menú principal                                                                                            volver al programa
 

Actas del XI Coloquio Internacional de Geocrítica

LA PLANIFICACIÓN TERRITORIAL Y EL URBANISMO DESDE EL DIÁLOGO Y LA PARTICIPACIÓN

Buenos Aires, 2 - 7 de mayo de 2010
Universidad de Buenos Aires

 

 

DEL PRESUPUESTO PARTICIPATIVO A LOS MEGAPROYECTOS:

LA PRODUCCIÓN DEL ESPACIO URBANO EN PORTO ALEGRE

EN EL SIGLO XXI

 

Paulo Roberto Rodrigues Soares

Departamento de Geografia

Programa de Pós-graduação em Geografia

Universidade Federal do Rio Grande do Sul

Porto Alegre, Brasil.

 


 

Del presupuesto participativo a los megaproyectos: la producción del espacio urbano en Porto Alegre en el siglo XXI (Resumen):

 

El artículo trata de la producción del espacio urbano en la ciudad de Porto Alegre, Brasil en la primeira década del siglo XXI. Tras un periodo de gobienrno urbano donde se han experimentado formas participativas de gestión que se convirtieron en modelo mundial la ciudad hoy día pasa por diversas transformaciones donde una forma de gestión empresarial del espacio urbano es cada vez más dominante. En este sentido, el artículo presenta algunos de los megaproyectos en operación de la ciudad presentando sus promotores y estrategias de actuación. En conclusión discutese si el camino hacia un urbanismo más privado que público es irreversible en la ciudad que ya fue conocida como la capital mundial de la participación ciudadana.

 

Palabras clave: megaproyectos - participación ciudadana - producción del espacio - Porto Alegre, Brasil.

 


 

From the participatory budget to the mega-projects: the production of urban space in Porto Alegre in the XXI century (Abstract):


The article deals with the production of urban space in the city of Porto Alegre, Brazil in the first decade of the 21st century. After a large period of urban govern which have experienced participatory forms of management that became the city a world model, nowadays Porto Alegre through out several changes where one form of corporate governance of urban space is increasingly dominant. In this sense, the article presents some of the mega-projects in operation in the city presenting its promoters and strategies of action. In conclusion we discuss if the way to a more private than public planning is irreversible in the city which was known as the world capital of citizen participation.

 

Key words: megaprojects - citizen participation - production of the space - Porto Alegre, Brazil.

 


 

Vivimos una fase de cambios en la urbanización capitalista, especialmente en las metrópolis mundiales. Vivimos un momento de avance de grandes grupos del capital financiero internacional sobre el espacio urbano, dominando los procesos de producción y reproducción e imponiendo nuevos patrones de organización y gestión del espacio urbano. A pesar de la crisis del capital y aunque las resistencias e insurgencias de los movimientos sociales y populares broten en diversos cantos del planeta, el grande capital sigue su marcha de dominación sobre todo el espacio. Además, la escasa capacidad (o voluntad) de oposición de los gobiernos, sea en nivel nacional o en nivel local (con honrosas excepciones) corrobora para un proceso de "naturalización del sistema capitalista global" (Zizek, 2008), considerado única alternativa viable y posible de organización social para la humanidad.

 

Desde 2008 es reconocido el estado de crisis de reproducción de la economía y de la sociedad capitalista. La crisis del 2008 tuvo como epicentro la "burbuja inmobiliaria" en Estados Unidos y se propagó como un rastillo de pólvora sobre otras economías nacionales afectando el funcionamiento de la economía global. No obstante el origen de la crisis estuviese en el proceso de producción espacial, es la misma la expansión geográfica y reorganización espacial de la economía capitalista que se configura como alternativa de salida de la crisis. Es decir, se trata de ampliar aún más las formas de producción capitalista del espacio.  

 

Analizando las mutaciones del imperialismo en la era del capitalismo globalizado, David Harvey apunta dos lógicas de expansión del poder mundial: la lógica capitalista y la lógica territorial del poder. No obstante sus diferencias, las dos lógicas "se entrelazan de formas complejas y por veces contradictoria" (Harvey, 2005:34). De tal manera que es la movilidad del capital y la actuación del Estado sobre el territorio que garantizan la "ordenación espacio-temporal" necesaria a la continuidad de la acumulación capitalista y del poder político. La ordenación espacio-temporal en diferentes escalas geográficas, especialmente la escala urbana y metropolitana, materializa la actuación desigual y combinada del capital y del poder político la cual es mediada por el capital financiero y el poder Estatal, los cuales refuerzan la producción capitalista del espacio.

 

La "financierización del sistema" es la expresión de la nueva política económica gobernada por los intereses del capital financiero oligopólico:  

 

"Hay un gigantesco oligopolio compuesto por cerca de diez bancos internacionales, una red de inversores institucionales (fondos de pensión, fondos de inversión), seguradoras y grupos de grandes firmas ligadas a los bancos dominantes" (Amin, 2008:65).

 

Estos capitales disponibles en el sistema financiero mundial actúan en todos los sectores de la economía capitalista, sea en el agronegocio, en la biotecnología, en los mass media o en el sector de la construcción civil[1]. Los grupos financieros internacionales buscan territorios para su aplicación de recursos y Brasil, como país considerado en los medios dominantes globales como "emergente", ya está inserido en los flujos de capitales llevados para la construcción y la promoción inmobiliaria. Así que Porto Alegre como una de las principales metrópolis del país se convierte en un espacio de codicia para las corporaciones nacionales e internacionales interesadas en el desarrollo urbano.

 

La gestión urbana tiene pocas posibilidades de resistencia a estos procesos. En una situación de competencia global entre ciudades por atraer y mantener inversiones, los gobiernos locales se someten a las reglas del capital financiero global. Neil Smith (2005) apunta las capitulaciones del gobierno de la ciudad de Nueva York a los poderes financieros de Wall Street, siendo que el caso no es el único en se tratando de ciudades globales. Las disputas por la realización de megaeventos (juegos olímpicos, torneos deportivos, conciertos de megastars de la música, conferencias mundiales, exposiciones internacionales) y el ofrecimiento de las estructuras físicas necesarias a ellos es solamente una parte del recetario del city marketing el cual repercute por toda la gestión urbana al incluir la preparación del espacio de la ciudad en términos de infraestructuras y logística necesarios y (no pocas veces) la subvención gubernamental a los eventos.     

 

Es en el espacio de las metrópolis que tales procesos se manifiestan con más fuerza. Las metrópolis al concentrar toda una complexidad política económica y social son los espacios privilegiados de reproducción del capital, además de se caracterizaren como espacios de experimentación de la lucha anticapitalista. La nuevas clases (Sassen, 2007) de excluidos del banquete de la economía globalizada traban en las metrópolis globales su lucha por la supervivencia en un orden cada vez más excluyente.          

 

Porto Alegre como una metrópoli del capitalismo periférico pero inserida en el orden global no está allena a estos procesos. Paradoxalmente fue un "megaevento antiglobalización", el Forum Social Mundial, que insertó Porto Alegre en los circuitos globales. La ciudad se hizo conocida mundialmente gracias a la repercusión del encuentro de los movimientos sociales de contestación a la globalización.

 

En artículos anteriores presentamos las características de  la ciudad y los procesos de cambio socioespacial en marcha[2]. La ciudad, con más de 1,5 millones de habitantes y núcleo de una región metropolitana de 4 millones de habitantes es uno de los principales centros económicos e industriales de Brasil. En la última década están se produjendo importantes cambios en la ciudad. Porto Alegre cada vez más está se configurando como un centro de servicios y de gestión económica para las corporaciones, mientras que las estructuras productivas, es decir, las plantas industriales, se sitúan en la región metropolitana y su entorno. Tales procesos han produzido diversos cambios en la geografía social de la ciudad. De la antigua metrópoli de fábricas quedan pocas áreas y algunos de los "lugares canónicos de la ciudad industrial" (Amendola, 2000:30) que se convierten en nuevos íconos de la ciudad postmoderna (centros culturales, centros comerciales, casas de entretenimiento).

 

Es inegable que Porto Alegre es hoy día una ciudad de servicios. Tanto para las personas como para las empresas. Y eso genera cambios en su ordenamiento espacial, especialmente por las nuevas pautas de localización de las actividades económicas y de los grupos sociales. Por consiguiente, nuevas infraestructuras de movilidad son necesarias para la conexión de las nuevas centralidades (areas de concentración de oficinas, centros de negocios, aeropuerto, universidades, hospitales) y los nuveos espacios de vivienda de las clases altas y medias. El poder público sufre presiones del capital y de los medios de comunicación por inversiones en nuevas infraestructuras de transporte público, pero también recibe críticas por la carencia de soluciones para la movilidad en transporte privado. Esta se encuentra en vias de colapso gracias a una flota de 600 mil coches en el municipio, además del medio millón de vehículos de la región metropolitana que diariamente circulan en la ciudad.

 

En este artículo realizamos un análisis de este proceso de cambio en la gestión urbana, con el virtual éxito de las tendencias de valoración y privatización del suelo en la producción de la ciudad sobre las corrientes de la democracia participativa. Para ello analizaremos cuatro casos de "megaproyectos" en planes o en construcción: los "barrios planeados" Jardim Europa y Central Parque, el conjunto de viviendas Terra Nova y el proyecto de urbanismo empresarial y privado Pontal do Estaleiro.

 

Nuestra intención es realizar un análisis crítico de las promociones y sus consecuencias para el urbanismo y la urbanidad de la ciudad. En nuestra visión, los megaproyectos apuntan para un futuro de producción de una ciudad más fragmentada y privatizada, con la reducción del espacio público y de la democracia local en la producción de la ciudad. Asimismo, se articulan agentes locales y agentes globales en la concepción y producción de las promociones, imponiendo una lógica de negocios vinculada a los circuitos financieros globales la cual reniega la posibilidad de la participación ciudadana en la toma de decisiones.

 

Así que la gestión urbana se encuentra entre las imposiones globales y las presiones locales. En nuestra visión, los últimos años de la gestión del espacio urbano en la ciudad de Porto Alegre, las demandas privadas han ganado más fuerza, tanto por la potencia de los procesos de cambio global, como por los cambios de la política local.

 

A continuación trataremos de analisar la gestión urbana de Porto Alegre con enfasis en algunos de los "megaproyectos" que están se construyendo en la ciudad y sus consecuencias para la urbanidad de la ciudad.     

 

La gestión urbana y los megaproyectos

 

A lo largo de dieciséis años (1989-2004) la ciudad de Porto Alegre fue conocida mundialmente como "la capital de la democracia participativa". Al frente del gobierno de la ciudad, las sucesivas administraciones del Partido de los Trabajadores (PT), implantaron un modelo de gestión urbana que combinaba reversión de prioridades, descentralización del poder y gestión democrática de la ciudad, con su estrella mayor el Presupuesto Participativo. Por este instrumento de gestión urbana, el cual fue imitado en diferentes versiones, la población de la ciudad, dividida en regiones, era llamada a opinar sobre las prioridades y las inversiones públicas que deseaba en los diferentes sectores que se divide la gestión urbana (vivienda, transporte público, saneamiento,   Porto Alegre fue reconocida mundialmente por su modelo de gestión urbana llamado posteriormente de "modelo Porto Alegre" en contraposición a los modelos de gestión empresarial basados en el city marketing y en la planificación estratégica.

 

Sin embargo, y aunque visiones críticas sobre el modelo Porto Alegre también se produjeron, la experiencia portoalegrense registró señales de agotamiento y desde 2005 se produce un cambio de gestión en la ciudad. No obstante los nuevos grupos en el poder hayan adoptado el lema "preservando conquistas, construyendo mudanzas" y llamado su propuesta de gestión de "gobernanza solidaria", es constatable los cambios en la gestión urbana y la opción del nuevo gobierno local por los megaproyectos privados de desarrollo urbano. Además, la definición de la ciudad como una de las sedes del Campeonato Mundial de Fútbol de 2014 fue tratada como una "carta blanca" a los gestores y promotores inmobiliarios para sacar adelante sus proyectos de "modernización" del espacio urbano de la ciudad.

 

Grandes obras de ordenación del espacio de la ciudad están programadas las cuales deben cumplir los plazos establecidos por la entidad organizadora del Mundial (FIFA), los cuales son mucho más comprimidos que los plazos normales de realización de obras públicas en Brasil. Sin embargo, la situación es de total sumisión del poder público (local y estatal) a los dictamines de la organización. De tal manera que en el Término de Compromiso de las ciudades-sede se puede leer que

 

"las ciudades candidatas se comprometen (…) a firmar los instrumentos necesarios a conjugación de esfuerzos entre ellas, la Unión Federal, los Estados y Municipios relacionados a su candidatura para la definición de prioridades, plazos y responsabilidades relativos a los emprendimientos direccionados a las competiciones. La no efectuación de estos instrumentos en el plazo determinado por el Comité Organizador podrá implicar en la inmediata descalificación de la ciudad apuntada como Ciudad-sede" (disponible en www.portoalegre2014.rs.gov.br ).

 

En el "Anexo" de la "Matriz de Responsabilidades" se encuentran listadas las obras necesarias al Mundial en Porto alegre, con un coste de más de 500 millones de reales (unos 250 millones de dólares), especialmente las relativas a la movilidad urbana: Avenida Tronco, Avenida Padre Cacique y Terceira Perimetral. Otras obras de interés de la Prefeitura y de grupos privados también pasan a ser justificadas por la necesidad de la municipalidad cumplir con los plazos para el Mundial. La apertura de nuevas vías de circulación y la conclusión de las obras ya planeadas se producirá con grandes remociones de comunidades. Además, los grupos privados están de acuerdo con estos proyectos que liberan y valorizan áreas para sus promociones inmobiliarias ya que la construcción civil está se caracterizando como un sector prioritario para la expansión económica de la ciudad.  

 

La inserción de la ciudad como sede del Mundial de Fútbol está considerada como una importante oportunidad para sacar adelante proyectos urbanos que estaban en el "limbo" por dificultades o carencias de recursos. Los favorables a las grandes intervenciones buscan en el escenario internacional ejemplos de éxito. El más citado, es lógico, es el de la Barcelona Olímpica (1992) el cual se convirtió en modelo internacional de reforma urbana agregado a un megaevento[3]. Sin embargo, en el caso de Porto Alegre no hay un programa de reforma urbana para la ciudad. En lo máximo podemos vislumbrar un conjunto de obras viarias y de infraestructura urbana para los sectores de la ciudad afectados por el Mundial. Además estas obras deben se realizar al coste de remociones de poblaciones que han ocupan muchas de las áreas por décadas, aunque con títulos precarios de propiedad.

 

Por otra parte, la estrechez de los plazos para la realización de obras para el Mundial igualmente contribuyen para que el gobierno local intente abreviar los trámites necesarios a la realización de las obras, especialmente al nivel de los impactos socioambientales y urbanos de las intervenciones. De tal manera que el megaevento asiste para la fabricación de un consenso político y para la construcción del "patriotismo urbano" generado por la expectativa del evento[4]. Igualmente, la gestión urbana se vuelve para las cuestiones puestas por el Mundial, en contraposición a las prioridades definidas por los canales de gestión participativa. El Presupuesto Participativo, por ejemplo, tuvo su primacía en la definición de las prioridades de la gestión de la ciudad reducida drásticamente, aunque esta cuestión no puede ser debitada solamente por la realización del Mundial. La propia concepción de gobierno de las actuales fuerzas políticas que dominan la administración municipal es menos permeable a la ideología y a las reivindicaciones de los movimientos populares en las reuniones del Presupuesto Participativo.              

 

La gestión urbana actual intenta acercar la ciudad a los flujos globales. El modelo aproxima más la gestión de la ciudad al "inversionismo" que al antiguo modelo "administrativista", tal como apuntó David Harvey (2005a). Es decir, cabe a los gobiernos municipales actuaren como facilitadores de los negocios demandados por el capital, en el caso de Porto Alegre especialmente el capital inmobiliario y comercial. Así, la gestión urbana debe preparar el espacio de la ciudad para las empresas, sea con la desregulación de la legislación sobre el suelo urbano, sea con la construcción de grandes infraestructuras. En una coyuntura de competencia mundial de las metrópolis por inversiones, la idea es "globalizar" la ciudad para que la misma sea conocida mundialmente y atraía inversores. 

 

Las velocidades de expansión de la ciudad

 

De acuerdo con Olivier Mongin (2006) la ciudad actual crece a "tres velocidades": expansión (periurbanización), relegación y renovación (reciclado), aunque es posible hablar de "muchas [otras] velocidades"[5]. En el caso de Porto Alegre y mismo de otras grandes ciudades  latinoamericanas a las tres velocidades principales podríamos añadir el "relleno" de los intersticios urbanos, el cual también presenta una dinámica de las más importantes.

 

En términos de expansión (periurbanización), en los extremos de la ciudad se da la ocupación a través de nuevas promociones, especialmente la producción de los condominios cerrados. Inicialmente los condominios cerrados estaban preferentemente localizados en la Zona Sul de la ciudad, lugar asignado por el Plano Diretor de Desenvolvimento Urbano e Ambiental (PDDUA) para la ocupación más horizontal, con viviendas unifamiliares. En verdad, la propuesta de ocupación del sector sur de la ciudad por viviendas unifamiliares de clase media ya estaba puesta por los planes directores de la ciudad desde los años 1950. La nueva coyuntura social, el nuevo patrón urbano y el nuevo modelo de vivienda impuesto por arquitectos y promotores inmobiliarios solamente aceleró su difusión. En los últimos años el modelo de los "condominios cerrados" se difundió por toda la ciudad. Primeramente a través de promociones de alto status social. Después, para las capas medias de la población a través de pequeñas o medias promociones de sobrados adosados que se difunden por toda la ciudad, especialmente en sus extremos sur y norte. Se trata de la imposición de las "arquitecturas del miedo" en la ciudad o, en una visión más radical, de nuevas formas de apartheid, nuevos muros y guetos (Zizek, 2008).

 

Con relación a las políticas de gentrificación (renovación) del espacio hay un movimiento lento de recuperación del área central y de los antiguos espacios industriales de la ciudad. Con relación al centro, algunos proyectos de recuperación de edificios antiguos para funciones culturales están en marcha. Por otra parte, las políticas más impactantes son aquellas destinadas a la recuperación del centro como lugar de vivienda para las clases medias y bajas. Algunos proyectos de ocupación de edificios degradados por viviendas para la población de bajos ingresos están en marcha, aunque los mismos por si solos no sirven para reverter la situación de degradación y abandono del área central.  

 

Por otra parte, algunas estructuras de la ciudad industrial han sido ya aprovechadas como equipamientos educacionales, culturales y comerciales. El caso más emblemático es el de la antigua cervecería Continental reciclada para la construcción del centro comercial Shopping Total, inaugurado en 2003. Sin embargo, mismo este emprendimiento ha cambiado de su propósito inicial.  Originariamente este centro comercial debería albergar pequeños comercios y empresas familiares, lo que no se procesó. Hoy día el éxito de la promoción se produce por el cambio en el "mix" de comercios propuesto, con la ocupación del centro comercial con muchas de las mismas "marcas" y "grifes" que ocupan los centros comerciales convencionales.

 

Pero la norma con relación a los espacios antaño productivos de la ciudad industrial es su destrucción y ocupación por grandes proyectos comerciales o de viviendas. Como ejemplo tenemos el caso del solar de la antigua fábrica de fogones Wallig (cierre en 1981), en la zona norte de la ciudad, el cual será ocupado por un centro comercial con 220 locales. Al proyecto se agregará un centro de convenciones visando el público médico, ya que la promoción es cercana a importantes complejos hospitalarios. El inversor es un importante grupo local que actúa en el sector de la distribución (supermercados y centros comerciales).

 

En las promociones de viviendas Terra Nova, el grupo constructor CAPA se utiliza de dos solares de antiguas fábricas para la construcción de más de dos mil unidades de viviendas. En el caso, los solares de la Companhia Geral de Indústrias en el barrio Partenon (Terra Nova Nature) y el de la Fábrica de Porcelanas Vista Alegre (Terra Nova Vista Alegre).

 

En cuanto a los espacios de relegación, estos son las mismas favelas producidas por décadas de exclusión social en Brasil y que tanto caracterizan nuestras grandes ciudades. En el caso de Porto Alegre, los últimos años son de grandes proyectos de remoción de comunidades consolidadas junto a sectores valorizados de la ciudad. Entre estas tenemos las comunidades cercanas al Barra Shoppping (zona sur), las cuales son removidas a través de los mecanismos de "compensación ambiental" por la construcción del centro comercial. Otro caso de remoción, el cual está relacionado en parte con la realización del Mundial de Fútbol, es el de los moradores de la Vila Dique, la cual será removida para la ampliación de la pista del aeropuerto. Existen aún los proyectos de conversión de favelas en "viviendas higiénicas" como es el caso de las villas "dos Papeleiros" y "Chocolatão".  

 

Sin embargo, otra importante velocidad de expansión de la ciudad es la del relleno de los intersticios urbanos. En el caso de Porto Alegre se produce en los últimos años un nuevo ciclo de valorización del espacio urbano. Este se produce especialmente sobre algunos barrios de clase media y clase alta de la ciudad, los cuales hasta los años 1990 eran caracterizados por la presencia de viviendas unifamiliares de calidad (Petrópolis, Montserrat, Rio Branco, Menino Deus). Sin embargo, a partir del nuevo Plano Diretor de Desenvolvimento Urbano e Ambiental (PDDUA), de 1999, un acelerado proceso de densificación y verticalización de estos barrios fue iniciado.

 

De hecho, el PDDUA propone índices más grandes de ocupación para los sectores de la ciudad dotados de infraestructura urbana. De ahí que los promotores inmobiliarios trataron de adquirir posiciones en barrios valorizados para sus construcciones. Por otra parte, las familias antes ocupantes de estos barrios se movieron para otras posiciones en la ciudad, sea para los mismos barrios pero ya viviendo en apartamentos, o sea para los nuevos "condominios cerrados" en construcción. El proceso que generó oposición de los movimientos vecinales de estos barrios y por toda la ciudad culminando en la revisión del PDDUA (2007), donde se produjo un intenso debate entre movimientos sociales, sociedad civil y promotores inmobiliarios.

 

Así que los intersticios urbanos de Porto Alegre son valorizados y rellenados por los sectores más avanzados del capital inmobiliario. En verdad consideramos estos intersticios una "frontera del capital inmobiliario" que realiza ahí sus principales experimentos y estrategias de producción y reproducción del espacio.     

 

Los megaproyectos en Porto Alegre

 

La conyuntura reciente de crecimiento económico en Brasil ha producido una nueva ola de inversiones públicas y privadas en diversos sectores económicos. Tras años de crecimiento lento, la política económica actual se apoya en un grande programa de inversiones públicas (Programa de Aceleração do Crescimento - PAC) en infraestructuras, visando recuperar el retraso del país en este sector. Los efectos del PAC se irradian por todos los sectores de la economía con el crecimiento de la actividad industrial, de los empleos formales, del sector comercial y de la demanda de servicios. 

 

Igualmente el gobierno federal ha proporcionado una cantidad innédita de crédito a la construcción civil, especialmente para la financiación de la vivienda: de 5 mil millones de reales en 2003 al 22 mil millones de reales en 2008, 47 mil millones en 2009 y una previsión de 60 mil millones para 2010. En los últimos siete años según datos del mismo gobierno federal han sido construidas 2,6 millones de viviendas nuevas por el mercado en Brasil, además de 1,3 millones de viviendas autoconstruidas con la financiación del material de construcción.  

 

Sin embargo este nuevo momento de la economía brasileña y, especialmente, del sector de la construcción civil, es acompañado de un proceso de reestructuración de los capitales involucrados en la producción y promoción inmobiliaria. En este sentido, en los últimos años hubo una importante reestructuración del sector inmobiliario en Brasil, la cual seguió las clásicas reestructuraciones del capitalismo: la asociación y fusión de empresas y la presencia del capital financiero en conjunto con los grupos empresariales.

 

En este proceso, algunos grandes grupos merecen destaque: Cyrela, Rossi, Gafisa, MRV y Rodobens, todos con acciones en la Bolsa de Valores y con relaciones con fondos de inversión internacional.

 

El mercado preferencial de las grandes constructoras y promotoras es São Paulo, sin embargo desde el 2005 las mismas empreenden estrategias de "expansión regional" se utilizando de parcerias con constructoras y promotoras locales. En el caso de Porto Alegre destacamos aquí la actuación de los grupos Cyrela, Rossi y Rodobens.

 

El Grupo Cyrela fue la primera empresa del sector inmobiliario brasileño a utilizar recursos de capitalización bursátil. Se aprovechando de la coyuntura internacional de la década de los 2000 con amplia disponibilidad de fondos financieros de inversión en el mercado financiero global. Inició su capitalización en el mercado de futuros de la Bolsa de São Paulo en 2005. En 2006 el mismo grupo empezó su "diversificación geográfica" con parcerias con empresas regionales. En el caso de Porto Alegre la empresa se asoció a la Incorporadora Goldsztein, de la cual adquirió en cincuenta por ciento del capital. En 2009 la Cyrela Brazil Realty fue clasificada por el ranking "Valor 1000", del periódico Valor Econômico, como una de las más grandes holdings del país (43º lugar). En este mismo año la Incorporadora Goldsztein ha sido totalmente agregada al grupo Cyrela con la compra del cien por ciento de las acciones.         

 

La Constructora y Promotora Rossi tiene sede en São Paulo y actúa a 30 años en la construcción de viviendas en Brasil con la producción de más de 30 mil viviendas en todo territorio nacional, aunque más concentrada en mercado paulista. La empresa realizó su primera inversión en el mercado inmobiliario de Porto Alegre en 2001, donde actúa especialmente en la producción de edificios de apartamentos, pero también en la producción de viviendas en condominios cerrados y algunos edificios de oficinas. En Porto Alegre, las grandes inversiones recientes de la empresa son los "barrios planeados" Central Parque y Rossi América.

 

La constructora y promotora CAPA empezó sus actividades en Porto Alegre en el año de 1984, como constructora CAPA Engenharia. Hasta el presente la empresa fue responsable por más de cincuenta promociones residenciales y comerciales, donde se destaca la construcción de shopping centers. Su actuación es concentrada en sur de Brasil, en los estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina. Como estrategia de expansión de la empresa, el Grupo CAPA se asoció a la empresa Rodobens Negócios Imobiliarios, empresa paulista de actuación nacional en el sector de la vivienda, especialmente como agente financiador para los compradores de vivienda. Con la asociación, el Grupo Capa está actuando en el mercado de viviendas para las clases medias y populares con la marca CapaMax, especialmente en la construcción de condominios cerrados (verticales y horizontales), como es el caso de las promociones Terra Nova.       


Así, lo que se observa en este período de la expansión del sector de construcción en la metrópoli de Porto Alegre es la fuerte relación entre los grupos promotores y constructores locales con los grupos nacionales. Se trata de una estrategia de actuación del sector de la construcción civil, especialmente de la construcción de viviendas, en este periodo de reestructuración. En las ciudades brasileñas la construcción empresarial de viviendas siempre estuvo relacionada con los capitales locales. Es decir, de acuerdo con las particularidades del sector de la construcción de viviendas en el país, donde se destaca la baja penetración de las empresas capitalistas en la producción de viviendas para las capas de renta más baja de la población. En Brasil, como en casi toda América Latina, predomina la autoconstrucción como forma de provisión de vivienda para las capas de baja renta de la población. Aunque en este caso Porto Alegre se destaca como la ciudad brasileña con mayor proporción de apartamentos en el parque de viviendas (46%), con lo que se puede inferir que la producción capitalista de viviendas es más importante en la ciudad que en otras metrópolis del país[6]. De tal forma que hasta los años 1990 no había una grande penetración de los grandes capitales en el sector de la construcción. A lo que se puede añadir también la coyuntura económica desfavorable (hiperinflación) al crédito inmobiliario. Con eso, el sector de la construcción se caracterizó más por las pequeñas empresas locales. Fue a partir de los años 2000, con la nueva coyuntura económica global y nacional que los grandes grupos regionales se programaran para el "grande salto hacia adelante" de un mercado nacional de viviendas. En este sentido las empresas de São Paulo, el mercado más importante llevan ventajas. Pero la estrategia de asociación con las empresas locales tiene que ver con la amplitud del país y sus diferencias regionales. Es importante para los grandes grupos el conocimiento del mercado y de la cultura local. Así como para las empresas locales es vital el aporte de capitales realizado por los grandes grupos nacionales (algunos incluso con aporte de recursos de fondos de inversión internacionales). Es decir, la asociación es fundamental para la supervivencia en el actual juego del sector, donde la competencia no más es local o regional, sino nacional y, quizás, global. Eso también es visible en las adquisiciones de grupos locales por grupos nacionales[7].     

 

El período, como ya visto es de nuevas inversiones en el ambiente construido. Se abren nuevas fronteras para el capital, con la integración completa de la arquitectura al reino de la mercancía y al circuito especulativo del capital.

 

En el caso de Porto Alegre entre los nuevos espacios de inversión y las nuevas morfologías urbanas están los condominios cerrados en los extremos sur y norte de la ciudad. En la zona sur, se aprovechando de la valorización de la amenidad natural de proximidad de la orilla del lago Guaíba están localizados los condominios para el público de mayores ingresos (Terraville, Alphaville). Además de esta zona, el sector leste de la ciudad, y especialmente, los terrenos ubicados en el municipio metropolitano de Viamão también se caracterizan por albergar condominios de lujo. Mientras tanto, en la zona norte de la ciudad se desarrollan promociones del tipo condominios cerrados para las poblaciones de medios ingresos[8].     

 

Otro tipo de promoción inmobiliaria reciente son los llamados "barrios planeados", conjuntos de edificios o de condominios realizados por una única promotora y que incluyen más de mil unidades de vivienda en diversas etapas que continuamente valorizan la promoción. Este es el caso de los promociones Jardim Europa (Goldzstein), Central Parque y Rossi America (Rossi), Terra Nova Nature (Capa Rodobens) y Bosques da Gloria (Goldfarb).    

 

Igualmente la construcción de torres de oficinas se presenta como otra importante inversión inmobiliaria en el presente en Porto Alegre, muchas de las cuales se construyen junto a centros comerciales (shopping centers) creando así nuevas centralidades en la ciudad. Es decir, la presencia del shopping center con su concentración de comercios y servicios y las torres de oficinas las cuales atraen más empleos y actividades para el entorno de los shoppings. En caso tenemos las promociones Cristal Tower (BarraShopping Sul), Praia de Belas Prime Offices (dos torres de 20 y 17 plantas junto al shopping Praia de Belas) y Iguatemi Corporate y FK Convenience Offices (Shopping Iguatemi). Así todos dos tipos de construcción se combinan y se autovalorizan en un ciclo de inversiones que integra el sector de la construcción local a los grandes circuitos financieros globales.     

 

En este sentido tenemos que concordar con Fredric Jameson (2000:164) al considerar que "la especulación inmobiliaria y la nueva demanda de crecimiento en la construcción abren un espacio en el que puede surgir un nuevo estilo arquitectónico", sin embargo El mismo Jameson advierte que "parece igualmente ‘reductivo' explicar el nuevo estilo [solamente] en función de los nuevos tipos de inversión". Así, hay que considerar otros factores, tales como lo estético, las modas y las influencias culturales.

 

El proyecto Pontal do Estaleiro

 

Un caso a parte en los megaproyectos en Porto Alegre es el proyecto del Pontal do Estaleiro. Se trata de una promoción privada situada en un solar de 60 mil metros cuadrados de una antigua área industrial abandonada desde 1995 (el astillero "Estaleiro Só"). El proyecto prevé la construcción de torres de oficinas y comerciales y hoteles en la orla sur del Lago Guaíba. En su totalidad propone la construcción de cinco torres de las cuales cuatro deberían ser dedicadas a viviendas. También propone la construcción de torres comerciales, hotel, centro de convenciones, parque y una marina pública. Los promotores pretenden integrar el proyecto en las infraestructuras y facilidades destinadas a los turistas que acudirán a la ciudad por ocasión del Mundial de 2014. El proyecto fue palco de intensos conflictos entre los promotores inmobiliarios, ediles y movimientos sociales, populares y ecológicos que se movilizaron para impedir la inclusión de viviendas en el proyecto, lo que abriría un precedente para la verticalización y privatización de toda la orla de la ciudad.

 

Finalmente en agosto de 2009, en una votación plebiscitaria el "no" a la construcción de viviendas en la promoción ha vencido, aunque el proyecto comercial podrá seguir adelante. La promoción del Pontal do Estaleiro se integra al eje de valorización del recientemente inaugurado BarraShopping Sul el más nuevo y más grande centro comercial de la ciudad en cuya área ya se construye también la torre de oficinas Cristal Tower con 24 plantas.

 

 

Los casos analizados

 

El "barrio planeado" Jardim Europa

 

El "barrio planeado" Jardim Europa es una inversión de la promotora y constructora Goldsztein-Cyrela, en asociación con la promotora Condor Empreendimentos Imobiliarios. La promotora Goldsztein, con más de 30 años de actuación en el mercado inmobiliario de Porto Alegre del cual es una de las principales promotoras y constructoras.

 

A partir del 2006 la promotora Goldsztein integró una joint venture con el Grupo Cyrela, el más grande grupo promotor inmobiliario de Brasil, clasificado entre las 60 más grandes empresas del país (número 55). En junio de 2009 el Grupo Cyrela adquirió la totalidad de las acciones de la constructora Goldsztein.

 

El barrio, con un área total de 40 hectáreas está situado en un sector de amplia valorización, cercano a los shoppings centers Iguatemi y Bourbon Country, en uno de los ejes de mayor valorización del suelo en la ciudad. La constructora y promotora en asociación con los nuevos fondos de inversión para la construcción y promoción inmobiliaria en Brasil planeó la construcción de un nuevo barrio el cual combina viviendas con la construcción de torres de oficinas destinadas a profesionales liberales y corporaciones.

 

La promoción empezó con la construcción del Parque Germania, un parque planeado con área de 14,5 hectáreas. Posteriormente la constructora empezó la realización de promociones residenciales de alto status, vendiendo la cercanía al parque y a la "naturaleza" como un activo a más de los futuros moradores. El barrio contempla promociones privadas, con la construcción de torres de viviendas de lujo (al estilo de las "torres jardines") siguiendo la tendencia de las urbanizaciones cerradas al ofrecer seguridad y calidad de vida a los moradores. Las diferentes promociones son bautizadas con nombres que remiten a Europa y jerarquizadas en el alto patrón de vivienda: Parc Vienne, Oslo Family Home Design, Cipriani Nuova Architettura, Riserva Cipriani, Alizé Parc Residence e Kárpathos Living Design. Además, según los promotores, cada promoción fue planeada para un "estilo de vida diferenciado".

 

También fue construida la torre comercial FK Convenience Offices, un "edificio inteligente" adecuado a corporaciones y profesionales liberales, lo cual pretende insertar Porto Alegre en los circuitos empresariales globales ofreciendo una infraestructura preparada a las empresas de la nueva economía financiera globalizada[9].

 

El "barrio planeado" Central Parque

 

El barrio planeado Central Parque es una promoción de la constructora y promotora Rossi, empresa con sede en São Paulo e igualmente una de las más grandes de Brasil, con acciones en la Bolsa de Valores desde 1997. Con un área de 28,2 hectáreas el barrio será construido en siete manzanas de cuatro hectáreas cada contemplando promociones de torres de apartamentos, casas de lujo y torres de oficinas (el Rossi Business Park), hotel y centro comercial con servicios y ocio. En total la previsión es de 2.400 unidades entre viviendas, apartamentos y oficinas.

 

Los promotores anuncian la construcción de un barrio "con seguridad planeada, formado por condominios cerrados de casas y apartamentos con parques privados y estructura de Resort (...) Todo ello planeado para morar, trabajar y vivir con ocio y seguridad sin necesidad de usar el coche".

 

Entre las promociones principales están el Rossi Parque Ibirapuera y el Rossi Arte Parque, dos conjuntos de tres torres de quince plantas. Además la promoción Parque Ibirapuera presenta también un condominio de viviendas unifamiliares. Ya la promoción Arte Parque está dedicada a un público de parejas jóvenes o solteros, sin embargo de medios y altos ingresos. Con eso, tal como en la promoción de Goldsztein Jardim Europa, las promociones se diferencian de acuerdo con el nivel de renta y las características socioculturales de los clientes.  

 

Recientemente la constructora y promotora Rossi ha lanzado la promoción de un nuevo barrio planeado en Porto Alegre: el "Rossi América"[10]. La promoción está ubicada en el extremo leste de la ciudad en un solar de 300 mil metros cuadrados. La constructora prevé la construcción de torres residenciales y comerciales.

 

Terra Nova Nature

 

El Grupo Capa, de Porto Alegre, y la promotora paulista Rodobens Negócios Imobiliários, brazo inmobiliario del grupo Rodobens - uno de los 100 más grandes grupos empresariales de Brasil, se asociaron em Rio Grande do Sul para la construcción de los condominios "Terra Nova". Se trata de un conjunto de viviendas para un público de medios ingresos, con un proyecto arquitectónico estandarizado semejante en diferentes ciudades y estados de Brasil. Las promociones son realizadas a partir de la disponibilidad de fondos públicos de financiación (Programa "Minha Casa, Minha Vida") y se localizan preferentemente en ciudades intermedias o metropolitanas (más de 100 mil habitantes) y capitales de estados[11].

 

La promoción del condominio cerrado "Terra Nova Natures" se constituye de tres etapas con dos torres de 21 plantas (90 metros de altura) en cada. En total serán construidos 1252 apartamentos para las clases medias. El área total de la promoción es de 55 mil metros cuadrados y el área construida alcanza los 162 metros cuadrados. Además el área mantiene 3,2 hectáreas de bosques en el entorno, lo que garante a la promotora la idea de "sostenibilidad" de la promoción.

 

La otra promoción del Grupo Capa en la ciudad, el condominio cerrado "Terra Nova Vista Alegre" está situada en la zona norte de la ciudad y es muy similar al anterior. En total se construiran 1020 unidades de vivienda en cinco torres de 16 plantas.

 

En las dos promociones los solares fueron adquiriedos de antiguos grupos industriales que han dejado de operar inseridos en el proceso de crisis y reestructuración económica de la metrópoli. En el primero caso el solar era propiedad de una antigua metalúrgica y en el segundo de una fábrica de ladrillos. Estos dos tipos de actividades ya no tienen lugar en los interestícios, en los espacios vacios de la metrópoli. Por otra parte se percibe la convergéncia de los intereses de diferentes fracciones del capital (industrial, financiero, inmobiliario) en la valorización del suelo urbano y en la reestructuración urbana.

 

Consideraciones finales

 

Como consideraciones finales dejamos aquí algunos cuestionaientos para el futuro de la ciudad.

 

Porto Alegre fue conocida mundialmente como modelo de participación ciudadana y por el desarrollo de una forma muy original de gestión del espacio urbano, como fue el "presupuesto particiativo", propuesta copiada en diferentes matizes en diferentes realidades de Brasil, América Latina y del mundo. Los años de la democracia participativa en la ciudad realmente han demonstrado que es posible reduzir (no eliminar) las desigualdades del espacio urbano y dividir los poderes de la ciudad. El presupuesto participativo continua existiendo en la ciudad, aunque sin la misma fuerza anterior. Así que apuntamos como cuestiones para el futuro:

 

- El nuevo modelo de producción del espacio urbano irá se imponer cada vez más como dominante?

 

- La gestión urbana tendrá que adaptarse a los ditámines de este nuevo modelo de producción espacial?

 

- Cuales los impactos de los megaproyectos en la infraestructura de la ciudad?

 

- Cuales las consecuencias de este modelo para la urbanidad de Porto Alegre y para la construcción del derecho a la ciudad?

 

Si la población local, la sociedad civil organizada y los movimientos sociales tendrán condiciones de reverter la tendencia es una cuestión en abierto para los próximos años. Acreditamos que los ciudadanos de Porto Alegre tendrán, nuevamente, que construir las respuestas. No podemos creer que "el orden liberal global afirmese claramente como el mejor de los mundos posibles", ya que "la modesta rejección de utopías acaba por imponer su propia utopia mercadológica-liberal" (Zizek, 2008:52).

 

 

Notas:



[1] Véase como ejemplo el caso de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos y España y la expansión y crisis inmobiliaria de Dubai.  

 

[2] Soares, P. R. R. Metamorfoses da metrópole contemporânea: considerações sobre Porto Alegre. Geousp, v. IV, p. 129-144, 2006 y Soares, P. R. R. y Ueda, V. ?Otra metropolización es posible? Porto Alegre: una metrópoli entre lo local y lo global. In: Arturo Orellana. (Org.) El desafío de las áreas metropolitanas en un mundo globalizado. Una mirada a Europa y América Latina. Barcelona: Institut d´Estudis Territorials, 2003, p. 505-525.

 

[3] Sobre el modelo Barcelona véase Capel, H. El modelo Barcelona: un examen crítico. Barcelona: Ediciones del Serbal, 2005.

[4] Vainer, C. B. Pátria, empresa e mercadoria. Notas sobre a estratégia discursiva do planejamento estratégico urbano. In Arantes, O.; Vainer, C. e Maricato, E. A Cidade do Pensamento Único. Desmanchando Consensos. Petrópolis: Vozes, 2000.

 

[5] Véase Mongin 2006, p. 247-260. La expresión fue emprestada de Jacques Donzelot (1994).

 

[6] A título de comparación tenemos los datos de Rio de Janeiro (37%), São Paulo (24%) y Salvador (18%), basados en encuestas del IBGE y publicados en la Revista Exame del mes de junio del 2010.

 

[7] El trabajo de A. Botelho (2007) trata de la reestructuración del sector inmobiliario en Brasil y especialmente en São Paulo. La disertación de maestría de D. M. Sanfelici (2009) apunta un amplio panorama de estas asociaciones y fusiones en Porto Alegre.

 

[8] Sobre los condomínios cerrados em Porto Alegre ver los trabajos de V. Ueda, O mercado imobiliário de Porto Alegre(RS): os novos empreendimentos e suas transformações no espaço urbano. In Dinâmica Imobiliária e Reestruturação Urbana na América Latina. Santa Cruz do Sul: EdUnisc, 2006, p. 92-115

 

[9] De acuerdo con la revista América Economía, Porto Alegre es la 18ª. mejor ciudad de América Latina para los negócios. Siendo que em media el alquiler de una oficina de lujo tiene um coste anual de 372 dólares el metro cuadrado (Fuente: http://rankings.americaeconomia.com/2010/mejoresciudades/ranking.php). 

 

[10] La semejanza con el nombre del barrio planeado "Jardim Europa" de la constructora Goldsztein Cyrela es evidente.

 

[11] De acuerdo com la promotora Rodobens las promociones Terra Nova ya han sido implantadas en 45 ciudades de nueve estados brasileños, con la construcción de más de 33 ml viviendas. En Rio Grande do Sul las promociones Terra Nova están localizadas en Porto Alegre (2), Alvorada (2) Cachoeirinha (las dos últimas en la región metropolitana), Caxias do Sul, Pelotas, Santa  Maria y Santa Cruz do Sul (ciudades intermedias). 

 

 

Bibliografía

 

AMENDOLA, G. La ciudad postmoderna. Madrid: Celeste, 2000.

 

AMIN, S. Economia de mercado ou capitalismo financeiro oligopólico? Margem Esquerda - ensaios marxistas. Nº 12, novembro de 2008, p. 62-73.

 

ARANTES, O.; VAINER, C; MARICATO, E. A cidade do pensamento único: desmanchando consensos. São Paulo: Vozes, 2000.

 

BOTELHO, A. O urbano em fragmentos: a produção do espaço e da moradia pelas práticas do setor imobiliário. São Paulo. Annablume/Fapesp, 2007. 

 

CAPEL, H. El modelo Barcelona: un exámen crítico. Barcelona: Ediciones del Serbal, 2005.

 

HARVEY, D. O Novo Imperialismo. São Paulo: Loyola, 2005.

 

HARVEY, D. Do administrativismo ao empreendedorismo: a transformação da governança urbana no capitalismo tardio. In: Harvey, D. A Produção Capitalista do Espaço. São Paulo: Annablume, 2005a, p. 165-190.

 

JAMESON, F. El ladrillo y el globo: arquitectura, idealismo y especulación inmobiliaria" en New Left Review, nº 0. Madrid: Akal, , enero 2000, p. 163-189.

 

MONGIN, O. La condición urbana. La ciudad a la hora de la mundialización. Buenos Aires, Paidós, 2006.

 

Porto Alegre 2014. http://www.portoalegre2014.rs.gov.br/.

 

SANFELICI, D. M. A produção do espaço como mercadoria: novos eixos de valorização imobiliária em Porto Alegre/RS. São Paulo: FFLCH/USP, 2009 (Dissertação de Mestrado em Geografia).

 

SASSEN, S. Una sociología de la globalización. Buenos Aires: Katz Editores, 2007.

 

SINDUSCON-RS. Sindicato da Indústria da Construção Civil no Estado do Rio Grande do Sul. http://www.sinduscon-rs.com.br.

 

SMITH, N. El redimensionamiento de las ciudades: la globalización y el urbanismo neoliberal. In Harvey, D. y Smith, N. Capital financiero, propiedad inmobiliaria y cultura. Barcelona: Universitat Autònoma de Barcelona, 2005, p. 59-78.

 

ZIZEK, S. A utopía liberal. Margem Esquerda - ensaios marxistas. Nº 12, novembro de 2008, p. 43-61.

 

 

Sítios web de las empresas:

 

Grupo Capa (www.capa.com.br)

 

Goldsztein Cyrela (www.goldsztein.com.br)

 

Rodobens (www.rodobens.com)

 

Rossi (www.rossiresidencial.com.br).

 

 

Referencia bibliográfica

 

SOARES, Paulo Roberto RODRIGUEZ. Del presupuesto participativo a los megaproyectos: La producción del espacio urbano en Porto Alegre En el siglo XXI. La planificación territorial y el urbanismo desde el diálogo y la participación. Actas del XI Coloquio Internacional de Geocrítica, Universidad de Buenos Aires, 2-7 de mayo de 2010
<http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/geo/geocritica2010/195.htm>