Guía analítica de fuentes existentes en el Instituto de Historia de España “Claudio Sánchez-Albornoz”, II Parte, Facultad de Filosofía y Letras, UBA, 2004 ( Parte, Facultad de Filosofía y Letras, UBA, 2004 (1993-2004). 

 

Home Page                                Volver al Indice

   TEXTOS MÉDICOS.

Ø      Colecciones de documentos médicos, catálogos de obras de medicina, diccionarios.

Ø      Textos de medicina de carácter general.

Ø      Textos sobre enfermedades específicas.

Ø      Textos sobre cuestiones obstétricas y ginecológicas.

Ø      Recopilaciones de recetas.

Ø      Textos sobre cirugía.

Ø      Textos de medicina sobre cuestiones americanas.

Ø      Textos sobre cuestiones higiénico-dietéticas.

Ø      Herbolarios.

Ø       Textos escritos por médicos con objetivos pedagógicos y de formación ético-profesional.

 


Ø      Colecciones de documentos médicos, catálogos de obras de medicina, diccionarios.

 

1.      La Sinonima delos nonbres delas medeçinas griegos e latynos e arauigos.

2.      Autor desconocido.

3.      Finales del siglo XIV.

4.      Se trata del único vocabulario medieval conocido latino (griego-árabe) y castellano de la materia médica. El texto tiene el carácter de un vocabulario de sinónimos y consiste en una lista ordenada alfabéticamente que contiene 2265 artículos del campo médico-farmacológico. Aunque no se conserva el orden las letras iniciales. Los lemas son por lo general latinos y sólo con menor frecuencia aparecen lemas castellanos. Los artículos tocan ante todo las sustancias simples (plantas, animales y minerales) pero también las substancias compuestas, además de enfermedades, partes anatómicas e instrumentos quirúrgicos y alquímicos. Los redactores utilizaron dos obras lexicográficas fundamentales de la baja Edad Media: el Alphita, vocabulario de sinónimos de orientación grecolatina (del cual se han tomado 1002 artículos) y el índice a la traducción latina del Canon de Avicena (del cual se extrajeron 388 artículos). Por último se agregaron 786 artículos procedentes de fuentes desconocidas y otros artículos derivados del propio texto de la Sinonima. En suma reconocemos en la Sinonima un intento sistemático temprano de hacer accesible al romance la nomenclatura confusa del campo médico y farmacológico. 

5.      Castellano.

6.      La Sinonima delos nonbres delas medeçinas griegos e latynos e arauigos, estudio y edición crítica de G. Mensching, Madrid, ArcoLibros, 1994. Los manuscritos de la Sinonima son el nº 7-6-26 (S) de la Biblioteca Colombina (Sevilla) y el nº 3370 (M) de la Biblioteca Nacional de Madrid. El texto se acompaña de un glosario de términos del bajo latín y de palabras y términos del castellano antiguo. Completan la edición una muy completa introducción, una bibliografía y tres apéndices: uno de ilustraciones, un listado de nombres científicos de plantas y un registro de voces.

 

1.      Catálogo de obras impresas en el siglo XVI existentes en la Biblioteca de la Facultad de Medicina.

2.      Rafaela Castrillo Márquez.

3.      Siglo XVI.

4.      Es un amplio catálogo de fuentes histórico-médicas obtenidas, en parte, en las bibliotecas jesuíticas cuando la desamortización de 1767 hizo pasar algunas obras a las universidades. También la corona y los reformistas ilustrados impulsaron la creación de Colegios e incentivaron la producción de obras científicas. El catálogo incluye asimismo los fondos con que iniciaron su labor historiográfica en el campo de la medicina española sus primeros historiadores: Villalba, Hernández Morejón, Chinchilla Piqueras. Sus bibliotecas particulares fueron adquiridas de distintas maneras por el Estado español y depositadas en la Biblioteca de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

5.      Castellano.

6.      Castrillo Márquez, R.; Catálogo de obras impresas en el siglo XVI existentes en la Biblioteca de la Facultad de Medicina, Madrid, Editorial de la Universidad Complutense, 1985. El catálogo cuenta con índices de lugares de publicación, de impresores, editores y libreros, cronológico e idiomático.

 

1.      Clásicos médicos valencianos.

2.      Autores varios.

3.      Siglo XVI.

4.      La edición reproduce fragmentos documentales de médicos valencianos destacados en diferentes áreas durante el 1500. Con respecto a la corriente universitaria que renovó los estudios y logró imponer claramente una orientación humanista se han escogido fragmentos de las obras siguientes: Diccionario de las yerbas y plantas medicinales que se hallan en el reino de Valencia (1545-1556) de Pedro Jaime Esteve, Dialogus de re medica (1549) de Pedro Jimeno y Cl. Galeni Pergameni Liber de Ossibus... Enarrationibus illustratus (1555) de Luis Collado. De Lorenzo Cóçar, titular de la primera cátedra europea dedicada a medicamentos químicos según las ideas paracelsistas, se incluyen partes del Dialogus veros medicinae fontes indicans (1589). De Gaspar Torrella, especialista en el estudio de nuevas enfermedades, se incluyen partes del Tractatus cum consiliis contra pudendagram seu morbum gallicum (1497). En cuanto  a la nueva concepción de la beneficencia y la asistencia médica a los más pobres propia de la modernidad, los extractos documentales de De subventione pauperum. Sive de humanis necesitatibus libri II (1526) de Juan Luis Vives sirven a manera ilustrativa. La obra de destacados botánicos valencianos se ve ejemplificada con fragmentos del Manual de Consells, 91 del 16 de mayo de 1567, de Juan Plaza, máxima figura valenciana sobre esa materia en el siglo XVI. Otros textos documentales seleccionados por el renombre y la trayectoria científica de sus autores son:   Regiment preservatiu e curatiu de la pestilencia (ca. 1490) de Lluís Alcanyis,  Summa totius philosophiae et medicinae (1536) de Pere D’Olesa, Medica disputatio. An cannabis et aqua in qua mollitur possint aerem inficere (1555) y Morborum internorum...curatio, ambas obras de Miguel Juan Pascual, Cirugía universal y particular del cuerpo humano (1580) y Tratado de Anotomia (1580), ambas de Juan Calvo, Commentarii Physiologici (1596) de Jaime Segarra, Décadas de la Historia de Valencia (1610) de Gaspar Escolano.

5.      Castellano. La traducción de cada fragmento –en los casos en que se aclara- fue realizada por el propio editor y, en otros casos, por L. García Ballester y J. de Gonzalo Nieto Ibarra.

6.      Clásicos médicos valencianos del siglo XVI, edición a cargo de J. M. López Piñero, Valencia, Generalitat Valenciana Conselleria de sanitat i consum, 1990. El estudio introductorio, a cargo del editor, es totalmente ilustrativo y completa de forma valiosa los textos escogidos. También se incluyen reproducciones de grabados extraídos de las diferentes obras.

 

1.      Documentos médico-farmacéuticos conservados en archivos de Sevilla.

2.      -

3.      Primeros años del siglo XVI hasta últimos años del siglo XIX.

4.      Se trata de un catálogo de los fondos documentales histórico-farmacéuticos contenidos en el Archivo General de Indias (Sevilla). Reúne documentos que versan sobre las posesiones españolas de ultramar, de América hasta las Filipinas y las vinculaciones con las instituciones y las personas peninsulares. El abanico temático comprendido es amplísimo: las nuevas drogas americanas, las especies vegetales con propiedades medicinales, alimenticias o de utilización técnica, las expediciones botánicas, datos faunísticos, documentos relacionados con las boticas y el ejercicio profesional correspondiente, fuentes vinculadas al Tribunal del Protomedicato en América, documentos relacionados específicamente con médicos, cirujanos y hospitales, documentos vinculados a la mineralogía y descripción de máquinas, aparatos y procedimientos químicos. Cabe señalar que sólo se recogen los epígrafes de los documentos, se da un resumen escueto de su contenido general y se fija la fecha exacta o fechas límites (si se trata de un grupo de documentos). Se indica la Sección del Archivo que los conserva y el número de Legajo. Asimismo se incluyen un buen número del Archivo de Protocolos de Sevilla.

5.      Castellano.

6.      Documentos médico-farmacéuticos conservados en Archivos de Sevilla, Salamanca, Cuadernos de Historia de la Medicina española, 1971. Editores a cargo J. L. Valverde y J. Hidalgo. Se incluye un estudio introductorio e índices de los documentos catalogados (índice personal, de materias, topográfico y cronológico).

 

1.      Tesoros de la Biblioteca Histórica Doctor Nicolás León. Libros de medicina de los siglos XVI, XVII y XVIII.

2.      -

3.      Siglos XVI, XVII y XVIII.

4.      La presente obra es una relación (inventario) de los libros de medicina de los siglos XVI, XVII y XVIII que se encuentran en la Biblioteca histórico-médica “Doctor Nicolás León”, ubicada en la antigua Escuela de Medicina de Santo Domingo. Se trata del registro de 323 obras algunas de las cuales versan sobre astrología, matemáticas y arte pero con relación a la medicina. La nómina agrega el tema de cada obra y, en algunos casos, a manera de ilustración, se muestran las portadas de algunos libros y noticias biográficas de los autores más conocidos.

5.      Castellano.

6.      Tesoros de la Biblioteca Histórica Doctor Nicolás León. Libros de Medicina de los siglos XVI, XVII y XVIII, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1996. Edición de C. Rodriguez de Romo, A. Irigoyen Coria y Ma. T. Hernández Sánchez. Los índices son de autores, temáticos y cronológicos.

 

1.      Diccionario de Juan Alonso y de los Ruyzes de Fontecha.

2.      Juan Alonso y de los Ruyzes de Fontecha.

3.      1606.

4.      Juan Alonso y de los Ruyzes de Fontecha se licenció en Medicina en 1587, fue catedrático de Vísperas en la Universidad de Alcalá de Henares y en 1605 ocupó una cátedra en Parma, Italia. El Diccionario, nombre dado por el propio Ruyzes, aparece incluído en la obra conservada en la Biblioteca Nacional de Madrid que está catalogada en los siguientes términos: Diez privilegios para mujeres preñadas, compuestos por el Doctor Iuan Alonso, y de los Ruyzes de Fontecha, natural de la Villa de Daymiel, Cathedrático de Visperas de la facultad de Medizina, de la Universidad de Alcalá. Con un Diccionario Médico... Esta obra era de consulta imprescindible tanto para quienes estudiaban como para quienes ejercían el arte de la medicina ya que es un completo reservorio de nombres y términos de distintas plantas, piedras, frutos, yerbas y flores. Este vocabulario científico recoge una terminología plurilingüe ya que incluye vocablos griegos, latinos y árabes. La riqueza de este trabajo es doble: no sólo intenta clarificar el panorama lexicográfico de la medicina con la nómina de todos aquellos términos que el estudiante o el profesional se puede encontrar en los libros que ha de consultar sino que pretende, a partir de la elección de un término, unificar las diversas y complejas variantes que de él pueden aparecer.

5.      Castellano.

6.      Diccionario de Juan Alonso y de los Ruyzes de Fontecha, Madrid, Arco/Libros, 1999. Estudio y edición crítica de Ma. P. Zabía Lasala. Cuenta con una introducción sobre el autor y su obra, la finalidad de la misma, la estructura, la descripción de la presente edición, la bibliografía sugerida y un índice de temas.

 

Volver a Textos Médicos


 

Ø      Textos de medicina de carácter general.

 

1.      Lilio de Medicina.

2.      Bernardo de Gordonio.

3.      1303-1305.

4.      El autor concibe la obra como un manual para que el practicante inexperto de medicina -principalmente alumnos de facultad de la Universidad de Montpellier- pudiera diagnosticar y tratar enfermedades comunes. El tratado está organizado en siete libros, los cuales comprenden un número variable de capítulos (entre 13 y 31). Cada capítulo incluye la definición y descripción de la enfermedad, causas, síntomas, pronósticos y la cura de la dolencia. Finalmente el autor aclara algunas dudas profesionales y fija su posición con respecto a las autoridades. Las dolencias están organizadas, como la tradición impone, de cabeza a pies. La obra concluye con un breve antidotario y un compendio de preparaciones cosméticas para mujeres.

5.      Castellano.

6.      Gordonio, B. de; Lilio de Medicina, Sevilla, 1495. Se trata de una edición preparada sobre la traducción castellana, Biblioteca Nacional de Madrid, I-315. Edición a cargo de J. Cull y B. Dutton, Madison, 1991. El Instituto posee también la edición en microficha: Text and Concordances of Lilio de medicina, Bernardo de Gordonio I-315, Biblioteca Nacional de Madrid, ed. by J. Cull and C. Wasick, Madison, 1989. Cuenta con un estudio introductorio en inglés. Además el Instituto cuenta con la edición preparada por B. Dutton y Ma. N. Sánchez, editada en Madrid por Arco/Libros en 1993.

 

1.      Tratado de patología general.

2.      Autor anónimo.

3.      Fecha incierta de redacción, probablemente siglo XIV.

4.      Se trata de un tratado completo de patología semejante a los existentes en lengua árabe. Puede tratarse del texto castellano del Tratado de Patología general, del médico hispano-árabe Ibn al-Jatib, debido a que su estructura y contenido coinciden. Primero se describen la enfermedad, las causas y los síntomas y, finalmente, los remedios específicos. En cuanto a su contenido, también están organizados siguiendo el esquema de los tratados árabes, comenzando por las enfermedades desde la cabeza hasta los pies. Luego siguen unos capítulos dedicados a cuestiones pediátricas y concluye con la descripción de enfermedades debidas a picaduras o mordeduras de animales y a los venenos. No es la versión original, sino una copia hecha, con cierto descuido, con fines prácticos, para ser utilizada como libro de consulta.

5.      Castellano.

6.      The Text and Concordances of the Tratado de patología general, Biblioteca Nacional, Madrid, 10051, ed. de M. T. Herrera, Universidad de Salamanca, Madison, 1987. Se trata del ms. 98-I, nº 342 del Inventario de 1727, nº 10.051 de la Biblioteca Nacional de Madrid. El Instituto posee la edición en microficha con un estudio preliminar.

 

1.      Sumario de la medicina.

2.      Francisco López de Villalobos.

3.      1498.

4.      Es la primera obra de este profesional, que ejerce en Zamora y es médico del Duque de Alba y del rey D. Fernando. El Tratado está dividido en dos partes: la primera y más extensa, el Sumario de Medicina y la segunda, el Tratado de las pestíferas bubas, primer texto en castellano sobre el tema. El Sumario fue escrito a pedido del marqués de Astorga, a quien está dedicado. Es un compendio de todas las enfermedades, siguiendo el Canon de Avicena. Está escrito en romance para poner al alcance de todos las medicinas apropiadas, aunque el léxico utilizado es culto. Villalobos define lo que él entiende por doctrina médica, expone los humores, las complexiones y sus señales. Se ocupa de las passiones de los neruios, fiebres, apostemas, roturas, dislocaciones, venenos y consejos para el cuidado del cuerpo. Finalmente agrega el Tratado de las bubas, sus manifestaciones y tratamientos.

5.      Castellano.

6.      The Text and Concordances of the Sumario de la medicina I-1169, Biblioteca Nacional, Madrid, ed. de M. N. Sánchez, Universidad de Salamanca, Madison, 1987. El Instituto posee la edición en microficha con estudio introductorio.

 

1.      Secretos de la Medicina.

2.      Juan Enriquez.

3.      No hay datos certeros sobre la fecha de redacción, sin embargo, se aprecia el comportamiento gráfico esperado en un texto, presumiblemente de finales del siglo XV.

4.      Se trata de la primera obra escrita por el autor. Es un compendio en el cual se exponen las enfermedades que afectan la cabeza, los ojos, el cerebro, el oído, etc. En cada capítulo se explicitan las características de cada dolencia y los remedios adecuados. A todo esto precede una descripción de los elementos de la naturaleza comparados con los que conforman el cuerpo humano: flema, cólera, melancolía.

5.      Castellano.

6.      Texto y Concordancias de Secretos de la Medicina, de Juan Enriquez, Biblioteca de Palacio, MS. 3063, ed. de E. Jiménez Ríos, Madison, 1992. El texto se conserva en el manuscrito 3063 de la Biblioteca del Palacio en un volumen junto al Libro de Recetas de Gilberto. El Instituto posee edición microfichada con breve estudio introductorio.

 

1.      Compendio de la humana salud.

2.      Johannes de Ketham

3.      Fines siglo XV.

4.      Fue un texto de amplia difusión, probable obra de un alemán, residente en Venecia. El autor introduce la obra con un prólogo en el cual se justifica el estudio de la orina, iniciando así el Tratado de las Orinas. Sigue luego un Tratado de flebotomía, luego Los signos del Zodíaco y su influencia en la salud y un cuarto tratado, De las dolencias de las mujeres y de los miembros generativos. El quinto es Una tabla de cirugia  y el sexto es una relación de enfermedades según un orden alfabético. La finalidad de la obra es de divulgación, por eso el uso del castellano.

5.      Castellano.

6.      The text and Concordances of the Compendio de la humana salud, I-51, Biblioteca Nacional, Madrid, ed. M. T. Herrera, Universidad de Salamanca, Madison, 1987. La primera edición en castellano fue la de Burgos (1495), base de la presente publicación. La primera edición latina es la de Venecia, 1491. El Instituto tiene la edición en microficha y la versión impresa del Compendio de la humana salud que cuenta con el estudio y la edición de M. T. Herrera, Madrid, ArcoLibros, 1990.

 

1.      Tratado de la phisonomia.

2.      Autor anónimo.

3.      No hay datos sobre la fecha de redacción. El incunable está fechado en Zaragoza a fines del siglo XV.

4.      En la primera parte, luego de la introducción y el proemio, se habla de las diversas señales de la complexión del cuerpo en relación con los sueños. Luego, el texto se ocupa específicamente de la fisonomía y se presentan las diversas partes del cuerpo, por orden riguroso de cabeza a pies (siguiendo el modelo de los tratados árabes medievales de fisonomía). Se deducen diversas significaciones de acuerdo al aspecto.

5.      Castellano.

6.      The text and concordances of the Tratado de la phisonomia I-51, Biblioteca Nacional, Madrid, ed. por M. N. Sánchez, Universidad de Salamanca, Madison, 1987. El texto forma parte de un incunable fechado en Zaragoza a fines del siglo XV, conservado en la Biblioteca Nacional de Madrid. La primera edición latina de la obra es en Venecia, en 1491. El Tratado de Phisonomia en breue Summa contenida, abarca del folio XLVIIIv al LXIIIv. El Instituto posee la edición en microficha, con estudio introductorio a cargo de la editora.

 

1.      Libro de la Anothomia del hombre.

2.      Bernardino Montaña de Monserrate.

3.      1551.

4.      Esta obra es escrita en un contexto histórico en el cual los estudios médicos se ven ampliamente enriquecidos a la luz de las disecciones cadavéricas, práctica autorizada por el Consejo Real de Castilla en 1551. Esto buscar corregir los errores en que habían caído muchos profesionales instruídos sólo por un saber libresco. Esta provisión real coincide con la aparición de la obra de Montaña de Monserrate. Éste defiende la eficacia de un método basado en la experimentación directa del médico sobre el cuerpo, valiéndose de la vista y el tacto. Es también partidario de la tradición galénica. Escribe en castellano para una difusión más amplia de su obra y se vale de definiciones sencillas asequibles a los que no tienen principios de medicina. La obra está dividida en dos partes, en la primera incluye lo estrictamente anatómico y, en la segunda, un sueño en que se habla de la generación, nacimiento y muerte del hombre. El tratado incluye doce figuras copiadas de la obra de Vesalio.

5.      Castellano.

6.      Texto y Concordancias del Libro de la Anothomia del hombre del Doctor Bernardino Montaña de Monserrate, Biblioteca Nacional de Madrid R3398, ed. de M. A. Balestra y P. Gubitosi, Madison, 1995. El Instituto cuenta con la edición en microficha con estudio histórico preliminar.

 

1.      Instituciones para el aprovechamiento y examen de los algebristas.

2.      Luis Mercado.

3.      1599.

4.      Médico de Cámara de Felipe II y Felipe III, este profesional redacta este estudio de traumatología general, dividido en 25 capítulos. Está precedido por un Privilegio Real y un Prólogo en el que se exponen los objetivos de la misma: instruir a los médicos para curar luxaciones y fracturas y referirse a los artificios e instrumentos a utilizar. Mercado describe la naturaleza de los huesos, señala sus funciones, describe las causas de las luxaciones, el pronóstico y el tratamiento. Desde el capítulo XVI se explaya sobre los diferentes tipos de dislocaciones. Incluye interesantes grabados que permiten vislumbrar cómo se restituían las vértebras mal colocadas mediante el uso de distintos aparatos. El capítulo XVIII detalla las luxaciones de hombro y ocho grabados ilustran cómo reacomodar el hueso. El XXIII se ocupa de las contusiones y lesiones en ligamentos y tendones, y el último capítulo explica las fracturas, su diagnóstico y las formas de curar la lesión.

5.      Castellano.

6.      Texto y Concordancias de Instituciones para el aprovechamiento y examen de los algebristas del Doctor Luis Mercado, Biblioteca Nacional de Madrid R 14133, ed. de L. Ciapparelli, Madison, 1995. El Instituto cuenta con la edición en microficha con estudio histórico introductorio.

 


Home Page                                Volver al Indice

Volver a Textos Médicos