menú principal                                                                                  volver al programa


Actas del XI Coloquio Internacional de Geocrítica

LA PLANIFICACIÓN TERRITORIAL Y EL URBANISMO DESDE EL DIÁLOGO Y LA PARTICIPACIÓN

Buenos Aires, 2 - 7 de mayo de 2010
Universidad de Buenos Aires

 

CONFLICTOS DE APROPIACIÓN CULTURAL DE ESPACIOS PÚBLICOS URBANOS DE CIRCULACIÓN Y COMUNICACIÓN COMO CONFLICTO DE IMAGINARIOS E IDENTIDADES URBANAS

 

Nelson Vergara Muñoz

Universidad de Los Lagos, Osorno, Chile

nvergara@ulagos.cl

 

Francisco Ther Ríos

Universidad de Los Lagos, Osorno, Chile

fther@ulagos.cl


Conflictos de apropiación cultural de espacios públicos urbanos de circulación y comunicación como conflicto de imaginarios e identidades urbanas (Resumen)

Sabemos que en la actualidad, la experiencia urbana es dominante en la construcción social de las cotidianidades. Pero, sabemos también que esta experiencia no sería posible sin el concurso de imaginarios y ritualidades de todo tipo. Esta ponencia pone en evidencia la correlación de imaginarios sociales con la apropiación cultural de espacios públicos de comunicación y circulación urbanas en la ciudad de Osorno, Chile, en el contexto del cuestionamiento de la modernidad.

Palabras clave: cotidianidad, tradición moderna/postmodernidad, experiencias urbanas.


Conflicts of cultural appropriations of public urban spaces of circulation and communication as conflicts of imaginaries and urban identities. (Abstract)

 

We know today, the urban experience is dominant in the social construction of daily activities. However, we also know that this experience would not be possible without the contest of all types of imaginaries and rituals. This presentation will place in evidence the correlation of social imaginaries with the cultural appropriation of public spaces of urban communcation and circulation in the city of Osorno, in the context of questioning modernity.

Key  Words: dailyness, modern/postmodern tradition, urban experiences.


Introducción

 

En tiempos de globalización, las tensiones socioculturales asumen formas y profundidades tales que afectan al conjunto de la vida en sus formas de habitar y convivir en las ciudades, transformando espacios, temporalidades, discursos y formas de representación simbólica, así como también su cultura material. Más visible en las grandes ciudades, se pueden observar también en ciudades intermedias como Osorno (sur de Chile), donde es posible visualizar en las últimas décadas una serie de transformaciones, que parecen reflejo de los cambios a nivel global, nacional y subnacional. En este sentido, la hipótesis general que manejamos señaló que los cambios más radicales y significativos de la ciudad, para efectos de apropiación de los espacios públicos, pasan actualmente por las formas en que las prácticas cotidianas se asumen hoy, fundamentalmente en el orden de la información y la comunicación. Los procesos de modernización a que se van incorporando las ciudades, y que generan modalidades diferenciales de apropiación material y representación simbólica, las cuales estarían entonces dando cuenta de las formas, concretas y visibles, que adquieren las tensiones referidas, y que son posibles de reconocer en comportamientos y discursos de usuarios del tipo del transeúnte. Así, mediante procedimientos de registro, sistematización e interpretación de las experiencias cotidianas, hemos pretendido cartografiar dichas prácticas, de modo de obtener una clara descripción, explicación, comprensión, y eventual proyección de ellas en tres tipos de espacios públicos: de intercambio comercial, espacios públicos recreacionales y espacios públicos de tránsito.

El marco temporal y espacial de la investigación estuvo dado por la cotidianidad urbana en los últimos treinta y cinco años en la ciudad de Osorno, situada a más de 900 Km. al sur de la Capital, Santiago de Chile. Una mirada extensional/intensional de orden interdisciplinaria intentó dar cuenta de las apropiaciones en que se asientan hoy día las identidades y los imaginarios de la ciudad relativos a estos espacios, en los que se reconocen actualmente los usuarios de éstos, del mismo modo que debía quedar registrada en esa mirada las relaciones de estas prácticas con sus propias memorias colectivas. Estimamos que los conocimientos generados pueden constituir insumos para la gestión pública de organismos estatales o municipales y contribuir así al desarrollo cultural de la Región. Para estos efectos nos propusimos investigar quiénes eran los usuarios, cómo se comportaban, representaban y proyectaban simbólicamente sus relaciones en espacios y tiempos de intercambio comercial como ferias, mercados, supermercados, malls, espacios recreacionales como plazas, parques y paseos peatonales, y espacios de tránsito como calles, terminales de buses interurbanos y rurales, estación de ferrocarriles, aeródromo, etc. La presente ponencia informa sobre los fundamentos teóricos que sustentaron la investigación de las prácticas de apropiación de este último tipo de espacio.

La situación cultural: cambios de/en los espacios públicos

 

Ha sido cada vez más evidente las grandes transformaciones que se observan y experimentan en los mundos contemporáneos urbanos (Augé) de las ciudades intermedias, del mismo modo, se hace evidente que las grandes urbes, están relacionadas directa o indirectamente con la globalización (Bauman, Ianni) en un sentido tal que abarca y se expresa no solamente como globalización económica o tecnológica, sino que también como globalización cultural (Subercaseaux, Larraín, Garretón). El contexto o entorno de esos procesos globalizadores es comprendido como el de las tensiones generadas por la modernidad en su movimiento histórico (Touraine, Bell), entornos en que se evidencia que las circunstancias modernas se van transformando en algo que ya no puede ser entendido como una prolongación, extensión o proyección de los mundos propiamente modernos (Ortega, Toffler, McLuhan), sino como aquéllos, tan distintos, a quienes va a convenir el concepto genérico de "postmodernos". En estos cambios radicales, no solamente se ven afectados los entornos en su expresión material específica (espacial, temporal, comunicativo-informacional), sino que necesariamente van acompañados de transformaciones en las expresiones no materiales --en los sentidos y significaciones que las materialidades, incluidas las relaciones, interrelaciones, acciones e interacciones humanas, en suma, la vida en su condición de proyecto sociohistórico o sociocultural--, se realizan desde visiones o cosmovisiones de mundos. Esta dialéctica entre mundos "interiores" y "exteriores", que siempre tiene un equilibrio en virtud de sus dominantes culturales (tecnológicas, valóricas), muestra hoy día una nueva peripecia que exige ver las realidades desde otros paradigmas, distintos a los modernos (Morin, Leff, Fornet-Bertancourt). Paradigmas que no se refieren sólo a cuestiones relativas a las opiniones, sino que afectan profundidades en que se localizan convicciones y, fundamentalmente, sensibilidades nuevas (Ortega, Foucault) en curso de colisión con las sensibilidades tradicionales, y donde la tradición parece ser aquí la propia modernidad histórica (Richards, Brunner).

 

Desde estas situaciones móviles, interactuantes y antagónicas, se observa, entre otras cosas, un nuevo y emergente sentido del espacio, del tiempo y del lenguaje, con sus consecuencias sociales y culturales. Y es muy probable que las dimensiones espaciales que más evidencian los cambios, sean espacios de la experiencia común, lugares de la convivencia, territorios de la expresión civil, de la vida ciudadana. Definidos como espacios abiertos a la intercomunicación, se ven alterados no solamente en su configuración externa, sino que también, como se ha dicho, en sus sentidos profundos, modificándose con ello el modo de habitarlos (Giannini, Bachelard), de ser allí, de experimentarlos diariamente, lo que entonces trae consigo cambios en las maneras en que se conciben y realizan las prácticas diarias, sus estructuras, funciones y símbolos (Giannini, Durand). De esta manera las transformaciones espaciales comportan transformaciones en la cotidianidad de millones de ciudadanos en todo el planeta. Esto implica y subraya que a las nuevas materialidades le acompañan nuevas percepciones, representaciones simbólicas y, por que no, nuevos lenguajes en que se expresa lo normal o habitual, lo consabido, así como también lo que surge y rompe con las normas de lo previamente dado en todos los ámbitos de la experiencia compartida, desde lo más concreto de las relaciones objetivas, hasta lo más simbólico de los valores y relaciones subjetivas (Giannini). Algunos han llamado a esto el retorno de la vida humana como tema y condición de la reflexión (Ortega, Heidegger), o del sujeto (Ibáñez); otros, lo llaman el ingreso a la complejidad -en el sentido propuesto por Edgar Morin-, o al azar -en el sentido que le otorga S. Jay Gould-, a la incertidumbre -en el sentido que lo comenta el chileno Álvaro Fischer, etc. Lo claro es que las grandes convicciones en una racionalidad lineal y progresiva de un mundo único y global, han despertado, en rigor, las diversidades y heterogeneidades (Vattimo), identidades e imaginarios locales (Santana; Boisier). En estos planos, los espacios públicos de comunicación y circulación muestran hoy día rostros que suscitan entusiasmos nuevos, pero también alarmas y desconfianzas (Hopenhayn), angustias y tensiones que se imbrican con utopías, desconocidas ayer por su carácter fragmentario y transitorio. La creciente aceleración de los mundos contemporáneos ha llegado, por la vía de la comunicación electrónica, a todos los rincones, abriendo rutas inéditas e impensadas y dejando huellas de efímeras y fragmentadas modernidades.

 

El conocimiento de los espacios públicos según una orientación inter y transdisciplinar

 

En este sentido, una de las cuestiones que suscita mayor interés en los estudios de la vida urbana, es la creciente interacción entre los espacios de tránsito y sus usuarios, relaciones no siempre armónicas, pero sí muchas veces conflictivas, en las que la ciudad se manifiesta no como algo dado sino que como algo que acontece cotidianamente, tanto en lo efectivo como en lo imaginario e imaginado (García Canclini, Delgado).

Según Jesús Martín-Barbero, se trata de experiencias de procesos que ya no son unívocos. En esta experiencia se articulan lugares y no-lugares en el sentido de Augé o  De Certeau con sus tiempos y discursividades. En ello, en esa complejidad dinámica, se modela, moviliza y reconstruye la ciudad contemporánea. Y la complejidad de estas experiencias convoca, también para ciudades intermedias como Osorno, enfoques interdisciplinares que deben complementarse en un avance hacia las profundidades que tanto esconden como manifiestan la dialéctica de actores y escenarios.

 

En este plano, investigaciones realizadas en nuestra América, como las de García Canclini, Martín-Barbero, Beatriz Sarlo, J. J. Brunner, B. Subercaseaux y otros, constituyen puntos de vista obligados que hemos asumido en nuestra lectura interpretativa. Para efectos operativos, seguimos las pistas que sobre la vida cotidiana elaboran las obras de H. Giannini, y M. De Certeau, según las cuales, calles, paseos, terminales, carreteras, son sobre todo lugares de relación y de identificación transindividual (Segovia y Neira, Márquez, Salcedo) tanto como no-lugares (Augé) que, en cuanto espacialización cultural, implica -dialéctica y dialógicamente- construcciones sociales (Low), en que se deslizan, pasan, transitan las colectividades sin un compromiso identitario específico (Delgado), y dónde se construye  y evidencia un cierto sistema de vida compartido (Fernández-Martorell). En este contexto, las prácticas de apropiación, las hemos entendido como prácticas socioculturales, convergentes/divergentes con los intereses de las personas individuales, pero que se constituyen bajo una fuerte presión ambiental, transindividual, lo que de partida pone en tela de juicio cualquier intento de interpretación monodisciplinar.

 

Tres perspectivas fueron especialmente relevantes en esta investigación y queremos destacarlas en esta línea de marcos teóricos: la teoría general de la cotidianidad de H. Giannini, quien con su propuesta de una arqueología de la experiencia común abre camino a espacios, tiempos y lenguajes de la vida diaria, sea que éstos se realicen en el marco de los mundos de la habitualidad, de la vida normada y asegurada en sus reglas del juego, lo que Giannini trata bajo la categoría de "rutina", sea que se destaque como el afán de romper con los límites de una vida programada, es decir, lo que el filósofo chileno denomina categorialmente como "transgresión". De este modo, rutina y trasgresión constituyen una dialéctica de los modos de ser cotidianos cualquiera que sean los sitios, momentos o decires con que se la construye socioculturalmente y que evidencian usos y tiempos sociales distintos a los modernos.

 

Pero esta movilidad, para ser comprendida tiene, de algún modo, que visualizarse como una textura o tejido que opera a la manera de un texto. La vida cotidiana se despliega así concretamente como una discursividad o textualidad que podía ser leída dentro de determinados horizontes. Aquí vinieron a nuestro auxilio los aportes hermenéuticos de H. G. Gadamer y, particularmente, Paul Ricoeur, con las categorías de memoria, tiempo, historia y olvido. Todo lo anterior nos situó específicamente en el lenguaje. Por esta razón creemos que un aporte significativo para comprender los procesos de cambios mencionados, nos está dado por las investigaciones que desde el lenguaje de la comunicación entendida como medio y como ambiente, nos proporcionó la siempre vigente teoría de M. McLuhan, según la cual la cultura en su dimensión técnica es el último fundamento que nos permite ver esas profundidades que Giannini sospecha en su afán arqueológico, metáfora que McLuhan también reconoce como clave interpretativa de todo proceso cultural.

 

Un esbozo de los cambios

 

En concreto creemos que las tensiones entre tradición y modernidad pasan hoy día por  la introducción desestabilizadora de los ambientes electrónicos en el corazón de los ambientes letrados. De aquí que autores como Cuadra nos refiera los momentos actuales como el tránsito de la ciudad letrada a la ciudad a la ciudad virtual. Esta es la situación que esperábamos encontrar en las dinámicas constituyentes de la vida urbana de Osorno, conjeturas que se vieron corroboradas en el registro de cotidianidades como experiencia común, colectiva. Así, los espacios de circulación y comunicación, de tránsito en esta ciudad, evidenciaron la constitución de ambientes de gran heterogeneidad en que al tiempo que parecen borrarse las fronteras socioculturales por la generación de actitudes de masas urbanas cada vez más compactas, a poco raspar las superficies se observan también las diferencias, la diversidad puesta en marcha por la globalización. Así, desaparece cada vez más la típica ciudad provinciana que Osorno fue, protegida durante mucho tiempo por tradiciones fuertes, e ingresa, aunque más tarde que otras ciudades, es cierto, a la vorágine de las transformaciones, lo que se hace evidente en el creciente transitar por distintos espacios de comunicación, reales o virtuales, y que transforman  a sus usuarios  en habitantes de mucha movilidad.  Masas de transeúntes inquietos y en cierto modo insomnes se pasean por las calles centrales, invaden los medios de locomoción hasta ciertas horas consabidas, luego de lo cual transitan, pasan como pasa la vida cotidiana, esto es, alternando momentos de un pasar como siempre, a un pasar emergente, transitar que va dejando huellas en el tiempo o que pasa, como dice Giannini, "sin pena ni gloria". Pero pasa. Terminales de buses interurbanos o rurales, atestados de pasajeros, de viajeros frecuentes o infrecuentes, turistas que buscan en lo efectivo lo que han visto en las postales que promocionan destinos, parajes o paisajes que el mismo transeúnte imagina con la ayuda de las imágenes, transitorias también, de la propaganda, la publicidad, tan evanescente ella misma como aquello que publicita.

 

Es interesante de notar en este punto que, así como la noción del "pasar" es decidora de la condición general cotidiana como lo que acontece pero que puede ser significativa o insignificante, la propia noción de "paraje" señala, también paradójicamente, tanto los momentos de constitución de espacios y tiempos que se buscan y encuentran, se acumulan y finalmente pasan, como aquellos en que momentáneamente se detiene el andar y deambular en que se ha venido convirtiendo el espacio abierto de las calles, caminos, senderos que corren como ríos interminables y arrastran en sus corrientes a crecientes masas de hombres y mujeres que han hecho del río la metáfora renovada de los tiempos nuevos. Pasar/parar. Dos momentos que se reenvían uno al otro constantemente. El aumento constante de la inversión en infraestructura de terminales, carreteras, puentes, así como aquellas destinadas a atrapar al transeúnte para que se detenga, que pare en algún sitio, que ingrese o retorne a ellos, conocidos o desconocidos, la aventura adscrita a los nuevos ingredientes del turismo como la aventura y el riesgo, son fieles testimonios que atestiguan el valor atribuido a esta condición de nuestras cotidianidades en que lo social-comunicativo se ha vuelto una obsesión, una fe renovada en que a la vuelta de la próxima esquina está la felicidad añorada que se anuncia en los afiches publicitarios, o en el próximo paradero,  o el viaje que está por venir, en las vacaciones próximas. Y en este afán descontrolado, sin centro, se funden y confunden clases sociales, culturas, géneros, edades. Al fin y al cabo, todo para o pasa, sea en lo efectivo, sea en lo imaginario, instancia ésta última que cada vez más va formando parte de nuestros itinerarios. En este sentido, Osorno también ha poblado de Bancos y Farmacias sus centros y periferias, instituciones socioculturales que son como metáforas muy concretas del nuevo caminar por la vida social y cultural, y ha instalado también, como otras ciudades, asientos públicos en sus calles principales,  acaso para dar respiro momentáneo al transeúnte que en cuanto tal exige su derecho a invadir todo espacio, todo tiempo, todo lenguaje, transgrediendo de esta manera cuanta tradición le sale al paso. Sobre todo la tradición de la exclusión, de la segregación que reservaba ciertos espacios y mercancías sólo a determinadas clases o grupos de consumidores. Así la ciudad, hasta hace poco tradicionalista y conservadora, saluda y acoge la impermanencia y aprende no solamente a vivir con ella, sino que también a vivir de ella, aunque para esto tenga que aceptar que la tradición haya disminuido su presencia y ya no suscite la misma actitud reverencial de antes. Los centros y sus símbolos clásicos se modernizan, se desplazan o son sustituidos. El mismo río histórico, el Rahue, que ayer era un emblema de presencia casi ceremonial, adquiere en la actualidad un nuevo rostro, acorde con los tiempos movedizos de una actualidad en permanente transitoriedad: destino, azar e incertidumbre van quedando denotados en obras viales como nuevos puentes que lo cruzan conectando puntos en movimiento, así como también en obras monumentales dedicadas o destinadas a la tentación de la suerte, a la promesa de cambios aún más radicales de vida. Los espacios abiertos del nuevo Casino, contribuyen de esta manera a reforzar el destino incierto y móvil de miles de transeúntes confundidos pero aún así esperanzados, ilusionados como nunca antes y donde cualquiera puede codearse con la suerte de cualesquiera, en cierto sentido, de todos.   

 

Lo anterior puede explicarse como una forma de resolver los conflictos derivados de imaginarios e identidades en interacción. Y esa forma dice claramente que en la actualidad se borran también las fronteras que delimitaban representaciones simbólicas permitiendo la desidentificación con lo distintivo y la asunción de identidades más colectivas, así como también la pertenencia a imaginarios convocantes más que diferenciadores. De modo tal que los conflictos no representan luchas por instalar lo singular, sino por pertenecer a esos ambientes globales a los que se estima que se tienen los mismos y comunes derechos, sobre todo el derecho a usufructuar de bienes de consumo, tanto más apetecidos cuando más efímeros son. 

 

Las proyecciones del estudio

 

En lo más esencial, nos parece que una investigación de este tipo es significativa por cuanto no solamente sirve como insumo en cualquier estrategia de desarrollo local y regional en materias de cultura urbana y de políticas culturales, sino que, al lograr un conocimiento adecuado de las complejidades de la vida en la ciudad, contribuye también con la constitución y preservación de una memoria histórica colectiva, que tiene particular importancia, ya que el período a investigar desde la actualidad, está atravesado no solamente por procesos modernizadores, sino que también por procesos políticos que se evidencian en traumas colectivos que se suman a las consecuencias de una globalización que también tiene aquí sus fuertes detractores. Por esto, se impone la necesidad de deslindar, sin anular sus propiedades intrínsecas, los ámbitos de la cultura y la política, deslinde que sólo puede ser objetivo en los marcos de una investigación coherente y razonada, fundamentada, única forma racional de enfrentar los desbordes emotivos y sus consecuencias a que las experiencias colectivas invitan hoy, incitaciones que no son fáciles de comprender espontáneamente y, por lo mismo, de sustraerse a ellas.

 

 

Bibliografía

 

AUGÉ, Marc  Los no-lugares. Espacios del anonimato, Gedisa, Barcelona,2002

AUGÉ, Marc Hacia una antropología de los mundos contemporáneos, Gedisa, Barcelona, 1998

BACHELARD, Gastón La poética del espacio, Fondo de Cultura Económica, México, 1975

BAUDRILLARD, Jean Cultura y simulacro, Kairós, Barcelona, 1987

BAUMAN, Zygmunt La globalización. Consecuencias humanas, Fondo de Cultura Económica, Argentina, 2005

BELL, Daniel ( s/f) Las contradicciones culturales del capitalismo. Disponible en Internet: http://www.inicia.es/de/cgarciam/Danielbell.htm

BOISSIER, Sergio Modernidad y Territorio, Cuadernos del ILPES, Santiago de Chile, 1996

BRUNNER, José Joaquín (s/f) Cartografías de la modernidad, Dolmen, Santiago de Chile

DE CERTEAU, Michel  La invención de lo cotidiano 1, Artes de hacer, Universidad Iberoamericana, México, 1996

DELGADO, Manuel "Etnografía del espacio público", Rev. De Antropología Experimental, Nº 2, Univ. de Jaen, 2004

DÖRR, Otto  Espacios y Tiempo vividos, Universitaria, Santiago de Chile, 1996

DURAND, Gilbert Las estructuras antropológicas del imaginario. Introducción a la arquetipología general, FCE. Buenos Aires, 2004.

FERNÁNDEZ-MARTORELL, Mercedes Antropología de la convivencia. Manifiesto de antropología urbana, Cátedra, Madrid, 1997

FISCHER, Alvaro Evolución… El nuevo paradigma. Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 2001.

FORNET-BETANCOURT, Raúl Transformación intercultural de la filosofía, Palimsesto, Bilbao, 2001

FOUCAULT, Michel Las palabras y las cosas, Siglo XXI, México, 1995

GADAMER, Hans Georg Verdad y método, Sígueme, Salamanca, 1996

GARCÍA CANCLINI Culturas híbridas, Grijalbo, México, 1990

GARCÍA CANCLINI, Néstor La globalización imaginada, Paidos, Argentina, 2000

GARRETÓN, Manuel Antonio (coord..) Cultura y desarrollo en Chile, Andrés Bello, Santiago de Chile, 2001

GARRETÓN, Manuel Antonio (coord..) El espacio cultural latinoamericano, Fondo de Cultura Económica, Santiago de Chile, 2003

GIANNINI, Humberto  La "reflexión" cotidiana. Hacia una arqueología de la experiencia, Universitaria, Santiago de Chile, 1999

GIANNINI, Humberto  La experiencia moral, Universitaria, Santiago de Chile,1992

GILBERT, Alan La ciudad latinoamericana, Siglo XXI, México, 1|997

GIRALDO, Favio  Ciudad y complejidad, Fundación para la investigación y la cultura, Bogotá, 2003

GUTIÉRREZ, Pablo  Amor y guerra sobre el nacimiento de la ciudad, Universitaria, Santiago de Chile, 1993

HEIDEGGER, Martín  Ser y Tiempo, Fondo de Cultura Económica, México, 2002

HOPENHAYN, Martín  Ni apocalípticos ni integrados, Fondo de Cultura Económica, Santiago de Chile, 1995

IANNI, Octavio (La sociedad global, Siglo XXI, México, 2002

IBÁÑEZ, Jesús  El regreso del sujeto. La investigación social de segundo orden, Amerindia, Chile, 1991

LARRAÍN, Jorge Modernidad, razón e identidad en América Latina, Andrés Bello, Santiago de Chile, 2002

LEFF, Enrique  Racionalidad ambiental..La reapropiación social de la naturaleza, Siglo XXI, México, 2004

LOW, Setha. "Transformaciones del espacio público en la ciudad latinoamericana". En bifurcaciones [online]. núm. 5, verano 2005. World Wide Web document, URL: <www.bifurcaciones.cl/005/Low.htm>. ISSN 0718-1132, 2005

LOW, Setha. Spatializing Culture: The Social Production and Social Construction of Public Space in Costa Rica Setha M. En American Ethnologist, Vol. 23, No. 4 (Nov., 1996), pp. 861-879

MÁRQUEZ, Francisca "La ciudad imaginada", Revista Rocinante, mayo 2004

MARTÍN-BARBERO, Jesús De los medios a las mediaciones, Nomos S.A., Colombia, 2003

MARTÍN-BARBERO, Jesús Oficio de cartógrafo, Fondo de Cultura Económica, Santiago de Chile, 2002

MCLUHAN, Marshall  La comprensión de los medios como las extensiones del hombre, Diana, México, 1993

MCLUHAN, M. y McLuhan, E. Las leyes de los medios. La nueva ciencia, Alianza Editorial mexicana, México, 1990

MCLUHAN, Marshall y Powers, B.R. La aldea global, Gedisa, Barcelona, 2002

MORIN, Edgar Introducción al pensamiento complejo, Gedisa, Barcelona, 1996

ORTEGA Y GASSET, José Pasado y porvenir para el hombre actual, Revista de Occidente, Madrid, 1962

ORTEGA Y GASSET, José El tema de nuestro tiempo, Alianza Editorial, Madrid, 1981

RAMA, Angel La ciudad letrada, Tajamar, Santiago de Chile, 2004

RICHARDS, Nelly "Arte, literatura y desarrollo: linealidades programadas, rupturas crítica", en M.A. Garretón, (coord..), Cultura y desarrollo en Chile, Andrés Bello, Santiago de Chile, 2001

RICOEUR, Paul El conflicto de las interpretaciones, Fondo de Cultura Económica, México, 2003

RICOEUR, Paul  Del texto a la acción, Fondo de Cultura Económica, México, 2002

RICOEUR, Paul Historia y narratividad, Piados Ibérica, Barcelona, 1999

RIZO, Marta "Conceptos para pensar lo urbano: el abordaje de la ciudad desde la identidad, el habitus y las representaciones sociales". En bifurcaciones [online]. núm. 6, otoño 2006. World Wide Web document, URL: <www.bifurcaciones.cl/006/Rizo.htm>. ISSN 0718-1132, 2006

SALCEDO Hansen, Rodrigo"El espacio público en el debate actual: una reflexión crítica sobre el urbanismo postmoderno". Revista EURE, V 28, N° 84 Santiago de Chile, 2002.

SANTANA, Roberto "Imágenes identitarias de la globalización e identidades territoriales emergentes en el sur de Chile", en F. Ther (comp..) Antropología y Estudios regionales. De la aplicación a la acción, Universidad de Los Lagos, Osorno, 2003

SARLO, Beatriz   Escenas de la vida postmoderna, Ariel, Buenos Aires, 2001

SARLO, Beatriz Instantáneas. Medios, ciudad y costumbres en el fin de siglo, Ariel, Buenos Aires, 1996

SEGOVIA, Olga y Hernán Neira "Espacios públicos urbanos: una contribución a la identidad y confianza social y privada", Revista INVI, volumen 20, 55, 2005

SIGNORELLI, Amalia Antropología Urbana, Anthropos, Barcelona. 1999

SUBERCASEAUX, Bernardo Chile o una loca historia, LOM, Santiago de Chile, 1999

SUBERCASEAUX, Bernardo, Nación y Cultura en América Latina, LOM, Santiago de Chile, 2002

TOFFLER, Alvin  El "shock" del futuro, Plaza y Janés, México, 1974

TOURAINE, Alain  "El fin de la ola liberal", en VVAA Desigualdad y globalización, Manantial, Buenos Aires, 2001

VATTIMO, Gianni La sociedad transparente, Paidós Ibérica, Barcelona, 1996

VVAA Voces de la ciudad, LOM, Santiago de Chile, 1999

 

Referencia bibliográfica

VERGARA MUÑOZ, Nelson; THER RIOS, Francisco. Conflictos de apropiación cultural de espacios públicos urbanos de circulación y comunicación como conflicto de imaginarios e identidades urbanas. La planificación territorial y el urbanismo desde el diálogo y la participación. Actas del XI Coloquio Internacional de Geocrítica, Universidad de Buenos Aires, 2-7 de mayo de 2010.
<http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/geo/geocritica2010/561.htm>

 

volver al programa

logogeocritica