana de Estudios Urbano Regionales. Santiago [En línea], vol. 31, nº 94, Diciembre 2005 <http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0250-71612005009400001&script=sci_arttext> [10 de enero de 2010]. ISSN 0250-7161.

 

CARAVACA, I.- GONZÁLEZ, G. - MENDOZA- SILVA, R. Dinamismo, innovación y desarrollo en ciudades pequeñas y medias de Andalucía. Sevilla: Consejo Económico y Social (Premio 2008), 2009, 392 p.

 

CARAVACA, I.- GONZÁLEZ, G. Las redes de colaboración como base del desarrollo territorial. Scripta Nova [En línea]. Barcelona: Universidad de Barcelona,  vol XII, nº 289,  1 de mayo de 2009 <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-289.htm> [10 de enero de 2010]. ISSN: 1138-9788.

 

CATING, M.- LACOUR, C. - LUNG, Y. Innovation et développement regional. Revue d'Economie Régionale et Urbaine, 2001, nº1, p. 3-20.

 

COMISIÓN EUROPEA. Estrategia territorial europea. Hacia un desarrollo equilibrado y sostenible del territorio de la UE. Luxemburgo: Oficina de publicaciones de las Comunidades Europeas, 1999, 89.

 

COMISIÓN EUROPEA. Urban Audit. Methodological Handbook. Luxembourg: Office for Official Publications of the European Communities, 2004, 87 p.

 

DRUCKER, P.F. Landmarks of Tomorrow. New York: Harper, 1959, 270 p.

 

DRUCKER, P.F. The Age of Discontinuity. New York: Harper & Row, 1969, 394 p.

 

GANAU, J. - VILAGRASA, J. Ciudades medias en España: posición en la red urbana y procesos urbanos recientes. En CAPEL, H. Ciudades, arquitectura y espacio urbano. Almería: Instituto Cajamar, 2003, p. 37-73.

 

GAULT, M. Villas intermédiaires pour l'Europe?. Paris: Syros Alternatives, 1989, 191p.

 

HAAS, C. - RIERA, P. Territorios locales en la sociedad de las redes. Xeográfica, 2005, nº 4, p. 25-36.

 

HENDERSON, V. Medium Sized Cities. Regional Science and Urban Economics, 1997, nº. 27, p. 583-612.

 

KOMNINOS, N. Intelligent cities: Innovation, Knowledge Systems and Digital Spaces. London: Sponpress, 2002, 250 p.

 

MCKIMMON, D.- CUMBERS, A. - CHAPMAN, D. Learning, innovation and regional development: a critical appraisal of recent debates. Progress in Human Geography, 2002, nº 26, p.293-311.

 

MÉNDEZ, R. Conocimiento e innovación para el desarrollo de ciudades intermedias. En CARAVACA, I.-FERNÁNDEZ SALINAS, V.-SILVA, R. coords. Ciudades, culturas y fronteras en un mundo en cambio. Sevilla: Consejería de Obras Públicas y Transportes, Junta de Andalucía, 2009, p. 20-44.

 

MÉNDEZ, R. MICHELINI, J. J. - ROMEIRO, P. Redes institucionales e innovación en ciudades intermedias para el desarrollo territorial. Ciudad y Territorio, Estudios Territoriales, 2006, XXXVIII (148), p. 377-395.

 

MENDOZA, A. Situación y tendencias de la industria en la aglomeración metropolitana de Sevilla". En MÉNDEZ, R.-PASCUAL, H. Industria y ciudad en España: Nuevas realidades, nuevos retos. Madrid: Thompson-Civitas, 2006, p. 213-241.

 

OECD. Cities and regions in the new learning economy. París, OECD, 2001, 148 p.

 

RALLET, A.Ressources spécifiques et ressorces genériques. Une problématique pour le développment local. En ABDELMAKI, L. -COURLET, C. (eds) Les nouvelles logiques du développement. París: L'Harmattan, 1995, p. 210-231

 

ROMEIRO, P. MÉNDEZ, R. Las ciudades del conocimiento: revisión crítica y posibilidades de aplicación a las ciudades intermedias. Diez años de cambios en el Mundo, en la Geografía y en las Ciencias Sociales, 1999-2008. Actas del X Coloquio Internacional de Geocrítica, Universidad de Barcelona, 26-30 de mayo de 2008. <http://www.ub.es/geocrit/-xcol/407.htm> [10 de enero de 2010].

 

SIMMIE, J.- SENNETT, J.- WOOD, P. -HART, D. Introduction: The Knowledge-based City. Urban Studies, 2002, Vol. 39, nº. 5-6, p. 855-857.

 

STEHR, N. Knowledge societies.The transformation of labour, property and knowledge in contemporary society. London, Sage, 1994, 304 p.

 

TRULLÉN, J. "Economía del conocimiento, ciudad y competitividad. Investigaciones Regionales, 2002, nº 1, p. 139-161.

 

TRULLÉN, J. Redes de ciudades y economía del conocimiento. La Cataluña-Ciudades. En FONT, A. coord. Planeamiento urbanístico. De la controversia a la renovación. Barcelona, Diputación de Barcelona, 2003, p. 49-65.

 

UNESCO Hacia las sociedades del conocimiento. París: UNESCO, 2005, 245 p.

 

VV.AA Manifiesto por una nueva cultura del territorio. Madrid: Asociación de Geógrafos Españoles y Colegio de Geógrafos, 2006 <http://www.age.es> [4 de marzo de 2010].

 

 

Referencia bibliográfica

 

CARAVACA BARROSO, Inmaculada y GONZÁLEZ ROMERO, Gema. Estrategias y actuaciones para el desarrollo de ciudades medias. Algunos ejemplos. La planificación territorial y el urbanismo desde el diálogo y la participación. Actas del XI Coloquio Internacional de Geocrítica, Universidad de Buenos Aires, 2-7 de mayo de 2010 <http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/geo/geocritica2010/695.htm>


volver al programa

logogeocritica