menú principal                                                                                  volver al programa

 

Actas del XI Coloquio Internacional de Geocrítica

LA PLANIFICACIÓN TERRITORIAL Y EL URBANISMO DESDE EL DIÁLOGO Y LA PARTICIPACIÓN

Buenos Aires, 2 - 7 de mayo de 2010
Universidad de Buenos Aires

 

 

El Urbanismo y su planificación compatibilizados con la Preservación del Patrimonio Histórico. El caso Tarragona.

 

Jordi Gavaldà

Universitat Rovira i Virgili

jordi.gavalda@urv.cat

 


 

El urbanismo y su planificación compatibilizados con la preservación del patrimonio histórico. El caso Tarragona (Resumen)

 

El estudio del patrimonio histórico de las Casas Baratas de Tarragona por parte de sus propietarios y, posteriormente, la intererrelación de estos con los responsables municipales, desde el segundo semestre del año 2007 hasta la actualidad, ha permitido la preservación de este patrimonio histórico y ciudadano frente a una planificación urbana desmesuradamente agresiva.

 

Para conseguir el reconocimiento de este patrimonio se han analizado las circunstancias históricas, sociales y políticas de la ciudad en el periodo 2007-2010 y el efecto positivo generado por la gran cantidad y calidad de la documentación histórica del recién descubierto Archivo de la Cooperativa de Casas Baratas "La Colectiva" de Tarragona, información que se ha ido extrayendo, analizando cuidadosamente y transformando en conocimiento organizado.

 

Palabras clave: Planificación urbanística, Patrimonio histórico, Tarragona

 


 

Urbanism and its planning made compatible with historic patrimony preservation. The case of Tarragona (Abstract)

 

The study of the historical heritage of "Casas Baratas" of Tarragona by their proprietors, and subsequently, the intererrelación between the propietors and the municipal officials,  since the second half of 2007 to the present, has allowed the preservation of this historical and citizen heritage, in front of an excessively aggressive urban planning.

 

To achieve the recognition of this heritage, we has analyzed the historical, social and political circumstances of the town during the period 2007-2010, and the positive effect of the great quantity and quality of the newly discovered historical documents in the Cooperative Archive of "Casas Baratas Baratas de Tarragona", information that will be extracted, analyzing thoroughly to becoming an organized knowledge.

 

Keywords: Urban planning, Historical heritage, Tarragona

 


 

Exposición del problema

 

En la primavera del año 2007 la ciudad de Tarragona se vio amenazada por una planificación urbanística municipal delirante (POUM 2007), basada en argumentos pseudo técnicos e intereses creados, que no tenía en cuenta ni el derecho a la propiedad privada ni el patrimonio de la ciudad.

 

El Plan fue urdido por los dirigentes municipales que, sin ofrecer ningún tipo de información, dialogo o proceso participativo a los ciudadanos, pretendían eliminar o recalificar diversas zonas habitadas de la ciudad, tal como se describió en [Gavaldà, 2007]

 

La mayoría de los ciudadanos afectados, entre los que se encuentra el autor, desarrollamos diversas actividades de presentación de nuestra problemática en foros asociativos y mediáticos, actividades que se simultanearon con la presentación de las oportunas alegaciones frente a la administración.

 

En el caso concreto de las Casas Baratas de Tarragona se generó un flujo creciente de información y formación sobre las consecuencias del mencionado planeamiento, a través de procesos de debate y participación ciudadana, propiciados por la comunidad de  propietarios afectados, dirigidos al resto de la población y a los nuevos representantes políticos y técnicos de la administración municipal de la ciudad de Tarragona, utilizando técnicas como el "Machizukuri" [Avila, XXX], tal como se documentó en [Gavaldà, 2008]

 

La ciudad de Tarragona tiene 142.869 habitantes, según el padrón de diciembre de 2008,  está situada en el sur de Catalunya, en el nordeste de España y en la ribera oeste del mar Mediterráneo. Su origen romano, fue la antigua Tárraco, capital de la Hispania Citerior desde el año 27 a.C. le ha permitido obtener, por su conjunto artístico y monumental romano de primer orden, la clasificación como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2000.

 

Sus alrededores, con bellas playas y montañas de marcado carácter turístico conviven  con el mayor complejo petroquímico del Mediterráneo y con otros sectores productivos: energético, turístico, agroalimentario, enológico, en auge.

 

También cuenta con otros vestigios arquitectónicos e históricos más recientes (medievales, modernistas, …) entre los que se encuentran las Casas Baratas de Tarragona, de estilo racionalista de principios del siglo XX, descritas en [Gavaldà, 2007 y 2008], y que, gracias al descubrimiento reciente del archivo (en adelante el Archivo) de la Cooperativa "La Colectiva" que las construyó, están siendo documentadas y analizadas con detalle en diversos estudios recientes [Semente y Virgili, 2009] y [Brull y Herrera, 2010] con la colaboración de miembros de la comunidad de propietarios.

 

Los estudios efectuados hasta el momento sobre la documentación del archivo han permitido poner en valor estas casitas uniformes, arregladas, bajitas,… que los defensores del patrimonio desean para vivir y conservar y otros para destruir y especular.

 

Antecedentes históricos y primeros años del movimiento cooperativo en las Casas Baratas de Tarragona

 

¿Casas baratas para vivir o para especular?

No fue ésta la pregunta que se hicieron sus precursores, ni la especulación fue su ideal.

Los precursores sólo deseaban vivir, y vivir de una forma concreta tal como se recoge en algunos documentos inéditos localizados en el Archivo que se mostraran a continuación.

 

Los orígenes históricos del movimiento cooperativo de las Casas Baratas de Tarragona se inicia en la Cooperativa Obrera Tarraconense (COT), fundada en 1904 [Gutiérrez, 2005], que acogía una sección de miembros cooperativistas interesados en la edificación de viviendas baratas y que en Junio de 1920 efectuaron la primera acción cooperativista relacionada con el proyecto de construcción de viviendas baratas. En marzo del año 1921, su líder, Ramón Pié, explica a la Asamblea de la COT un conjunto de ideas cooperativistas innovadoras y extremadamente avanzadas, que poco después, a mediados de julio y a primeros de diciembre de 1921 se presentaron, respectivamente, en las ciudades de Tarragona y Reus. Ese mismo año el activista barcelonés y cooperativista Antonio Albafull pronunció una conferencia sobre el "Problema de las Casas Baratas" en la sede de la COT [Duch, 1993] en Tarragona.


Es en 1927 cuando un grupo de socios destacados de la COT, formado por  Ramón Pié, Cosme Oliva y  Francisco Esteve, decidieron formar una nueva cooperativa dedicada a la construcción de casas baratas que se denominó Cooperativa de Casas Baratas, "La Colectiva". La idea de formar esta cooperativa surgió probablemente a partir de las teorías expuestas en las conferencias efectuadas los años anteriores en la COT y las leyes de Casas Baratas promulgadas los años 1911 y 1921 [Tatjer, 2005]. A este grupo promotor inicial se unieron más de cincuenta socios, de origen mayoritariamente obrero, especialmente del sector ferroviario, y de tendencia socialista o republicana y de ideales cooperativistas.

 
Ese mismo año 1927 representantes de la cooperativa La Colectiva participaron en el Congreso de cooperativas de Casas Baratas celebrado en Barcelona, tal como hemos podido comprobar a través diversa correspondencia y en recortes de prensa del diario "La Vanguardia" de la época localizados en el Archivo y contrastados en la hemeroteca correspondiente
[Brull y Herrera, 2010].

 

También este mismo año se publica, el 10 septiembre, el articulo de opinión "La Cooperativa de casas baratas" en el periódico La Cruz de Tarragona,  localizado en el Archivo como uno de los recortes de prensa que se encontraba pegado dentro de un cuaderno escolar en el que alguien escribió en la portada su presunto uso: "apuntar el peso a Diario de las aceitunas "Manzanillas", como puede observarse en la Figura 1, y que en su interior contiene múltiples recortes de prensa del año 1927, donde se identifican algunas de las principales características ideológicas del movimiento cooperativo de casas baratas aplicado en Tarragona.

 

En el mismo, Figura 1, podemos leer textualmente:  "Si no se trata de un tema tan sobado, y de una necesidad tan universalmente sentida, cual es la construcción de casas baratas para resolver el magno problema de las viviendas, habría que insistir en el encarecimiento del objetivo que persigue la indicada entidad. Desistiremos, pues, de ella y más bien nos fijaremos en la forma como ha venido constituyéndose esta Cooperativa, bien digna por cierto de imitación, o cuando menos de apoyo por parte de todos los elementos sociales de la ciudad. Tarragona, como cualquier otra urbe de importancia, va congestionándose cada día más de habitantes, …"

 

 

 

Figura 1

Cuaderno de recortes de prensa. Detalle de un artículo publicado el día 10 de setiembre de 1927 en el periódico La Cruz de Tarragona

[Archivo "Cooperativa De Casas Baratas La Colectiva"]

 

 

Haciéndose reflejo de la poca aplicación real de los preceptos fijados en las leyes de Casas Baratas de los años 1911 y 1921:  "Se trata, pues, de un hecho real y positivo, una necesidad apremiante que no han podido atender las autoridades ni algunas empresas, más dotadas de buena voluntad que de valor efectivo para llegar a la realidad de su positivo".

 

La necesidad social y la lucha para la consecución de unos ideales concretos, tan comunes en la época, se remarcan el párrafo: "Ante esta necesidad tan intensamente sentida por las últimas clases sociales y perdida toda confianza en la actuación de algunas empresas, han sido los mismos elementos acuciados por la apremiante necesidad quienes se han aprestado a resolver el problema; un puñado de animosos obreros se han constituido en legal sociedad, dispuestos a llevar a cabo su noble cometido, tan esperanzados y llenos de optimismo que el primer capítulo y el primer artículo de su Reglamento, viene concebido en los siguientes y concisos términos: Esta Cooperativa tiene por objeto la construcción de tantas casas como socios cooperativistas hubiere".

Y se pregunta: "¿Van a conseguir estos hijos del trabajo su objetivo que tan lisa y llanamente expresan ya desde un principio, en forma que uno no sabe qué admirar más, si su optimismo o sencillez y su espontaneidad en la manifestación de sus propósitos? "

 

Para destacar que se siguieron todos los pasos administrativos que marcaba la legislación y el apoyo institucional y ciudadano a la obra: "En nuestro caso, al propósito firme que anima a los socios fundadores, a la necesidad propia que les acucia, y a la confección discreta y ordenada de su Reglamento, hay que añadir la protección que desde todas las esferas oficiales y sociales se les viene dispensando, lo que constituye una firme garantía de la bondad de la obra y otro motivo de aliciente o estímulo para los interesados, que ha de servirles para preservar más y más en sus buenos propósitos hasta llegar a la obtención de su cometido".

 

Gracias a ello hemos podido disponer de un Archivo muy bien estructurado y extremadamente documentado, de acuerdo con los requerimientos de las Ley de Casas Baratas de 1921 y otras normativas posteriores, consecuencia de esta misma ley.

 

Finalizando con una llamada a la contribución solidaria: "Queramos, pues, aportar todos nuestro granito de arena a la obra social que unos modestos obreros se han propuesto llevar a cabo, fiando, además del propio esfuerzo, en la ayuda de todas aquellas personas y entidades que vienen llamadas a dispensarles una obligada protección social".

 

En 1929 Ramón Pié, dirigente de la COT, de la Federación Provincial de Cooperativas de Tarragona y de la Cooperativa De Casas Baratas La Colectiva de Tarragona interviene defendiendo estas mismas tesis en un acto público en Pratdip, en la provincia de Tarragona, durante la celebración del día internacional de la alianza cooperativa.

 

Otro documento relevante es el texto del discurso pronunciado por el presidente de la Cooperativa La Colectiva, Francisco Esteve, el día 24 de noviembre de 1934 con motivo de la plantación en un rincón de la propiedad de unos pinos (aun existentes en la actualidad, y que pueden observarse en la figura 4 de [Gavalda, 2008]) a la cual asistieron muchos ciudadanos de Tarragona encabezados por el alcalde de la ciudad y otras fuerzas vivas, en el que se resumen las características del singular movimiento cooperativo y, textualmente, indica que las casas son fruto "del esfuerzo insistentemente sostenido por un grupo de compañeros obreros que suspiraban por establecerse en una casa propia en pleno campo, pero sin alejarse demasiado de la ciudad, …" y "… de una ilusión hecha realidad".

 

Señalándose a continuación las características básicas de las construcciones que se estaban finalizando: "tenemos la casa, con mucho aire puro y sano, mucha luz, mucho sol, elementos necesarios para criar a nuestros hijos, hacerlos fuertes, haciendo tarraconenses altivos, …".

 

Y todo ello conseguido en completa armonía con su municipio: "Nuestro ayuntamiento, honorable señor, ha contribuido en buena parte a la realización de este ideal facilitándonos la dotación de agua, el alumbrado de la carretera y de las dos calles que forman la barriada, … y por ello expresamos nuestro más profundo reconocimiento", como puede observarse íntegramente en la Figura 2, donde se identifican, ya en el año 1934, valores y conceptos como la colaboración entre vecinos, la solidaridad, la rendición de cuentas, el trabajo en equipo y la sostenibilidad. Asimismo se detecta, en el texto del discurso, un talante extremadamente activo y negociador y un espíritu innovador, todos ellos valores y actitudes primordiales, en la actualidad, para alcanzar la excelencia.

 

 

 

Figura 2

Texto original del discurso del presidente de la cooperativa dirigido al Alcalde y población de Tarragona el día 24 de noviembre de 1934

[Archivo "Cooperativa De Casas Baratas La Colectiva"]

           

 

A partir de 1935, en el que finaliza la construcción del barrio, la Cooperativa intentó conseguir, mediante múltiples peticiones al más alto nivel municipal, autonómico y estatal, la reducción en el tipo de interés del préstamo para la construcción de las casas que, en su momento, la Caja de Pensiones otorgo a la Cooperativa. [Archivo "Cooperativa De Casas Baratas La Colectiva", documentos nº 3 a 6]

 

El movimiento cooperativo continuó a pesar de los procesos de intervención de cooperativas decretado por la Generalitat de Catalunya en 1936 y de los avatares del golpe militar y posterior guerra, atendiendo las necesidades sociales de la guerra mediante aportaciones voluntarias al fondo de atenciones generales o al sostenimiento de los Hospitales de Sangre, y las necesidades de la propia comunidad, a través de la reparación de las deficiencias detectadas en las nuevas construcciones, la gestión de impagos, bajas de socios, … y la petición de nuevas infraestructuras al municipio. Hechos que se hallan perfectamente documentados en el Archivo.

 

Todo ello cambió radicalmente el 6 de Junio de 1939, después de la entrada de las tropas franquistas en la ciudad de Tarragona, momento en el que el Presidente y la Junta Directiva de la Cooperativa La Colectiva fueron separados de las funciones como cargos electos por orden del Delegado Sindical Provincial y Jefe de la Central Nacional Sindicalista en Tarragona, su Estatuto y su Reglamento fueron censurados y modificados y cambiado el nombre de la cooperativa por el de "El Pinar", en clara referencia al pinar mencionado anteriormente.

 

Las casas baratas no fueron afectadas físicamente por los embates de la guerra de 1936, en cambio si quedó afectado el espíritu de la comunidad ya que, después de finalizado el periodo bélico, los precursores más activos se desactivaron o fueron relegados (Pié, Esteve,...) o desaparecieron físicamente del escenario español, exiliándose en Iberoamérica. Este es el caso del Dr. Francisco de Paula Folch, científico eminente que habiendo sido Jefe del servicio de Sanidad de la ciudad de Tarragona, se exiló primero a México y posteriormente en La Habana donde dirigió el Instituto Bioquímico de esta ciudad, no pudiendo volver jamás a España.

 

A partir de estas fechas algunos de los socios, adeptos al régimen franquista, dirigieron la comunidad, aunque lo hicieron sin el espíritu creativo, cooperativo e innovador con el que se distinguieron sus antecesores.

 

A pesar de que las últimas leyes que acogen al movimiento cooperativo y la figura normativa de "Casas Baratas" [Ortego, 2006] son del año 1921, no es hasta 1927 que se inicia el desarrollo conceptual de la idea y la fundación de la Cooperativa De Casas Baratas La Colectiva, continuando el año 1928 con la compra de los terrenos y la aprobación el proyecto de construcción y posteriormente en el año 1930 en el que se inicia la construcción, que finaliza el año 1935.

 

La información analizada en este capítulo y los datos mencionados confirman que el desarrollo de la Cooperativa De Casas Baratas La Colectiva de Tarragona fue un movimiento cooperativo históricamente tardío y atípico, tanto en lo que respecta a su concepción y desarrollo, como en el tipo de edificaciones construidas, que serán analizadas en el siguiente capítulo a partir del trabajo efectuado conjuntamente por [Semente y Virgili, 2009] y algunos miembros de la comunidad de propietarios.

 

El conjunto de las Casas Baratas de Tarragona y su arquitectura


El resultado de los esfuerzos de los miembros fundadores de la Cooperativa De Casas Baratas La Colectiva fue el conjunto arquitectónico formado por tres hileras de nueve casas y una hilera de ocho casas, todas ellas con un patio anterior que da a las calles Balmes y Emili Morera de dominio privado, y un patio posterior. El conjunto está situado al noroeste de Tarragona y tenía originalmente un perímetro aproximado de 389 m y ocupaba una extensión de  8.700 m2. 


El solar que  ocupa cada vivienda del conjunto tiene una extensión de 180 m2.  La orientación norte - sur del conjunto hace que la trayectoria del Sol forme una diagonal que va del vértice inferior derecho al vértice superior izquierdo del conjunto y que supone un aprovechamiento máximo de las horas de sol. Si a esto le añadimos la arquitectura de la casa (con muchas y amplias ventanas, si se tiene en cuenta la época de construcción, y unos patios de superficie superior a la normal) disponemos de unas viviendas muy soleadas y ventiladas y unos espacios para efectuar actividades diversas, que en los  primeros momentos se dirigieron al auto-sustento familiar (pequeño huerto o establo, palomar, …)

El proyecto inicialmente fue encargado al prestigioso arquitecto barcelonés Manuel Casas Lamolla, que en marzo de 1928 diseñó un conjunto arquitectónico bastante ostentoso y ornamentado, que recuerda los palacios de Versalles, como puede observarse en la figura 7 de [Gavaldà, 2008]

 

El Ministerio de Trabajo y Previsión aprobó el mismo año el proyecto, pero la Cooperativa, de acuerdo con el arquitecto y debido al alto coste que suponía la materialización del mismo, decidió reformularlo simplificando su diseño para abaratar costes. Una vez terminado el rediseño del proyecto, tomó la dirección técnica de la obra el arquitecto tarraconense José Maria Monravá López que con un presupuesto total de 531.825,55 pesetas inició la obra. Esta cantidad era significativamente inferior a la presupuestada inicialmente y la calidad de los ornamentos de la fachadas quedó afectada, aunque se mantuvieron las calidades de los espacios interiores.

 
Del proyecto constructivo ejecutado cabe destacar la utilización de diversos recursos arquitectónicos y técnicos, poco habituales para la época, especialmente por su sostenibilidad. El primero de ellos consiste un sistema de climatización natural, tanto para verano como en invierno, mediante la utilización de la denominada Cubierta a la Catalana que, en invierno mantiene caliente la casa y en verano, por el efecto aislante de este tipo de cubierta y las enormes y diversas ventanas abiertas, la casa se mantiene ventilada constantemente gracias a la orientación norte-sur del conjunto que, durante el recorrido del sol, crea una diferencia de temperatura en los dos extremos de la casa y hace que se produzca una corriente de aire de baja velocidad que disminuye la temperatura de sensación produciendo un ambiente más fresco y, a la vez, más saludable, que en el común de las casas de la época.

 

Las instalaciones hidráulicas, tanto internas como externas, son otro de los elementos característicos de estas casas, ya que la gran superficie del tejado y las terrazas permitía la total y masiva recogida de aguas pluviales que se depositaban en las cisternas que tenían algunas casas. La aguas negras se dirigían al alcantarillado de la comunidad que confluía en una fosa séptica general enterrada y aireada con tres espacios de decantación (situada en el espacio que debía ocupar la novena casa de la hilera de ocho casas) de características autofiltrantes y depuradoras, con lo cual las aguas grises obtenidas se podían reutilizar en los campos de cultivo de los alrededores.

 

En cada una de las viviendas se hizo una instalación completa de agua sanitaria caliente que partía la cocina económica (adquiridas por 250 pesetas/unidad, según documentos localizados en el Archivo), en la que se recuperaba el calor residual de la combustión de la leña o el carbón mediante serpentines y se producía agua caliente, que se transportaba mediante conducciones de plomo y se almacenaba en un depósito metálico situado en la parte más alta de la despensa, desde donde se enviaba a la cocina y al fregamanos, bidet y bañera situados en el lavabo.

 

Las líneas eléctricas externas, en la época de construcción de las viviendas, recorría las fachadas de las casas y alimentaba cada vivienda, con una potencia de aproximadamente 185 W destinada únicamente a la iluminación de cada una de las habitaciones y patios de las casas.

 

Desde la finalización de la construcción de las casas hasta el final de la guerra se produjeron diversas acciones de mejora que fueron impulsadas mayoritariamente, según consta en los documentos del Archivo, por el doctor Francisco de Paula Folch, miembro de la Cooperativa y Jefe de Sanidad y Aguas de Tarragona, tendentes a dar aun más entrada de luz solar y ventilación, especialmente en las ocho casas de los extremos de las cuatro hileras.

 

Hasta la actualidad las casas se han mantenido sin demasiados cambios en su estructura y volumetría inicial gracias a las ordenanzas municipales que, junto con el interés de la comunidad de propietarios por preservar la imagen del Conjunto, y el interés de cada propietario por mantener en buen estado su propiedad, mejorándolas continuamente, ha hecho que podamos disponer en este momento de casas de más de 200 m2 de superficie perfectamente adecuadas a los estándares del siglo XXI.

 

Patrimonio y Planificación Urbanística actual

 

Con estas bases históricas y arquitectónicas y ya en el siglo XXI, y en concreto en 2010, la agrupación del conocimiento organizado, que ofrecen conjuntamente la historia de principios del siglo XX y el Archivo, demuestra la importancia del proyecto cooperativo de construcción de las Casas Baratas de Tarragona y su trascendencia en ámbitos no solo locales sino catalanes y españoles.

 

La importancia histórica del proyecto cooperativo y el cambio de actitud municipal debido al cambio de dirigentes políticos en el gobierno municipal, la mayor sensibilidad ciudadana y patrimonial de los nuevos gestores municipales, el nombramiento de técnicos municipales pluridisciplinares profesionalmente competentes y la difusión del conocimiento de las bases históricas singulares, poco conocidas hasta el momento, mediante la información y la formación a los gestores municipales, han permitido la resolución del conflicto planteado.

 

Para ilustrar la evolución histórica del conflicto de intereses de los tres últimos años entre la presunta planificación urbanística y el patrimonio se ha utilizado un diagrama ternario, de carácter semicuantitativo, basado en las teorías del modelo Hawk-Dove game (modelo gavilán o agresivo - paloma o defensivo) de J. Mayard and G. Price propuesto en 1973, ampliado y descrito posteriormente por [Mcelreath y BOYD, 2007], al incorporar un tercer tipo de comportamiento, denominado "mediador". Este diagrama, Figura 3, describe la evolución  del sistema estratégico utilizado para defenderse de la agresión producida, a mediados del año 2007, por los dirigentes municipales del momento sobre la comunidad de propietarios de las casas baratas de Tarragona y el resto de la sociedad de Tarragona.

 

 

 

Figura 3

Diagrama ternario del sistema estratégico Casas Baratas de Tarragona

 

 

Esta agresión inicial, en la que no existió ninguna posibilidad de consenso debido a la cerrazón conceptual o los intereses particulares de la parte municipal, se ha reflejado como punto (a) en el diagrama ternario, e ilustrado con un elevado valor del componente G (Gavilán), de características agresivas, y un bajo valor, su complementario, del componente P (Paloma), de características defensivas.

 

El cambio político, debido al resultado de las elecciones municipales, y una mayor sensibilidad ciudadana y patrimonial de la parte municipal hizo que, a pesar de no existir un proceso claro de consenso, el componente P aumentara, disminuyendo de forma proporcional el componente G, tal como refleja en la progresión hacia el punto (b).

 

La contratación de un buen bufete de abogados para presentar, en un corto período de tiempo, las alegaciones pertinentes, permitió disminuir la situación de tensión, hasta conseguir un equilibrio entre las dos actitudes (punto c).

Es en este momento en el que se hace presente un nuevo componente estratégico denominado R, que se corresponden con una dinámica de mediación intrínseca. Este tercer componente reacciona normalmente con características defensiva, aunque cuando su oponente actúa agresivamente este reacciona de forma agresiva, aumentado sus posibilidades de éxito o supervivencia. Así el componente R emparejado con un componente agresivo G, actúa como agresivo y, en cambio, emparejado con un componente defensivo P, actúa como defensivo.

 

A partir del descubrimiento del Archivo de las casas baratas, se inicia un periodo de extrema concienciación de la comunidad de propietarios, que después se transmite a la población de Tarragona (punto d) a través de diferentes actividades de difusión de esta información y de la formación correspondiente.

 

En este caso la dinámica de apertura a la sociedad, utilizando la técnica del "Machizukuri" tal como se documentó en [Gavaldà, 2008], continúa rebajando la tensión (punto e), a la vez que al incrementarse la actividad de la comunidad, que trabaja en ampliación del mencionado archivo, este evoluciona hacia el (punto f) continuando la tendencia de disminución de la tensión.

 

A principios del año 2008 el municipio plantea a la comunidad un plan de contingencia que no es aceptado pero que fija las condiciones consensuadas que debería tener el nuevo plan de ordenación urbanística municipal que el municipio desea desarrollar (punto g), llegándose finalmente a un compromiso por escrito entre la alcaldía y los diversos colectivos afectados por el plan de ordenación urbanística municipal 2007, Figura 4, (punto h), a la espera (punto i) de la aprobación del plan 2008 en el que las Casas Baratas de Tarragona no aparecen afectadas.

 

 

 

Figura 4

Acta de compromiso escrito entre el Ayuntamiento de Tarragona y la Comunidad de Propietarios de las Casas Baratas de 16 de junio de 2008

 

 

En este momento, marzo de 2010, y en el contexto de una crisis económica global e inmobiliaria en España, en la ciudad de Tarragona se está pendiente de aprobación del POUM 2008 y de la recatalogación del conjunto arquitectónico, tal como la comunidad que propietarios solicitó en el año 2009. Como puede observarse todas estas actividades de consenso propiciadas por la comunidad de propietarios y aceptadas por la municipalidad han permitido destensar el sistema, llegando a una situación de equilibrio, con estabilidad neutra favorable a los intereses patrimoniales ciudadanos y particulares, sin detrimento de la planificación urbanística

 

En definitiva, si el conocimiento que se ha mostrado a lo largo del artículo puede organizarse de forma coherente, puede preservarse el patrimonio mediante el conocimiento histórico y social, al compaginarse con los intereses municipales, tanto políticos como técnicos, se habrá llegado a un principio de consenso del tipo "win to win" donde todos, administradores, administrados y sociedad en general, salen ganando.

 

El proceso de construcción de consenso no sólo promueve la paz social si no que genera innovación por una parte y por otra, si le añadimos un proceso de análisis crítico, se inicia un círculo virtuoso entre la preservación del patrimonio, la construcción de consenso, la generación de innovación y un nuevo proceso de análisis crítico, que debería alertar de posibles intromisiones perversas en el sistema.

 

Este análisis crítico permite priorizar intereses, crear nuevas formas de actuación [Capel, 2007], transmitir nuevas experiencias y con el conocimiento adquirido, ayudar a identificar nuevas interrelaciones, partiendo de correlaciones cruzadas, que permiten compatibilizar, cada vez más la preservación del patrimonio con el urbanismo y su planificación, tal como puede observarse en la Figura 5 que resume y estructura este artículo.

 

La gran calidad del archivo, la implicación de los propietarios actuales y los intereses del nuevo equipo gestor municipal ha permitido, por este orden, construir consenso, priorizar intereses y propiciar nuevas formas de actuación.

 

La actitud positiva de la administración municipal frente al patrimonio de la ciudad, reflejada en el artículo de opinión publicado en Diari de Tarragon por [Zapater, 2009] se ha demostrado con hechos fehacientes, al integrar el nuevo parque municipal colindante al conjunto arquitectónico de las Casas Baratas de Tarragona, equilibrando las zonas de alta y baja densidad existentes en la zona. Este nuevo parque, a petición de los propietarios de las Casas Baratas, se ha denominado, por decreto municipal de 5 de mayo de 2008, Parque La Colectiva, nombre de la cooperativa de propietarios que diseñó y construyó estas casas.

 

El patrimonio, su mantenimiento o rehabilitación, y su diversidad favorecida por diferentes tipos de patrimonio (romano, medieval, modernista, contemporáneo, …) dan la imagen de identidad de la ciudad de Tarragona a través de su historia, dejando de ser la ciudad un mero espacio que propicié la especulación urbana.

 

 

 

Figura 5

Mapa mental del artículo

 

 

Estas nuevas experiencias ayudan a identificar nuevas interrelaciones que dan argumentos definitivos para compaginar el Patrimonio Histórico de la ciudad, de cualquier época, con el respeto a la propiedad privada, con su Urbanismo y la planificación del mismo, y que esta experiencia puede ser transportada a otros casos actuales sin resolver o a futuros casos, de características similares, que se planteen en otros lugares y sociedades.

 

Actualmente el POUM 2008 de la ciudad de Tarragona se encuentra en periodo de aprobación definitiva, habiéndose excluido del mismo la intención de derribo el complejo arquitectónico e histórico de las Casas Baratas de Tarragona. Complejo que está, a petición de sus propietarios, en proceso de mejora de su categoría en el Catálogo de Bienes Protegidos de Tarragona.

 

Conclusiones

 

El desarrollo de la Cooperativa De Casas Baratas La Colectiva de Tarragona fue un movimiento cooperativo históricamente tardío y atípico, tanto en lo que respecta a su concepción y desarrollo, como en el tipo de edificaciones construidas, que se mantienen tal como fueron creadas hace más de 75 años.

 

El proceso de extracción y difusión del conocimiento iniciado en 2008 descrito en [Gavalda, 2008] y continuado con la colaboración específica de los propietarios, que ha propiciado sendos estudios en el ámbito arquitectónico [Sementer y Vigili, 2009] y en el ámbito histórico y social  [Brull y Herrera, 2010], nos permiten avanzar en la caracterización del movimiento cooperativo, la explotación de la memoria vecindal y la importancia de las características arquitectónicas del complejo.

 

Los documentos históricos, sociales y arquitectónicos del Archivo, más de 4.500 en este momento, han ofrecido argumentos y metodologías estratégicas, no solo a los propietarios sino también a las autoridades locales y municipales para que hagan suyo el patrimonio. Estos mismos documentos y la experiencia de Tarragona pueden dar argumentos a otros propietarios de otros lugares y sociedades distintas para solucionar problemáticas similares.

 

Agradecimientos

Una vez más debemos agradecer a la Universidad de Barcelona y a la Universidad Rovira i Virgili el habernos ofrecido su apoyo para la creación y difusión de conocimiento sobre las Casas Baratas.

A Mireia Brull, una de las más jóvenes vecinas de las Casas Baratas de Tarragona, y su profesora tutora Francisca Herrera, por querer hacer su trabajo de investigación de secundaria [Brull y Herrera, 2010] sobre las Casas Baratas de Tarragona con el argumento, que describe en el prólogo, "porque vivo en estas casas", y a todos los vecinos y vecinas que colaboraron en el trabajo de campo y en la recopilación de nueva información.

 

 

Bibliografía

 

ARCHIVO "COOPERATIVA DE CASAS BARATAS LA COLECTIVA" de 1926 hasta la actualidad. Diversos documentos propiedad de la Comunidad de Propietarios de las calles Balmes y Emili Morera de Tarragona:

Doc. 1.- La Cooperativa de casas baratas. Cuaderno de recortes de Prensa. Artículo publicado en el periódico La Cruz de Tarragona. 10 de setiembre de 1927

Doc. 2.- Discurso del Presidente de la Comunidad durante el acto de plantación de pinos. 24 de noviembre de 1934

Doc. 3.- Carta al presidente de la Unión Española de Casas Baratas y Económicas. 10 de setiembre de 1935

Doc. 4.- Decreto de Intervención de Cooperativas de la Generalitat de Catalunya, de 30 de julio de 1936

Doc. 5.- Carta de la Federación de Cooperativas de Cataluña a la Conserjería de Justicia de la Generalitat de Catalunya, de 29 de abril de 1937

Doc. 6.- Carta de la Federación de Cooperativas de España al Ministerio de Trabajo solicitando la resolución del expediente de la Cooperativa La Colectiva, de 25 de agosto de 1937

ÁVILA, R. Planificación urbana y protagonismo ciudadano: la idea de la planificación participativa del Machizukuri japonés. Biblio3W. Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales, Universidad de Barcelona, Vol. XIII, nº 773, 25 de enero de 2008. <http://www.ub.es/geocrit/b3w-773.htm>.[14 de marzo de 2010]. ISSN: 1138-9796

BRULL, Mireia y HERRERA, Francisca. Les Cases Barates de Tarragona. El naixement d'una comunitat (Expliració de la Memòria Veïnal). Trabajo de investigación. Instituto de Educación Secundaria Antoni Martí i Franquès. Tarragona. Febrero 2010

 

CAPEL, Horacio. El debate sobre la construcción de la ciudad y el llamado "Modelo Barcelona". Scripta Nova, [en línea]. Barcelona: Universidad de Barcelona, 15 de febrero de 2007, vol XI, nº 233, p. 41.< http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-233.htm> [14 de marzo de 2010]. ISSN: 1138-9788

 

DUCH, Monserrat. La Cooperativa Obrera Tarraconense. Consumo, trabajo y
ocio en Tarragona (1904-1965)
. Edicions el Mèdol. Tarragona 1993. ISBN: 
84-86542-87-1

 

GAVALDÀ, Jordi. El Plan de Ordenación Urbanística Municipal de la ciudad de Tarragona de 2007 (POUM 2007) y su incidencia sobre el conjunto arquitectónico de las Casas Baratas. Biblio 3W Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales,

Universidad de Barcelona, Vol. XII, nº 757, 30 de octubre de 2007. http://www.ub.es/geocrit/b3w-757.htm [14 de marzo de 2010]. ISSN 1138-9796

 

GAVALDÀ, Jordi. El planeamiento urbanístico uniformizador. Acciones ciudadanas para la conservación del patrimonio de las Casas Baratas (Cases Barates) de Tarragona. Diez años de cambios en el Mundo, en la Geografía y en las Ciencias Sociales, 1999-2008. Actas del X Coloquio Internacional de Geocrítica, Universidad de Barcelona, 26-30 de mayo de 2008. http://www.ub.es/geocrit/-xcol/425.htm [14 de marzo de 2010].

 

GUTIÉRREZ, Agustí. Casa Oberta. Un segle de Coopertiva Obrera Tarraconense (1904-2004). Silva Editorial. Tarragona 2005. ISBN: 85-95624-47-8

 

McELREATH, Richard y BOYD, Robert. Mathematical Models of Social Evolution. The University of Chicago Press, Chicago 2007. ISBN-13: 978-0-226-55827-1

 

ORTEGO, Pedro. Las Casas Baratas (La obra del Instituto de Reformas Sociales). Iustel, Madrid 2006. ISBN: 84-96440-66-4

 

SEMENTE, Oriol y VIRGILI, Marçal. Estudi del Conjunt Arquitectònic de les Cases Barates de Tarragona i la seva evolució. Trabajo de investigación. Instituto de Educación Secundaria Antoni Martí i Franquès. Tarragona. Febrero 2009

TATJER, M. La vivienda obrera en España de los siglos XIX y XX: de la promoción privada a la promoción pública (1853-1975) ". Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. Barcelona: Universidad de Barcelona, 1 de agosto de 2005, vol. IX, núm. 194 (23). <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-194-23.htm>. [14 de marzo de 2010]. ISSN:1138-9788

ZAPATER, Francisco. Pim, pam, POUM… ¡dentro! Diari de Tarragona. 30 de noviembre de 2008

 

 

Referencia bibliográfica

 

GAVALDÀ, Jordi.El Urbanismo y su planificación compatibilizados con la Preservación del Patrimonio Histórico. El caso Tarragona. La planificación territorial y el urbanismo desde el diálogo y la participación. Actas del XI Coloquio Internacional de Geocrítica, Universidad de Buenos Aires, 2-7 de mayo de 2010
<http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/geo/geocritica2010/280.htm>

volver al programa

logogeocritica